Conecta con nosotras

Cultura

Los campos de concentración asturianos

Casi un millón de presos políticos pasaron por los 296 campos franquistas, de los cuales 12 estuvieron en Asturies.

Ilustración: Mybro.

Cuando hablamos de campos de concentración, siempre tenemos la imagen de los que crearon los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, como señala el investigador Carlos Hernández en su libro “Los campos de concentración de Franco”, este mecanismo represivo es muy anterior. Por supuesto, existieron durante la España de la Guerra Civil y dictadura franquista. En Asturies en esos años, también.

Desde que se creara el primero, dos días después del golpe de Estado militar, el 19 de julio de 1936, en la ciudad de Zelúan, en el antiguo Protectorado de Marruecos, se establecieron un total de 296 campos de concentración por toda la geografía española. En plazas de toros, campos de fútbol, conventos, colegios… Según el propio Carlos Hernández, hubo entre 700.000 y 1.000.000 de internos en estos lugares, sin ningún tipo de juicio previo.

Pasaron una media de 5 años internados. Sobre todo eran combatientes republicanos, aunque también había militantes de izquierdas que ni siquiera habían pisado el frente de batalla. El último campo de concentración oficial relacionado con la Guerra Civil se cerró en Miranda de Ebro en 1947. A partir de finales de los años 40 y 50, hubo los llamados “campos de concentración tardíos” para prisioneros de guerra marroquíes o para “reeducar” a homosexuales. En todos estos lugares se practicaba la tortura, los trabajos forzados y los fusilamientos.

En Asturies hubo un total de 12 campos de concentración que fueron los siguientes

Ciudad/concejoTiempo que operóNúmero de reclusos y lugar aproximado.Que alberga en la actualidad ese lugar.
Avilés (La Vidriera de Orobio y Compañía)Diciembre 1937-Noviembre 1939Más de 2000 prisioneros. Como centro de torturas funcionó la Quinta Pedregal, en la que, según el historiador Pablo Martínez Corral, murieron 450 personas.Centro Municipal de Arte Moderno
Candás (Fábrica de Conservas Portanet)Noviembre 1937- Septiembre 1939Supero su capacidad máxima de 1500 prisionerosEl edificio fue destruido
Figueras (playa de Arnao)Agosto 1937-febrero 1943Primero fue utilizado para prisioneros de guerra y después para colaboradores de la guerrillaHay un monolito que recuerda que ahí estuvo el campo
Coaña-Ortigueira (ubicación desconocida)Agosto 1937-Abril 1938.

Gijón (plaza de toros de el Bibio y fábrica Harinera Gijonesa)Octubre 1937-abril 1938
La fábrica desapareció, pero la plaza de toros sigue en funcionamiento.
GradoOctubre 1937-abril 1938El pueblo fue rodeado por alambradas. En el chalet de Patallo se realizaban torturas.El chalet permanece en pie. Pero abandonado desde hace años.
Infiesto (ubicación desconocida)Octubre-noviembre 1937Campo aparentemente provisional
Llanes-Celorio (monasterio San Salvador)Octubre 1937-abril 1938Hubo dos campos, aunque uno de ellos de ubicación desconocida.El monasterio se sigue conservando.
Luarca-Canero (teatro y monasterio de Canero)Agosto 1937-abril 1938.Primero funciono como campo el teatro y después el monasterio de Canero.
Navia-AndésOctubre 1937-abril 1938Varias localizaciones, entre ellas, un cine.
OviedoOctubre 1937- abril 1938Manicomio de la Cadellada.La mayoría del edificio fue destruido, salvo uno de los pabellons, utilizado para hacer el Hospital Universitario Central de Asturias.
Pola de SieroOctubre-noviembre 1937.Ubicación desconocida.
Datos extraídos de “Los campos de concentración de Franco” de Carlos Hernández.

Como se puede ver, hay muchos datos que se desconocen sobre los campos de concentración franquistas, como por ejemplo, el número de presos que llegaron a albergar algunos de ellos. Frente a la estricta burocratización de estos lugares que realizaban los nazis, en la España franquista no se hacía un conteo tan exhaustivo de prisioneros. Y de momento, no se han encontrado más listados de presos en campos de concentración. Pero sí que algunos archivos se han encontrado algunas listas.

El monasterio de San Salvador, en Celorio, funcionaría como campo entre 1937 y 1938.

Por ejemplo, en la Fundación Francisco Franco, hay un listado de octubre de 1939, de 241 personas relacionadas con la guerrilla, clasificadas en los siguientes motivos: familiar de huidos, ayuda a los huidos, proteger a los huidos, suministrar a los huidos, encubridor de huidos y enlace de los huidos. Fueron arrestadas y trasladadas al campo de concentración de Figueras. Mención especial también tiene que tener el campo de concentración en el convento de San Marcos, en León, donde centenares de republicanos asturianos pasaron las penurias, el hambre y la represión de los franquistas.

En la mayoría de estos campos no hay ni siquiera un monolito o una placa que recuerde que ahí hubo un campo de concentración (únicamente en el de Figueras y en la Quinta Pedregal). Ya es hora de que también se reconozca que en Asturies, como en todo el país, se vivió el horror de los campos de concentración.

Pablo Tata Alcántara
Escrito por

Es historiador. Como investigador se ha en centrado en la historia de la represión franquista.

1 Comentario

1 Comentario

  1. Pingback: Jesús Lizano: mamífero, poeta y místico - Nortes | Centradas en la periferia

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más leído

Cachondeo en las redes con el “carril bici” de Canteli

Actualidad

¿Dónde están los empleos de la transición energética?

Actualidad

“La educación no es una prioridad para el gobierno de Canteli”

Entrevistas

“¡Abre un puto libro!”

Cultura

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes