“La buena noticia es que Asturias vaya a tener una filmoteca”

Pedro Roldán, presidente de la Cultural Gijonesa considera que una Filmoteca Asturiana y un FICX en La Tabacalera de Cimavilla tendrían efecto multiplicador.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Gijón y el cine son dos de las grandes pasiones de Pedro Roldán (Gijón, 1971) y esta semana ha contribuido a alinearlas con una propuesta que ha removido el tablero cultural asturiano: que la ciudad sea la sede de la futura Filmoteca Asturiana. Trabajador de EMTUSA y presidente de la Sociedad Cultural Gijonesa, Roldán no construye castillos en el aire, pero pide no renunciar a la ambición de tener en Asturias un buen centro dedicado a la exhibición y conservación del cine, tal y como pasa en el resto de comunidades. “Lo bueno de esta propuesta es que nace de abajo a arriba” afirma sobre el proyecto, que defienden de manera colegiada la Cultural Gijonesa, el Ateneo Obrero, Gesto y el Ateneo Jovellanos, y que ha recabado el apoyo de la alcaldesa Carmen Moriyón.

¿Por qué Asturias necesita una Filmoteca?

Asturias tiene que acabar con la anomalía de ser la única comunidad sin filmoteca. El audiovisual tiene un potencial cultural y económico enorme y además tenemos parte de nuestra memoria en Madrid. Por todos esos motivos queremos una filmoteca que puede dinamizar la industria creativa y fortalecer la cultura asturiana.

¿Por qué en Gijón y no en Oviedo en La Vega?

Creemos que Gijón dispone de la capacidad para albergar ya la filmoteca, quizá primero en la Laboral y cuando esté habilitada en La Tabacalera. El FICX va a estar en la Tabacalera. Tener en el mismo espacio uno de los mejores festivales de cine de España sería multiplicador. Lo que no se puede llamar es Filmoteca a lo que hubo durante algún tiempo en la biblioteca del Fontán de Oviedo. Estamos hablando de una infraestructura que necesita una buena sala de cine, almacenes, laboratorio… Eso Gijón lo puede aportar, con una tradición cinéfila que está ahí. No sólo el FICX: también aquí están Peor Imposible, la Cinemateca y Corto Gijón. Gijón tiene una tradición de cine que arranca en 1896, con los inicios del cinematógrafo en España.

Ahora todo el mundo se acuerda de la Filmoteca para pedirla para su ciudad

No hacemos un planteamiento contra nadie. La buena noticia es que Asturias vaya a tener filmoteca, e insisto, tiene que ser una filmoteca potente, no podemos repetir errores. También quiero dejar claro que una filmoteca con sede en Gijón es compatible con ciclos itinerantes por Asturias, como pasa ahora con la Cinemateca de Laboral.

Actualidad