Los parques de baterías deberán estar a un mínimo de un kilómetro de núcleos poblacionales

El Gobierno promete un despliegue "ordenado" para la instalación de estos sistemas de almacenaje de energía renovable.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El Gobierno de Asturies establecerá que la distancia mínima para la implantación de parques de baterías sea de un kilómetro respecto a los núcleos de población urbanos y rurales y de 500 metros en relación a las instalaciones ganaderas o masas forestales autóctonas.

Según han explicado en rueda de prensa el consejero de Ordenación de Territorio, Ovidio Zapico, y la titular de Transición Ecológica, Nieves Roqueñí, se fijará como excepción a esta distancia si se ubican en suelos degradados o que permanezcan ociosos y que anteriormente hayan albergado una actividad industrial, energética o minera.

Con todo, han recalcado que la prioridad del Ejecutivo asturiano es que estos sistemas de almacenaje se implanten en suelo industrial.

Así se recogerá en una instrucción que el Gobierno del Principado prevé tener aprobada en un plazo máximo de cuatro semanas, tras el visto bueno de la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio (CUOTA).

Unas “recomendaciones y principios” con las que administraciones locales y empresas podrán trabajar y que, posteriormente, se configurará como un decreto que se estima esté aprobado a finales de año, previa modificación del plan normativo del Gobierno asturiano.

Despliegue “ordenado”

En rueda de prensa, ambos consejeros han reiterado que se respetará la autonomía de los ayuntamientos, al tener competencia en planes de ordenación.

Roqueñí ha garantizado que el Gobierno trabaja en un despliegue “ordenado” para la instalación de estos sistemas de almacenaje de energía.

Actualmente, hay 170 solicitudes de empresas interesadas en implantar parques de baterías en la comunidad, de las 47 están, en este momento, en distintos trámites administrativos o ambientales.

En total, son 35 las peticiones que están en periodo de información pública, ha detallado la consejera.

Por su parte, Zapico, que este jueves ha mantenido un encuentro con miembros de la plataforma ‘Baterías No’, ha destacado que su consejería y la que dirige Roqueñí están trabajando de forma coordinada en un asunto que está generando “preocupación vecinal en el medio rural”.

El marco regulatorio que ha planteado el Ejecutivo es “mucho más rápido” y garantista que la moratoria reclamada por los grupos en el parlamento autonómico, ha insistido. 

Actualidad