Los vecinos llevan la oposición a la Ronda Norte al corazón de San Mateo

La protesta vecinal marca un pregón de Pelayo Díaz con guiños al colectivo LGTBI, pero sin referencias a la retirada de los bancos arcoiris.

Recomendados

Christian Ferreiro
Christian Ferreiro
Graduado en Filosofía por la Universidá d'Uviéu. Esperando ser docente de secundaria en un futuro no muy lejano.

A las 19:00 daba comienzo el pregón oficial de las fiestas de San Mateo en la plaza del ayuntamiento de Uviéu, rodeada de un fuerte cordón de seguridad por parte de la policía local para asegurar el aforo limitado. Medidas de seguridad que no pudieron evitar la entrada al recinto de un buen número de vecinos de la ladera del Naranco que acudieron al acto con pancartas para protestar contra el proyecto de la Ronda Norte.

El pregón corrió a cargo de Pelayo Díaz, diseñador de moda, escritor y colaborador de televisión, “persona que sobre todo quiere a Oviedo, y lleva el nombre de la ciudad allá donde va”, en palabras de Alfredo Vallina, responsable de comunicación de la alcaldía de Uviéu. Díaz manifestó su agradecimiento a la corporación local por escogerle, “es un orgullo estar en mi ciudad, a la que tantísimo echo de menos”, palabras acogidas ente abucheos por buena parte de los vecinos que presenciaban el pregón en primera fila con pancartas de “Ronda Norte NO”. Solo en el momento en el que Díaz se refirió a las recientes agresiones a personas LGTB las voces de los manifestantes, muy indignados, aminoraron.

Díaz, cuya elección como pregonero motivó la retirada de VOX del acto inagural de las fiestas, por considerar que “fomenta el odio” contra su formación política, aludió en su discurso a la tolerancia de su ciudad natal a la diversidad sexual y defendió desde el balcón los derechos del colectivo LGTBI: “Luchad conmigo contra la discriminación”. Sin embargo, en su discurso, el pregonero eludió referirse a la polémica retirada de los bancos arcoiris de La Escandalera por el bipartito, muy contestada desde las asociaciones LGTBI.

No obstante, si algo marcó la apertura del nuevo y controvertido San Mateo diseñado por el bipartito, fueron las protestas vecinales contra la Ronda Norte. Una parte de los vecinos se manifestaban en la propia plaza, y otros, a los que la policía local no permitó acceder al comprobar que llevaban pancartas, en una de las calles laterales. “¡El Naranco no se vende!” clamaba una buena parte de la plaza. Los gritos contra la autopista proyectada a través del monte Naranco se incrementaron cuando apareció el alcalde, firme defensor del proyecto, que los llamó desde el balcón “maleducados”. “Para protestar por la Ronda Norte hay muchos momentos y no es este” les reprochó Alfredo Canteli. Aplausos de una parte de los asistentes al pregón, y abucheos de otros. También Pelayo Díaz pidió silencio a los vecinos: “No es el momento para protestar por ninguna causa”

Las asociaciones vecinales y ecologistas llevan tiempo movilizándose en contra del proyecto de la Ronda Norte, punta de lanza del bipartito local de PP y Ciudadanos, y apoyado desde el Principado. Las protestas de los vecinos y vecinas de “Ronda Norte no” y “El Naranco no se vende” solo fueron acalladas con los grupos de gaitas tocando el himno de Asturies y el chupinazo y los voladores que dieron por inauguradas las fiestas de la capital asturiana.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here