El Principado presenta un nuevo protocolo para episodios de contaminación del aire

Se extenderá a todo el territorio asturiano, fuera del área central, e incluirá también otros tipos de polución.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El nuevo protocolo para episodios de contaminación del aire extenderá su ámbito de aplicación a toda la comunidad, incluyendo, por primera vez, los municipios rurales, e incorporará dos nuevos contaminantes entre los parámetros para activar el plan -el dióxido de azufre (SO2) y el ozono (O3)-.

El Gobierno de Asturias ha actualizado este documento, vigente desde 2018, que establece el marco de actuación y las medidas para hacer frente a episodios puntuales de concentraciones de determinados contaminantes atmosféricos superiores a los niveles permitidos.

La consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, Nieves Roqueñí, ha presentado este jueves las principales novedades que recoge el texto al que, desde mañana, se pueden presentar alegaciones durante veinte días.

Roqueñí ha destacado que la actualización se ha llevado a cabo en línea con el plan marco de acción a corto plazo en caso de episodios de alta contaminación, publicado por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Nuevos umbrales

A las aglomeraciones de Oviedo y Gijón y las zonas de Avilés y de las cuencas que estaban incluidas en el plan, ahora se suman las áreas rurales, que incluyen todo el territorio que queda fuera de las cuatro citadas anteriormente.

La segunda novedad es la modificación del umbral de las partículas inferiores a 10 micras (PM10) para la activación del protocolo en su nivel preventivo.

Así, el protocolo se pondrá en marcha en nivel preventivo cuando en una misma estación se superen durante tres días consecutivos concentraciones de partículas de 40 microgramos por metro cúbico (40 µg/m3), frente a los 45 µg/m3 actuales.

En el caso del umbral de alerta, se mantiene en 75 µg/m3, más exigente que el establecido a nivel estatal en el plan marco de acción, que se sitúa en 80 µg/m3.

La tercera novedad es la inclusión de dos nuevos contaminantes para la activación del protocolo: el dióxido de azufre (SO2) y el ozono (O3), recogidos también en el plan estatal.

Finalmente, la cuarta novedad consiste en que para la activación por concentraciones de partículas PM10 y PM2,5 también se tendrá en cuenta la existencia de pronósticos de intrusiones de polvo sahariano, además de la concurrencia de fenómenos meteorológicos desfavorables como escenarios de baja ventilación e inversiones térmicas.

Mejora de la calidad del aire
El protocolo contempla la elaboración de un informe de seguimiento anual de los episodios de contaminación en Asturias y define indicadores para determinar la eficacia de la activación de las medidas adoptadas.

La consejera ha señalado que la calidad del aire en el Principado ha mejorado “mucho”, a pesar de haberse registrado 22 episodios de aumento de la contaminación desde 2018, que se han concentrado en los meses de invierno.

“Hay más días de estabilidad atmosférica en invierno que hacen que la concentración (de partículas) se difunda peor”, ha explicado la consejera.

Sanción a EBHI

Roqueñí ha apuntado que el protocolo no incluye sanciones a empresas por incumplimientos en los niveles de emisión, dado que esa cuestión se recoge en las autorizaciones ambientales integradas a las que están sujetas.

A este respecto, la consejera y el director de Calidad Ambiental, Pablo Luis Álvarez, han comentado que hay una propuesta de sanción para la terminal de estiba de graneles del puerto El Musel, EBHI, que ya ha presentado un plan preventivo y de actuaciones que se está revisando por parte del Gobierno asturiano.

Actualidad