El Arzobispo de Oviedo se alía con una fundación educativa de ideología ultra para gestionar colegios concertados

Sanz Montes cierra un acuerdo con Educatio Servanda, presidida por un empresario constructor con presencia habitual en medios de ultraderecha y que imparte clases en el máster de Vox

Recomendados

Bernardo Álvarez
Bernardo Álvarez
Graduado en psicología y ahora periodista entre Asturias y Madrid. Ha publicado artículos en ABC, Atlántica XXII, FronteraD y El Ciervo.

Hace unos días se sabía que Jesús Sanz Montes, el polémico y lenguaraz arzobispo de Oviedo, había alcanzado un acuerdo con la Fundación Educatio Servanda para compartir la gestión de seis centros escolares en Asturias. Así se ha constituido la Fundación Educatio Servanda Asturias, de cuyo patronato forma parte Sanz Montes, con el objetivo de “la promoción entre los jóvenes de una educación confesional, conforme a los principios y valores propios de la doctrina de la Iglesia Católica”.

Los colegios, todos ellos concertados son los siguientes: en Gijón, el Centro de Educación Infantil San Eutiquio y el Colegio San Miguel; en Corvera el Centro de Educación Infantil Sagrada Familia; en Oviedo, el Colegio Sagrada Familia, y en Avilés el Colegio Santo Tomás y el Colegio San Nicolás de Bari. Este último fue fundado por el sacerdote Ángel Garralda, fallecido en 2022 a los 98 años siendo un franquista irredento que durante casi cuatro décadas celebró en su parroquia una misa-homenaje anual en memoria del dictador, “porque se lo merece”. En 2007, Garralda atacó con dureza a la entonces alcaldesa de Avilés, Pilar Varela, por osar retirarle al autócrata el título alcalde perpetuo de la villa.

No es descabellado imaginar que los nuevos gestores de este y otros cinco centros educativos en Asturias profesan ideas similares. La Fundación Educatio Servanda es una institución sin ánimo de lucro fundada en 2006 por Juan Carlos Corvera, que a día de hoy sigue presidiendo la entidad. A su vez, la Fundación Educatio Servanda es la gestora del grupo Colegios Juan Pablo II, titular de varios centros concertados en Madrid y Andalucía que suman más de 5.000 alumnos. La misma fundación también imparte, en colaboración con el CEU, un Máster Propio en Dirección de Centros Educativos Católicos con un precio de 3.900 euros.

El presidente de la Fundación Educatio Servanda, Juan Carlos Corvera (centro) junto al arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes

Corvera es un empresario que, entre otros puestos, ocupó la presencia de la constructora CYC. Esta empresa obtuvo en 2008 el permiso para construir en Alcorcón el colegio concertado Juan Pablo II, el primero de los creados por su fundación.

Pero Corvera es también un activista con presencia habitual en medios conservadores y ultracatólicos (en el último año ha sido entrevistado en dos ocasiones en El Debate, un periódico financiado por la Asociación Católica de Propagandistas; así como en El Toro TV o en Forum Libertas) y muy activo comentando la actualidad en sus redes sociales, donde no oculta su simpatía por Vox.

Y algo más que simpatía. Según su propio currículum, Corvera ejerce desde septiembre de 2020 como “profesor de contenidos educativos en el Instituto Superior de Sociología Economía y Política (ISSEP), de Liderazgo y Gobierno”. El ISSEP, dirigido por una sobrina de la ultra francés Marine Le Pen, Marion Maréchal-Le Pen, es una institución académica privada muy cercana a Vox.

Es incuestionable la sintonía que existe entre la fundación y el partido de Santiago Abascal. Hace apenas un año, el vicepresidente de Castilla y León, Juan García-Gallardo, acudía a un acto de Educatio Servanda para elogiar su labor: “Es imprescindible hacer lo que ustedes hacen, dar la batalla cultural” para defender “el estilo de vida rural, la civilización occidental, la importancia de la religión en la sociedad”. Luego, dirigiéndose a Corvera, dijo “que no le quepa la menor duda de que le acompañaremos en esta tarea”.

En el consejo directivo y el patronato de Educatio Servanda figuran otros nombres vinculados a este ecosistema ultraconservador. El más relevante es el del abogado y miembro del Consejo de Estado Alfredo Dagnino, miembro del consejo directivo y secretario del patronato de la fundación. Dagnino ha sido presidente de la Asociación Católica de Propagandistas donde, según el periodista especializado en religión Jesús Bastante, “trató de laminar toda oposición ‘moderada’, poniendo las bases para deconstruir el congreso Católicos y Vida Pública, convirtiéndolo no en un lugar de encuentro para todas las sensibilidades, sino en el ‘think tank’ de la ultraderecha católica”. Dagnino ha sido también presidente de la Fundación Intereconomía y desde el año pasado lidera el equipo responsable de la auditoría jurídica sobre los abusos sexuales en la Iglesia.

En la junta directiva figura también el asturiano Pedro Luis Llera Vázquez, miembro de la Asociación Católica de Propagandistas y director de uno de los colegios de la fundación en la provincia de Cádiz.

Óscar Rivas Pérez es director de comunicación y relaciones institucionales de la Fundación Educatio Servanda y de los Colegios Juan Pablo II, así como miembro de su consejo directivo. Rivas ha publicado en la editorial Homo Legens (en cuyo catálogo se encuentran títulos como Soros, rompiendo España, Eternamente Franco o los escritos por Jorge Buxadé o Eric Zemmour) Misión de audaces, donde narra “las conversiones que no han dejado de sucederse” entre las paredes del colegio de Alcorcón que levantó la constructora de su jefe.

Actualidad

15 COMENTARIOS