Las vidas de Gómez Bermúdez: juez del 11M, abogado de los pasteleros de La Suiza y defensor del hijo del dictador guineano

Carmelo Ovono Obiang, nuevo cliente del abogado del despacho Ramón y Cajal, está acusado de secuestro y torturas a cuatro opositores.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Ex presidente de la sala de lo penal de la Audiencia Nacional, magistrado en varios procesos al GRAPO, ETA y la izquierda abertzale, del “Caso Pandora”, y sobre todo mediático juez del 11M, nada es ajeno en el mundo del derecho a Javier Gómez Bermúdez, un experto en derecho penitenciario que también ha ejercido en escándalos económicos como el “Caso Banesto”, “PSV” y “KIO”, el “Caso Bárcenas” o “Caja Madrid”

Cabeza afeitada, imagen de tipo duro, pero siempre de punta en blanco, a lo Telly Savalas en “Kojak”, el malagueño es considerado el inspirador de la llamada “Doctrina Parot”, tumbada en 2013 por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH). El “Caso Couso” comprometió su imagen pública, aunque sin llegar a truncar su carrera judicial. Unos cables telegráficos desvelados en 2010 por Wikileaks revelaron sus contactos con la Embajada de los EEUU en España en relación a la muerte del cámara de Tele 5 José Couso, asesinado en abril de 2003 en Bagdad, durante la invasión de Irak, por fuego del Ejército norteamericano. Considerando que varios funcionarios habían jugado en favor de los intereses del Gobierno norteamericano para encubrir a los militares implicados, la familia del reportero fallecido denunció a Gómez Bermúdez, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido y el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, por “conspiración” para paralizar las investigaciones sobre el asesinato.

Unos cables telegráficos desvelados en 2010 por Wikileaks revelaron sus contactos con la Embajada de los EEUU en España

Nada es en todo caso blanco o negro en la historia de Gómez Bermúdez, y es que a pesar de estar asociado al ala más derechista de la magistratura, en su larga carrera tampoco han faltado los choques con el PP, cuya financiación investigó. Durante el juicio del 11M también fue objeto de las críticas de los medios derechistas que alimentaron la teoría de la conspiración sobre los atentados de Madrid.

Una nueva vida como abogado

En 2018 solicitó una excedencia y colgó la toga de juez para convertirse en abogado del prestigioso despacho Ramón y Cajal. Es en esta nueva vida cuando la familia de la pastelería La Suiza contrata los servicios de Gómez Bermúdez para su exitosa batalla judicial contra los sindicalistas de CNT. Este lunes Pablo Álvarez Meana le felicitaba por sus servicios y la ratificación del Supremo en la condena a los “reos anarquistas”.

Recientemente El Español, periódico de su viejo enemigo Pedro J. Ramírez, publicaba que sus servicios habían sido contratados por personas muy vinculadas al régimen de Guinea Ecuatorial: el exdirector general de la petrolera estatal Eliseo Nzeng Eneme Novoa y Carmelo Ovono Obiang, Secretario de Estado Encargado de la Seguridad Exterior. En el caso del segundo, hijo del dictador guineano Teodoro Obiang, el asunto es particularmente escabroso. Está investigado por su presunta participación en el secuestro y tortura de cuatro opositores guineanos residentes en España.

Actualidad

1 COMENTARIO