La gran industria asturiana ha reducido un 57% sus emisiones de CO2 desde 2005

Asturies ya habría cumplido en 2023 os objetivos de la Unión Europea según la consejería de Transición Ecológica.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Asturies ya habría cumplido el año pasado los objetivos de la Unión Europea de reducción de emisiones de CO2 (dióxido de azufre) fijados para 2030, ha señalado la consejera de Transición Ecológica, Industria y Desarrollo Económico, Nieves Roqueñí.

Según ha indicado, las emisiones contaminantes de las empresas asturianas sometidas al régimen de comercio de derechos de emisión se habrían reducido un 57 por ciento respecto al año 2005, por encima del porcentaje previsto en el paquete de medidas ‘Objetivo 55’ (Fit for 55).

En 2023, las ocho empresas asturianas sometidas al régimen de comercio de derechos de emisión emitieron 10,66 millones de toneladas equivalentes de CO2, ha asegurado la consejera, quien ha destacado el importante esfuerzo realizado por la industria regional para la reducción de las emisiones contaminantes.

“Fabricamos más con menos emisiones de CO2 y estamos alineados con la Ley de Industria de Cero Emisiones Netas aprobada recientemente por la UE, ha remarcado.

En la inauguración de una jornada de trabajo de la ‘Plataforma Tecnológica Española del CO2’, Roqueñí ha indicado que, pese a esta reducción, el 43 por ciento de las emisiones corresponden a las generadas en los propios procesos productivos del vidrio, el acero, el coque o los fertilizantes, que utilizan materias primas que contienen carbono, y, por tanto, son de difícil abatimiento.

Es decir, no es posible actualmente su descarbonización, ha comentado al respecto.

Ha destacado, por ello, el “potencial” de Asturias para trabajar en el desarrollo de tecnologías de captura, almacenamiento, transporte y usos del CO2, y ha puesto en valor los proyectos impulsados por Hunosa, ArcelorMittal, el INCAR-CSIC o la capacidad de empresas tecnológicas como Idesa para la fabricación de grandes equipos de almacenamiento del carbono.

Actualidad