Bande reivindica el legado “nacional, pero no nacionalista” de la izquierda asturiana de los 30

El escritor y cineasta presenta el poemario "El Paisaxe Belixerante", mientras ultima su nueva película, "Retaguardia".

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Un grupo de milicianos y milicianas leen en voz alta en el Mazucu textos de Juan Antonio Cabezas, periodista republicano, corresponsal en los frentes del diario socialista asturiano Avance durante la Guerra Civil. La escena se rodó con vistas a formar parte del metraje de la película “Vaca mugiendo entre ruinas”, pero finalmente su director, Ramón Lluis Bande, la eliminó del montaje. Con la proyección de esa secuencia eliminada del montaje arrancó este jueves la presentación carbayona de “El Paisaxe Belixerante”, un libro de poemas que Ramón Lluis Bande define como su nueva película.

Transitando del montaje cinematográfico al montaje literario, Bande toma fragmentos de las crónicas y artículos de guerra del diario Avance para componer un poema hecho de fragmentos periodísticos, y que, según sus propia palabras, “podría estar dentro de un cuadro de Evaristo Valle”. El pintor gijonés es desde hace un tiempo una de las principales inspiraciones estéticas del cineasta y escritor, responsable de títulos como “Cantares de una revolución” y “Cuaderno de la guerra”.

Ramón Lluis Bande. Foto: Alisa Guerrero

Frente a la voluntaria frialdad y el “atar en corto las emociones” que Bande confiesa siempre cuida en su cine, reconoce por el contrario que en la literatura busca una escritura mucho más emocional, aunque rehúya la primera persona.

Bande, que ha dedicado la mayor parte de su cine y su literatura al movimiento asturiano de los años 30, se define como un “hombre que cava” sobre una obsesión. En ese sentido admitió su fascinación y su “señaldá disidente” con respecto a una izquierda asturiana de los años 30 fuertemente enraizada en su territorio, “obrera y campesina”, “nacional sin ser nacionalista”, “soberanista sin dexar de ser internacionalista”. Para el autor de “El paisaxe belixerante” la izquierda asturiana del siglo XXI tiene “todo un capital simbólico que explotar ahí” y una tradición política a la que mirar de cara a afrontar los problemas del presente. “La izquierda asturiana de los años 30 tendría muncho que dicir nel debate territorial actual”, apuntó Bande, que resumió esta histórica posición en un federalismo plurinacional y de clase, solidario con respecto a los demás pueblos de España.

En la presentación de su nueva obra en la Librería Matadero Uno, junto al también cineasta Tito Montero, reivindicó el legado de una izquierda que teorizó poco, pero tuvo una dilatada práctica, sobre todo durante la Guerra Civil, cuando tuvo la oportunidad de construir durante algo más de un año un país socialista. Sobre eso irá precisamente su próxima película, “Retaguardia”, con fotografías de Constantino Suárez, música de Sara Muñiz y una colaboración de Nacho Vegas. La película se encuentra en estos momentos en fase muy avanzada de producción.

Actualidad