El PP mantiene su oposición a negociar la oficialidad del asturiano

Barbón ha garantizado que la proposición de ley de reforma del artículo 4 del Estatuto irá al parlamento asturiano.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha pedido este jueves al PP que “recapacite” sobre su postura de rechazo a la oficialidad del asturiano, cuyo modelo se construiría con el “consenso” de todos los grupos parlamentarios. El Partido Popular ha insistido en su rechazo a una oficialidad del asturiano que supondría obligatoriedad “en todos los niveles” y “división” entre los asturianos, y ya le ha advertido de que su grupo parlamentario “no va a negociar reforma alguna” del Estatuto de Autonomía.

El jefe del Ejecutivo asturiano ha presidido una reunión con todos los partidos con representación en la Junta General, salvo Vox, y el presidente de la Academia de la Llingua Asturiana (ALLA), Xosé Antón González Riaño, quien ha presentado una propuesta de reforma del artículo 4 del Estatuto de Autonomía, relativo al asturiano.

Tras el encuentro, en el que Queipo ha expresado su rechazo a una oficialidad que supondría obligatoriedad “en todos los niveles”, Barbón ha marcado “como fecha tope” el 11 de junio para que los grupos parlamentarios fijen posiciones y para que aquellos que están de acuerdo impulsen una reforma del artículo 4.

“Hay tiempo para que recapacite. Espero que haya un acuerdo mayoritario”, ha dicho al PP presidente del Principado, quien ha recalcado que hacer oficial la lengua asturiana daría cumplimiento al artículo 3 de la Constitución Española.

Barbón ha garantizado que la proposición de ley de reforma del artículo 4 del Estatuto irá al parlamento asturiano, cuya aprobación sólo requeriría de una mayoría simple.

A continuación, sería una comisión parlamentaria la encargada de cerrar la reforma del artículo 4, que finalmente debería ser aprobada con una mayoría reforzada de las tres quintas partes de la Junta General (27 escaños de los 45 escaños) al tratarse de una reforma estatutaria.

Barbón ha comentado que, aunque no se consigan esos números, habrá, al menos, una “mayoría parlamentaria” tras sostener que el apoyo ciudadano a la oficialidad de la lengua asturiana “es una realidad cada vez mayor”.

“Estoy convencido de que, al final, si el PP no vota sí, al menos, se va a abstener”, ha señalado en rueda de prensa tras pedirle al líder de los populares asturianos que dé un “paso valiente” en este sentido.

Al mismo tiempo, el presidente ha explicado que el futuro modelo que se desarrolle se tendrá que definir con el consenso de los grupos parlamentarios, si bien ha comentado que, en el caso de la enseñanza, no habría obligatoriedad en su uso, pero tendría que “formar parte del currículum” educativo.

El planteamiento de la ALLA

La reforma del artículo 4 del Estatuto pasa, según el planteamiento de la Academia de la Llingua, por que los poderes públicos en Asturias, atendiendo a la realidad sociolingüística del asturiano y eonaviego, “han de garantizar el derecho a conocer y usar ambas lenguas”.

Asimismo, la propuesta contempla que “ninguna persona podrá ser discriminada en Asturias por la lengua que libremente elija comunicarse”.

El modelo de oficialidad “garantista” que ha planteado la ALLA tendría un coste anual de 25 millones de euros, se desplegaría de manera íntegra a lo largo de dos legislaturas y su aportación al Producto Interior Bruto regional rondaría el 4 por ciento.

Tras subrayar que el encuentro de este jueves es “inédito e histórico”, el presidente de la ALLA ha asegurado que su modelo no pasa por la “obligatoriedad”.

Según ha comentado, en el ámbito educativo su propuesta no plantea que el asturiano sea lengua vehicular sino que sea una materia curricular, si bien ha explicado que la LOMLOE fija que se podrán establecer exenciones de cursar o de ser evaluados de dicha área en las condiciones previstas en la normativa autonómica correspondiente.

Según su planteamiento, el funcionariado de Asturias, en general, no tendrá “por qué conocer el asturiano”, pero sí los empleados públicos que esté “en contacto con el público” o que “tengan que responder a una estancia o petición por escrito”.

“No quiero un cirujano o un ingeniero de caminos que tenga que saber asturiano. No queremos hacer de la oficialidad un problema, sino asegurar la libertad lingüística”, ha expresado al respecto.

Posiciones del resto de partidos

El portavoz de IU-Convocatoria por Asturies, Xabel Vegas, ha apostado este jueves por un acuerdo por la oficialidad del asturiano “que no suponga una imposición para nadie” y por ello ha pedido sacar “el patrimonio lingüístico” del “combate partidista”.

Vegas ha defendido la necesidad de avanzar en los derechos lingüísticos del asturiano, algo que en su opinión se quedará cojo si no hay un reconocimiento jurídico. Si no fuera posible la reforma estatutaria, Vegas ha apostado por actualizar la Ley de Uso y Promoción del Asturiano.

Por su parte, Covadonga Tomé ha comentado que el primer paso es la reforma del Estatuto de Autonomía para incluir “las lenguas que sean oficiales” y, a partir de ahí, construir “la oficialidad que en Asturias queramos”, con diálogo y consenso.

Respecto a la obligatoriedad de la asignatura de lengua asturiana, Tomé ha apuntado que se trata de una cuestión que “está por definir”, si bien ha matizado que en la actual Ley de Educación están incluidas las exenciones oportunas “para quien no la quiera cursar

El portavoz parlamentario de Foro, Adrián Pumares, ha afirmado que existe una “gran oportunidad” de alcanzar consensos sobre la política lingüística en torno al asturiano, sobre el que considera que “muchas cosas son posibles sin oficialidad”, a través de la Ley de Uso y Promoción del Asturiano.

El parlamentario forista ha emplazado a PSOE y PP a que, ante una negociación para la reforma estatutaria que “nace muerta”, busquen “acuerdos y consensos” en aquello que “parece posible”, como “la reforma de la ley de uso” y la “política lingüística”, ya que “hay muchas cosas que hacer que no se han hecho”.

Actualidad

1 COMENTARIO