Millenials: el arte de la generación que creció con internet

Una extensa muestra en LABoral se acerca a la producción artística de los creadores y creadoras nacidos entre 1981 y 1996.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Los millenials son personas con edades comprendidas desde 27 a 42 años, lo que cronológicamente les ubica entre 1981 y 1996. El calificativo se les da porque alcanzaron la edad adulta precisamente con la llegada del milenio. Son la generación que nació en hogares con televisiones en color, eran niños y niñas cuando la Guerra Fría llegaba a su fin, jugaron con videojuegos en su infancia y adolescencia, crecieron con internet y llegan a la edad adulta en plena eclosión de la inteligencia artificial. Es también la generación que protagoniza la nueva exposición de LABoral Centro de Arte, una muestra de grandes dimensiones comisariada por Pablo De Soto, director del centro de arte gijonés.

La tecnología, siempre como una mirada crítica y reflexiva, podría ser el hilo conductor de una muestra de jóvenes artistas que han creado sus obras en diferentes centros de producción europeos y los muestran ahora en Xixón.

Para De Soto la incorporación de la tecnología a la vida cotidiana y las relaciones interpersonales “marca el arte de la generación millenial”, y por eso los grafismos de la exposición han querido jugar con la estética digital de los años 80 y 90, cuando los creadores eran todavía unos niños, e internet y la informática personal eran algo todavía primitivo e incipiente.

Las cuestiones medioambientales e identitarias también están presentes en piezas de la muestra como “The Pure Voice – Undoing Gender”, una instalación de los zaragozanos OPN Studio que inspirada en las teorías de Judith Butler permite a través de la tecnología digital deconstruir el género y liberarse de los corsés sociales a la forma de ser y estar: “Vivimos en una sociedad muy limitada en la que para muchas personas seguir la norma impuesta es un auténtico infierno”.

La muestra, inaugurada este jueves, podrá verse hasta el 31 de diciembre en LABoral Centro de Arte y Creación Industrial.

Fotos: David Aguilar Sánchez

OPN Studio.
Julia Fernández

Actualidad