La Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui llena de colores y sonidos la plaza de la Escandalera

Varios cientos de personas participaron en la concentración para reivindicar el derecho a la libre determinación del pueblo saharaui

Recomendados

Paco Álvarez
Paco Álvarez
Periodista, escritor y traductor lliterariu d'italianu. Ye autor de les noveles "Lluvia d'agostu" (Hoja de Lata, 2016) y "Los xardinos de la lluna" (Trabe, 2020), coles que ganó en dos ocasiones el Premiu Xosefa Xovellanos.

Cánticos en árabe hasanía y un mar de banderas de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) llenaron de color y sonido la plaza de la Escandalera en la primera movilización de la Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui. Buena parte de la comunidad saharaui en Asturies y una nutrida presencia de representantes de organizaciones sociopolíticas y de militantes asturianas y asturianos de la causa saharaui poblaron esta tarde la céntrica plaza de Uviéu para exigirles al Gobierno español y a la comunidad internacional que haga valer el derecho de libre determinación del pueblo saharaui y para denunciar las agresiones del régimen marroquí.

El acto comenzó con consignas como ¡Sánchez, atiende, el Sáhara no se vende!, ¡Fuera Marruecos del Sáhara Occidental!, ¡Que viva la lucha del pueblo saharaui! y ¡Denunciamos, sí, sí, sí, el terrorismo marroquí! Un haima tradicional de tela negra instalada en la plaza y una gran bandera de la RASD presidieron la movilización, en la que se leyó un comunicado que comenzó con “un saludo especial para la comunidad saharaui residente en Asturias”. La Plataforma Asturiana Paz y Justicia para el Pueblo Saharaui, presentada hace nueve días en la sede de UGT-Asturias, está “participada hasta la fecha por más de doscientas organizaciones del ámbito político, institucional, sindical, social y personas del mundo de la cultura, el periodismo, la judicatura, la enseñanza, la sanidad, etcétera, sobre la base de apoyo al pueblo saharaui en su justa lucha por el ejercicio a la libre determinación, la libertad y la independencia expresadas a través de su único y legítimo representante: el Frente Polisario“.

Cientos de personas se reunieron esta tarde en la plaza de la Escandalera. FOTO: Alisa Guerrero

La Plataforma quiere trasladar a la opinión pública asturiana “la grave situación tras la ruptura del alto el fuego por parte de Marruecos el 13 de noviembre y el inicio de la guerra en todo el territorio ocupado de la RASD”. Denuncia que la responsabilidad de este conflicto no recae sólo en la Organización de Naciones Unidas, sino “también en España, que tanto en lo que se refiere a su implicación directa en el inicio como en la evolución y en la falta de resolución del mismo es parte del problema y consideramos que debe ser parte de la solución, en consonancia con lo que viene demandando la mayoría de la sociedad española, que apoya la causa del pueblo saharaui”.

Tomó la palabra seguidamente Nayat Ahmed, una joven saharaui residente en Xixón que empezó definiéndose como “una feminista saharaui que ha votado a Unidas Podemos porque creía en sus palabras, pero la ministra de Igualdad nunca ha pedido que soltaran a Sultana Khaya. A ella y a su hermana la violaron con palos y con botellas”, denunció en referencia a la activista de la causa saharaui residente en los territorios ocupado que Marruecos mantiene en arresto domiciliario desde hace más de medio año y que ha sido agredida repetidamente en su casa por paramilitares marroquíes. Lamentó el hecho de que “nos duele lo que sucede en las pateras y en la frontera de Melilla, pero no lo que pasa en el Sáhara, porque eso no sale en televisión. Y ojos que no ven, corazón que no duele”.

Mujeres saharauis residentes en Asturies. FOTO: Alisa Guerrero

En una intervención enérgica y combativa, Nayat Ahmed aseguró que “aunque las violen no van a frenar a nuestras mujeres”. Concluyó con un poema de la poeta saharaui Salka Embarek que comienza así: Soy el Sáhara. / Seré guerra / y cuando sea necesario seré paz. / Será la paz de la guerra y el límite entre ambos / lo marcaré yo“.

El delegado de la RASD en Asturies, Yahia Edjil, señaló en declaraciones a Nortes que “Marruecos siempre ha chantajeado a España. Su argumento de la estancia en España del presidente Brahim Galli es una cortina de humo, porque Brahim Galli estuvo durante ocho años como representante del Frente Polisario en Madrid y vino un montón de veces a España, no se está escondiendo nada con su estancia aquí. Además, Brahim Galli tiene nacionalidad española, igual que todos los saharauis”. Sobre la denuncia prsentada contra Galli, actualmente hospitalizado en La Rioja, por la Asociación Saharaui para la Defensa de los Derechos Humanos aseguró que “esa asociación ha sido nombrada por el rey Mohamed VI, y dudo yo de lo que entiende por derechos humanos Marruecos, que arroja a sus niños al mar. Marruecos es una monarquía terrorista”.

Un joven saharaui con la bandera de la RASD en la fuente de la Escandalera. FOTO: Paco Álvarez

El representante saharaui en Asturies recordó que “el Sáhara es un territorio pendiente de descolonización, como reconoce la ONU. No es parte de Marruecos, pero Marruecos ve que no hay un consenso político en España para defender el territorio y trata de aprovecharse. Sin un Sáhara independiente no habrá paz en esa zona del Magreb”. Criticó la tibieza del Gobierno español ante este conflicto, al mismo tiempo que agradeció “el apoyo del pueblo español. Gracias a él tenemos a un montón de niños saharauis acogidos aquí cada año y toda la solidaridad, esta Plataforma es una muestra de ello”. Frente a eso, agregó, “Marruecos sólo dispone del terrorismo y del chantaje utilizando a sus emigrantes”.

Un grupo de niñas y niños saharauis desplegaron una gran bandera. FOTO: Paco Álvarez

Entre las personas asistentes a la concentración se encontraban Daniel Ripa, secretario general de Podemos Asturies y diputado en el Parlamento asturiano; el también diputado de la formación morada Rafael Palacios y la concejala portavoz de Somos Oviedo/Uviéu, Ana Taboada. Participaron también sindicalistas como Juan Manuel Martínez Morala, de la Corriente Sindical d’Izquierda, y Esther Crespo, de Comisiones Obreras, así como militantes de Izquierda Unida, Equo Asturies y otras organizaciones. El Frente Obrero de España fue el único que acudió a la movilización con banderas de partido.

- Publicidad -spot_img

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here