Podemos se presenta como la opción pacifista para las elecciones europeas

El candidato y exjefe de Estado Mayor, Julio Rodríguez, visitó La Vega acompañado de los coordinadores asturiano y ovetense de la formación morada.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Julio Rodríguez, ha afirmado este martes en Oviedo que el 9J supone un momento “decisivo” en el que hay que elegir para el continente entre una “ruta de paz”, para lo que “se creó” la Unión Europea, o de “guerra”.

El candidato en la lista de Podemos para el Parlamento europeo y exjefe de Estado Mayor de la Defensa, Julio Rodríguez, ha visitado la Fábrica de Armas de La Vega acompañado de los coordinadores asturiano y ovetense de la formación morada: Diego Ruiz de la Peña y Belén Suárez Prieto. El ex militar ha definido la histórica factoría como un edificio “significativo” sobre el que ve “significativo” que en el convenio acordado entre el Ministerio de Defensa, el Principado y el Ayuntamiento de Oviedo “se utilice esa propiedad” estatal para “especular”. También, ha añadido: “Para alimentar ese régimen de guerra que creemos que nos lleva al desastre en Europa”.

A juicio de Rodríguez, el convenio sobre La Vega representa la “utilización” de un patrimonio del Estado para “especular con el terreno” cuando debería de “ser utilizado” por la población para hacer “uso de su patrimonio cultural”.

El coordinador autonómico de Podemos Asturies, Ruiz de la Peña, ha señalado que algo de lo que no se suele hablar de La Vega es del “incumplimiento” y “falta de desarrollo” del Plan Nacional de Patrimonio Industrial, al que pertenece el conjunto fabril.

Según Ruiz de la Peña este plan “no se ha desarrollado convenientemente” en Asturias, ya que si en su momento se hubiera llevado a cabo un plan especial de protección, habría una “serie de elementos protegidos”, que evitarían “lo que se está planteando”.

Asimismo, ha reivindicado la importancia que adquieren el grupo de “expertos, profesionales y sociedad civil” a quienes “no se les está escuchando”.

Actualidad