“La renta básica ha dejado de ser impensable”

El economista catalán Daniel Raventos conversa este jueves con el Llavaderu de Siero sobre Renta Básica y republicanismo.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

El economista Daniel Raventós (Barcelona, 1958) lleva años siendo el rostro visible en España del movimiento en defensa de la Renta Básica Universal. Antes, este profesor de la Universidad de Barcelona, fue empleado de banca, sindicalista de CCOO y director de la revista catalana Demá. Militante de la Liga Comunista Revolucionaria desde finales de los años 70 hasta su disolución en 1991, hoy se define políticamente como un republicano preocupado por las condiciones materiales de la libertad. Por eso vincula el republicanismo al derecho a una vida digna, y por eso el jueves 15 la Asociación Cultural el Llavaderu de Siero y la Red Renta Básica de Asturies le invitan a hablar de “Republicanismo y renta básica”. Un acto patrocinado por Nortes, que podrá seguirse de 20h a 21:30h a través de Zoom. Su último libro se titula “La renta básica, ¿por qué y para qué?” (La Catarata, Madrid, 2021) y explica las ventajas de un modelo por el cual todos recibiríamos una especie de sueldo mensual por el siemple hecho de ser ciudadanos y ciudadanas, independientemente de si luego decidimos, o no, complementarlo con un trabajo remunerado.

¿Qué tienen que ver republicanismo y renta básica universal?

Es la conexión que le damos algunas personas que somos republicanas y que no desconectamos la libertad de los individuos de sus condiciones de existencia. Nuestra idea de libertad republicana es diferente de la idea liberal de libertad, que se desentiende por completo de las condiciones materiales de existencia de las personas. La RBU no garantiza por si sola esas condiciones, pero ayuda a que existan, y con ello a que las personas sean más libres. La Renta Básica es una propuesta de los años 80, pero tiene precedentes históricos más antiguos, que insistían en esa ligazón entre la libertad y las condiciones materiales para poder ejercerla. El “misthos griego” por ejemplo era una retribución o salario para que los ciudadanos libres pobres de Atenas pudieran asistir a la asambleas o ejercer cargos políticos. Se intauró después de las grandes reformas radicales de Efialtes. Más reciente Thomas Paine, el gran revolucionario norteamericano que tuvo el privilegio de participar en la revolución americana y en la revolución francesa propuso en 1797 en “Justicia agraria” una asignación para toda la ciudadanía sufragada con un impuesto sobre las grandes propiedades agrícolas. Son precedentes de la idea contemporánea de renta básica.

¿Vive la propuesta un buen momento?

El conocimiento de la propuesta de la Renta Básica se ha disparado con la pandemia y la crisis. Nunca se había visto una discusión pública similar en tres décadas, desde que en 1986 se fundó . Que un editorial del “Financial Times” pidiera un impuesto a las grandes fortunas para financiarla no tiene precedentes. La Renta Básica ha dejado de ser impensable. Desde hace unos años además se han hecho números que demuestran su posibilidad. Con los números en la mano de la reforma fiscal que necesitaríamos para financiarla se ha incrementado el debate. Ya nadie puede decir que no hay dinero.

¿Se ha perdido una oportunidad con la pandemia?

Una renta básica de emergencia habría sido un buen mecanismo frente a la emergencia generada social por la pandemia. Se la asignas a todo el mundo, o al menos a todo aquel que la pida, y a quien le salga a pagar la declaración de la renta la devuelve al Estado ahí.

Era lo que proponía Toni Roldán, el ex gurú económico de Cs

Me parece fantástico que gente que no son defensores de la RBU hayan entendido las ventajas de una renta de emergencia sobre otro tipo de medidas que se están revelando menos eficaces. Roldán decía que ante esta situación catastrófica era una buena solución.

¿Cómo valoras el Ingreso Mínimo Vital?

Un desastre

Desarrolla

Si hubiera salido bien, que no ha sido el caso, era una medida para beneficiar al 25% de las personas pobres de 2019, que eran 10 millones. Hoy son muchas más. En el año 2020, este ministro nefasto, José Luis Escrivá, anuncia que el IMV solo beneficia a 165.000 familias. No ha sido un fracaso. Ha sido un ultrafracaso.

¿Qué deberíamos estar haciendo para salir de la crisis?

La primera pregunta es en beneficio de quién queremos que sea la salida de esa crisis. En la facultad nos explicaban cómo si de la Ley de la Gravedad se tratase que la política económica nunca es neutra. Si lo que se quiere es beneficiar a la mayoría de la población necesitamos fijar para ello una renta máxima, una renta básica, una política monetaria y una política fiscal. Parto de la vieja idea republicana de que no pueden existir grandes fortunas sin atentar contra la libertad de la mayoría de la sociedad. Hasta Roosevelt instauró en los EEUU un impuesto a los ricos, a partir del que todo lo que ganaban se lo llevaba el Estado. Hasta los años 70 en EEEU y Gran Bretaña las grandes fortunas tuvieron impuestos del 90%. Es todo lo contrario a lo que se está haciendo en los últimos años, en los que la curva de Laffer se ha convertido en un dogma neoliberal. Por cierto, que al propio Laffer le da la risa con el uso que han hecho de su teoría.

¿Qué es la curva de Laffer?

Viene a decir aslgo así como que “Si ustedes ponen más impuestos recaudan menos, porque desincentivan a los ricos de invertir”. Estudios muy recientes dicen que quizá eso pueda ser cierto a partir del 80 %, pero que hasta tramos algo inferiores funciona. Los ricos podrían seguir siendo ricos mientras el Estado recauda mucho más.

“El ingreso mínimo vital ha sido un ultrafracaso”

La administración Biden está haciendo en ese sentido algunas propuestas interesantes, como ese impuesto de sociedades similar a nivel de todo el planeta

Lo que ha propuesto la secretaria de Estado del tesoro es algo elemental para evitar la posibilidad de que los ricos se puedan marchar de un territorio a otro para pagar menos impuestos. Debe haber una coordinación internacional, porque puedes hacer un sistema fiscal justo en el Reino de España, pero sin esa coordinación es posible que los ricos encuentren formas de llevar sus fortunas a otros países o a paraísos fiscales. Acabar con los paraísos fiscales no es tan difícil. Requiere medidas drásticas, como retirar la nacionalidad a quien deje de tributar en su país. El problema es ante todo de voluntad política. Cuando cayeron las torres gemelas Bush anunció que iba a acabar con los paraísos fiscales para acabar con el terrorismo, luego alguien le dijo algo, y el anuncio se quedó en nada.

Esa competición fiscal entre territorios la estamos viendo dentro del propio Reino de España

Los más nacionalistas españoles son los que están haciendo luego esto en Madrid.

Muchos trabajadores temen que las políticas de descarbonización les deje sin empleo. ¿Cómo hacemos una transición ecológica justa?

Hay puestos de trabajo que deberían desaparecer para la supervivencia del planeta y de las nuevas generaciones que van a habitar en él. Luego están lo que David Graeber llamó “trabajos de mierda”, que no es trabajo basura o precario, sino trabajo inútil, a veces incluso bien pagado, pero que según encuestas a los propios trabajadores carece de sentido.La Renta Básica permitiría una solución de transición para estos empleos.

¿Cómo encuentras la situación de la monarquía?

Mejor para la Monarquía de lo que me gustaría. El CIS ha suprimido la pregunta sobre la Monarquía por el deterioro que ha sufrido con los últimos escándalos, pero por lo que sabemos por otra encuesta, fuera de Catalunya y del País Vasco el republicanismo es minoritario, creciente, pero minoritario.

¿Qué debería hacer el republicanismo para crecer?

La República puede ofrecer a la población mejores condiciones de vida que esta mierda de régimen que tenemos. En Catalunya ya no basta con decir República catalana. Las fuerzas soberanistas se han dado cuenta que necesitan ofrecer mejores condiciones de vida para convertir a la República en una idea atractiva. En general, y hablando en términos clásicos, o el republicanismo gana una base social o la ganará la extrema derecha para sus planes.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here