La semana que volvimos a comprar el Calatrava

Vecinos y oposición reclaman la compra de la residencia de oficiales del Milán y critican el contraste con el rescate del fallido edificio de Buenavista

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Tras la reclamación de los vecinos, secundada por el grupo municipal de IU-Convocatoria por Oviedo/Uviéu, el PSOE ovetense también se suma a las voces que piden la compra del la antigua residencia Comandante Vallespín para darle un uso público. El concejal socialista Jorge García Monsalve ha destacado lo ajustado del precio de licitación, 555.000 euros, frente a los 1,8 millones que pedía inicialmente el Instituto de Vivienda, Infraestructuras y Equipamientos de la Defensa.

En opinión del edil, en el momento en que el equipo de gobierno ha anunciado la adquisición de las plantas comerciales del Edificio Calatrava al fondo de inversión suizo Varia por 4,8 millones de euros, pese a reconocer que no tienen ningún plan de uso previsto, no cree que haya “ningún problema en gastar medio millón” en la adquisición de un inmueble que dará servicio a más de 30.000 vecinos.

Francisco Alonso, Santiago Camporro y José Sariego, de las asociaciones vecinales. Foto: Kike Gallart

Las asociaciones vecinales de Pumarín y Teatinos también han denunciado el contraste entre la inversión en el fallido Calatrava y el olvido de los barrios populares de Oviedo/Uviéu. Desde el movimiento vecinal llevan una década reclamando la conversión de este edificio de cinco plantas en un centro social y biblioteca. “Somos 30.000 vecinos y tenemos una biblioteca de 100 metros cuadrados” denuncia Santiago Camporro, de la Asociación Paulino Vicente.

El inmueble, de más de 1.200 metros cuadrados construidos, está ubicado en la calle Teniente Alfonso Martínez, entre el campus de El Milán y la iglesia de Santuyano. Durante el tripartito Somos Oviedo/Uviéu defendió su adquisición, pero la propuesta no llegó a prosperar. Ahora, con la rebaja planteada por Defensa se abre una nueva oportunidad para su compra y reconversión en equipamiento público. El edificio fue construido en 1957.

Actualidad