“Cada vez se derivan más pacientes a la sanidad privada”

Unas 200 personas han participado este sábado frente a la Junta en la movilización en defensa de la sanidad pública convocada por organizaciones sociales y sindicales de toda España.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y forma parte del consejo de redacción de Nortes.

Más de 200 personas han participado esta mañana en una acción simbólica rodeando la Junta General del Principado para reclamar más recursos para la sanidad pública y la derogación de Ley 15/97 y el artículo 90 de la Ley General de Sanidad. Para Ana Carpintero, enfermera jubilada, sindicalista de la CSI, y una de las promotoras de la movilización, que se ha celebrado en toda España, esa ley del periodo de Aznar “abre la llave a la gestión privada de los hospitales y la sanidad públicas”. Según Carpintero, los gobiernos socialistas asturianos han sido más sutiles que otros, pero también a través de un organismo público como GISPASA han ido introduciendo cada vez más a las empresas privadas en el día a día del sistema sanitario autonómico. “Hemos pasado de tener una sanidad modélica a unos presupuestos en los que cada vez se destinan más recursos a conciertos con hospitales privados y se derivan más pacientes a la sanidad privada” señala esta histórica del sindicalismo sanitario.

“Nada nada nada, nada para la privada” es uno de los gritos que coreaban los manifestantes. Pedro, viajante de comercio jubilado, ha criticado que se estén desviando recursos de la sanidad pública a un sistema sanitario “que se ha demostrado que es menos eficiente y de peor calidad”.

Marga, jubilada madrileña aficanda en Oviedo/Uviéu, dice que el deterioro de la sanidad asturiana no es comparable al de la capital, “allí han sido voraces en desmantelar el sistema público”, pero considera que la sociedad debe estar alerta para que no termine pasando lo mismo.

El movimiento pensionista ha sido uno de los colectivos más implicados en la movilización, impulsada por organizaciones en defensa de la sanidad pública, la confederación asturiana de asociaciones vecinales, los sindicatos CSI, CGT y SUATEA, Ecoloxistes n´Aición y Madres por el Clima.

Teresa Dopazo, de la Coordinadora Pensionista, ha denunciado el deterioro de los centros de salud donde “te tardan un día en atender al teléfono porque están saturados”. También pensionista, Nati, se queja de la falta de asistencia presencial y la posibilidad de que las consultas telefónicas se queden para siempre.

El pediatra y ex diputado de Podemos Andrés Ron ha sido uno de los asistentes a la concentración. Esta mañana sostenía a las puertas de la Junta General una pancarta del colectivo STOP Listas de espera. Según Ron “ahora mismo la reivindicación fundamental debería ser reforzar la atención primaria. Necesita apoyo y recursos”.

La movilización asturiana ha concluido con la lectura de un manifiesto en el que se ha recordado que “las listas de espera matan”. Los convocantes han pedido blindar la sanidad pública, reforzar la atención primaria y la prevención, y acabar con las “leyes privatizadoras” que permiten un “trasvase masivo de diner público” a la sanidad privada. Frente a esta tendencia han llamado a movilizarse por desprivatizar y revertir a la red pública recursos a fin de que toda la sociedad disfrute de una “asistencia sanitaria de calidad”.

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here