Oviedo: Ayuntamiento e inversores se saltan el confinamiento para cerrar la “Operación San Lázaro”

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Tras más de una década de parálisis el viejo proyecto de las torres de San Lázaro vuelve a ver la luz. Se trata de una ambiciosa operación urbanística que cuenta con el respaldo empresarial de Carlos Álvarez Naves, dueño del Silken Hotel Monumental, y la firma del prestigioso arquitecto navarro Patxi Mangado, conocido en la región por haber sido el responsable de la reforma del Museo de Bellas Artes. Mangado se saltó ayer la cuarentena desplazándose desde la comunidad foral hasta la capital asturiana para asistir a una reunión con el edil de urbanismo, Nacho Cuesta (Ciudadanos), el técnico municipal, Ignacio Latierro, y el grupo de inversores privados que aspiran a construir dos edificios de 70 metros de altura y 180 viviendas en la parcela pública que durante años ocupó el IES de San Lázaro.

El bipartito conservador está muy interesado en cerrar cuanto antes esta operación inmobiliaria, hasta el punto de no recurrir a una videoconferencia, sino optar por una reunión presencial, saltándose el confinamiento. Cuesta lleva días anunciando que el Ayuntamiento va a dar prioridad a esta gran operación que cuenta con un obstáculo importante para su realización: la parcela en la que se pretende construir las viviendas privadas está reservada en el Plan General de Ordenación Urbana de 2006 para equipamientos. Modificar esto exigiría un Plan Especial.

En 2007 los terrenos del antiguo instituto pasaron a manos de la constructora semipública SEDES, en el marco de la llamada “Operación de los Palacios”, pactada en 2007 por el Ayuntamiento de Oviedo/Uviéu y el Gobierno autonómico. Eran los años de Gabino de Lorenzo y Vicente Álvarez Areces, justo en la recta final del gran “boom inmobiliario” español de finales del siglo XX y principios del siglo XXI. Luego llegarían las crisis y la quiebra de SEDES, una empresa inicialmente pensada para obra pública, pero que se arruinaría en el transcurso de operaciones inmobiliarias de dudosa utilidad social, muy poco acordes con sus fines iniciales . Tras una dura lucha de sus trabajadores por defender sus puestos de empleo, la constructora pasaría a manos de Liberbank, que a su vez terminaría vendiendo esta parcela al grupo de inversores privados que hoy encabeza el empresario Carlos Álvarez.

La parcela en la que se pretende construir viviendas privadas está reservada en el PGOU de 2006 para equipamientos

A pesar de este laberíntico viaje de un centro de enseñanza secundaria al proyecto de dos torres de viviendas de gama media-alta, el Principado aún conserva un 15% de los aprovechamientos urbanísticos. De momento no se ha pronunciado públicamente al respecto. Los empresarios de la “Operación San Lázaro” ya han anunciado su intención de construir instalaciones deportivas y otros equipamientos en los bajos del complejo residencial.

El proyecto ha estado desde sus inicios rodeado de polémica. Parte del vecindario se opuso en 2008 a él, por considerar que la prioridad para el barrio debían ser los equipamientos públicos y no la construcción de vivienda privada. Mangado llegó a presentar sus ideas en una asamblea abierta donde defendió los beneficios del proyecto para San Lázaro y Otero. La mayoría de vecinos le respaldaron, pero una minoría siguió manifestando su disconformidad. Durante el gobierno de izquierdas en la capital asturiana, la concejalía de urbanismo, en manos de SOMOS Oviedo/Uviéu, apostó por mantener el uso de la parcela como equipamiento. Con el cambio de signo político en el Ayuntamiento, las derechas han decidido dar máxima prioridad a esta operación privada sobre otros proyectos públicos como el Bulevar de Santuyano, que sigue paralizado, a pesar de contar con 10 millones de la UE para su realización. De momento Nacho Cuesta, concejal de urbanismo, no se ha referido a posibles aprovechamientos públicos en la parcela, sino únicamente a su “voluntad política” de sortear el atasco de licencias y acelerar así los trámites para el inicio de las obras.

- Publicidad -spot_img

Actualidad

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here