Ryanair y Volotea encabezan las reclamaciones de los consumidores asturianos

La Unión de Consumidores denuncia que las aerolíneas se enriquecen por el desconocimiento de los usuarios sobre sus derechos.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Según los datos de la UE, las compañías aéreas se quedan cada año en Europa 900 millones de los consumidores. ¿El motivo? Los clientes no presentan reclamaciones por abusos, cancelaciones y retrasos, y las aerolíneas se quedan con las indemnizaciones. Desde la Unión de Consumidores de Asturias animan a los usuarios: “Al no reclamar avalamos la mala calidad del servicio”.

Dacio Alonso, presidente de la Unión, recordó que Ryanair, la compañía con más reclamaciones en Asturies, cuarenta, ganó el año pasado 1.920 millones de euros: “Las compañías se enriquecen con los abusos, porque en la mayoría de los casos les salen gratis”. Entre estos abusos están cobrar por llevar equipaje de mano a bordo, cobrar por selección de asiento de niños y personas dependientes, impresión de tarjetas de embarque u ofertas gancho fraudulentas.

Dacio Alonso. Foto: Alisa Guerrero

Para la Unión de Consumidores la futura Ley de Atención al Cliente debería contemplar la “indemnización de oficio”, y así evitar el trabajo que supone presentar reclamaciones. “Los consumidores suelen desconocer los derechos”, expuso Alonso, que considera que las sanciones del Estado a los abusos de las aerolíneas no desincentivan estas prácticas.

Después de Ryanair, Volotea con 38 reclamaciones, Iberia con 24 y Vueling con 20 encabezan el ranking de quejas de usuarios y usuarias.

Actualidad