Conecta con nosotras

Actualidad

La sal donada a Madrid no sobraba en Asturies

El frío provoca que las placas de hielo se acumulen en las vías de montaña. Vecinos constatan que la sal distribuida es insuficiente.

Salvando el suceso de La Raya (San Isidro), con un operario fallecido y otro desparecido a causa de un alud, los efectos del temporal de nieve en los pueblos de montaña de Asturies no han sido muy diferentes de los de cualquier otra nevada copiosa. Nada a lo que cabraliegos, ponguetos, ayeranos, somedanos o cangueses no estén acostumbrados. Algún apagón (como el ocasionado por la caída de un torreta en Cienfuegos, Quirós) , cortes de carretera hasta que llegue la quitanieves, no pasa el panadero… y hielo en la carretera. Mucho hielo.

No ha pasado desapercibida entre los vecinos de la montaña asturiana la generosidad del Gobierno autonómico, donando 350 kilos de sal a la Comunidad de Madrid. La razón es que el hielo también está causando graves riesgos de circulación en muchas carreteras secundarias de Asturies, y la limpieza de sal resulta insuficiente.

La carretera de Beleño a Sobrefoz “es prácticamente una placa de hielo”

Es el caso de Sobrefoz, en Ponga. En declaraciones a Nortes desde el restaurante Casa Benigna, explicaban que la carretera entre Beleño y esta localidad “es prácticamente una placa“. “La cantidad de sal que están echando es insuficiente, y la vía está muy peligrosa”, afirman.

Placa de hielo en Taxa (Teberga). FOTO: Nortes.

Una situación parecida nos han descrito desde Teberga, concretamente desde el pueblo de Taxa. Una vecina de la población ya ha tenido un pequeño percance al recibir el impacto de un coche que patinó. Afirma que la quitanieves suele pasar una vez al día, pero que las placas de hielo siguen sobre el asfalto. “Cuando el otro día leí la noticia de que Asturies donaba 350 kilos de sal a Madrid me indigné, porque aquí nos están diciendo que no hay sal suficiente para limpiar la carretera”, se queja la tebergana que tiene que recorrer a diario los diez kilómetros que separan su pueblo de Entragu.

En Cortes (Quirós) la carretera también tiene numerosas placas de hielo,y solo es accesible para todoterrenos. El responsable de Casas Prieto, un establecimiento de turismo rural, nos confirma que también hay mucho hielo en la calzada, especialmente desde Santa Marina, y que la distribución de sal no es suficiente para hacer que se derrita.

Carretera de Taxa (Teberga). FOTO: Nortes.

Se trata sin embargo de una situación que se repite cada año, si bien las bajas temperaturas de este momento están actuando como agravante. Los habitantes de estas zonas están acostumbrados y preparados. Otro vecino de Tolinas (Grau), recuerda que la mayoría de las casas cuentan con congelador, y con un vehículo todoterreno con ruedas de tacos, además de una motosierra siempre en el maletero por si hay árboles caídos bloqueando el paso.

En el momento de redactarse esta pieza, siete puertos de montaña y cinco carreteras siguen cerrados al tráfico. Otros 15 puertos de montaña y cincuenta carreteras requieren el uso de cadenas.

David Artime
Escrito por

Periodista y escritor. En 2009, ganó el premio de narrativa en lengua asturiana de la editorial Trabe con la novela "La Bufanda", en la que aborda el mundo de los ultras de fútbol.

Comentarios
Advertisement

Lo más leído

Una mentira interesada: la crisis del sistema público de pensiones

Opinión

¿Qué se debe hacer para bajar el recibo de la luz?

Opinión

“Menéndez seguirá debiendo favores para mantenerse en la poltrona tras la fusión”

Actualidad

El caso Scala y la CNT: del montaje policial al mito anarquista.

Cultura

Asociación Cultural Nortes de Asturias © 2020 · Centradas en la periferia

Nortes en redes