Álava y Cantabria, las excepciones que ganan población joven en un norte emisor de emigrantes

El 17% de los asturianos nacidos entre 1981 y 1996 vive en otra comunidad según un estudio publicado por ElDiario.es a partir del Censo de 2021.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Las “leyendas urbanas” existen y podemos ya contabilizarlas. El 17% de los asturianos nacidos entre 1981 y 1996 vive fuera de la comunidad. Según datos de 2021, Asturies atrajo a 13.479 jóvenes de otras comunidades autónomas, pero perdió a 23.643 en beneficio de otros territorios del país, sobre todo la capital, Madrid. Un saldo migratorio negativo, como el de la mayoría de provincias, según los datos que este lunes publica ElDiario.es en un completo y exhaustivo reportaje que analiza los movimientos migratorios internos de la juventud española a partir del Censo de 2021.

Álava y Cantabria son las excepciones dentro de un mapa del norte marcado por la pérdida de jóvenes, sobre todo de los más cualificados. Una dinámica que se repite en la mayor parte de España. Las provincias que ganan jóvenes son la minoría, frente a la mayoría de ellas que los pierden, las del interior sobre todo, pero también Barcelona, Valencia, Bizkaia o Gipúzkoa.

Madrid y Balears son las comunidades que más jóvenes atraen de otras partes de España

Madrid y Balears son las comunidades que más jóvenes atraen de otras partes de España. Toledo, Guadalajara, Málaga, Almería, Girona, Tarragona, La Rioja, Navarra, Huesca, Alcant, Castellón o – sorpresa- Teruel, también son destino de migraciones internas, pero en mucha menor medida.

Asturies atrae población joven de Madrid (17%), León (16%) y Cantabria (7%), pero sobre todo envía a Madrid (31%), Barcelona (7%) y León (6%). El Principado no es un caso aislado en un norte fundamentalmente emisor de población joven. Cantabria y Álvava se libran, por muy poco de esa tendencia, y A Coruña, que pierde, le falta muy poco para empatar, ya que tiene una fuerte capacidad tractora y emisora a la vez.

La falta de buenos empleos, pero también de atractivos culturales y de ocio, las ganas de aventura o el propio envejecimiento de las localidades de origen, motivan este movimiento de jóvenes a otras comunidades según el Centro de Estudios Demográficos.

Actualidad

1 COMENTARIO