Vaudí y Cuesta reviven la elegancia de Jobim y Sinatra

Llanes y Madrid próximas paradas de "Sinatra y Jobim Project", un espectáculo de jazz y bossa nova que recuerda el encuentro en 1967 de dos genios de la música popular.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Cuenta la leyenda que una tarde el músico Antônio Carlos Brasileiro de Almeida Jobim, más conocido mundialmente como Tom Jobim, estaba en un bar de Río de Janeiro del que era parroquiano habitual, cuando recibió al teléfono del local una inesperada llamada de alguien que decía ser Frank Sinatra y preguntaba por él. Jobim pensó al principio que se trataba de una broma de sus amigos, pero finalmente tras coger el aparato descubrió que en efecto se trataba de la mismísima “Voz”. Sinatra estaba enamorado de las composiciones del artista brasileño y quería proponerle grabar un disco juntos. De esa llamada saldría un clásico del jazz y la bossa nova “Francis Albert Sinatra & Antônio Carlos Jobim”. Un album de 1967 que no funcionó demasiado bien a nivel comercial, al menos en un principio, pero que con el tiempo se terminaría convirtiendo en un clásico indiscutible.

Si Jobim recibió una llamada de Sinatra, el músico brasileiro Vaudí, afincado en Asturies desde principios de los años 90, la recibió durante el confinamiento de José Ramón Cuesta, un veterano de la industria discográfica, que quería dar a su hermano Antonio, empedernido admirador de Sinatra, la oportunidad de cantar en público las canciones del crooner italoamericano, pero con su contrapunto de bossa nova. A diferencia de Vaudí, que lleva décadas encima de los escenarios, Antonio trabaja en la hostelería, concretamente en un bar de La Corredoria, y nunca había actuado ante el público de una manera tan profesional como esta. Con una voz prodiogiosamente parecida a la de su admirado cantante, debuta a los 52 años con “Sinatra y Jobim Project”, un espectáculo que propone una relectura jazzística de ambos genios de la música popular, y en el que Cuesta y Vaudí están acompañados por los músicos René Ispierto, Leo Duarte y Sam Rodríguez.

Para el productor ovetense José Ramón Cuesta se trata de “una historia muy bonita” ya que “desde pequeño escuchaba a mi hermano cantando canciones en su habitación y tenía muchas ganas de montarle una banda para que pudiera demostrar su talento”. Para Vaudí se trata de un espectáculo “elegante, bonito y emotivo” que ofrece al público la posibilidad de disfrutar en directo de clásicos como “The girl from Ipanema” o “Agua de beber”. Tras su estreno en Oviedo el pasado San Mateo, este sábado el concierto será en el Casino de Llanes a las 19:30h. Posteriormente la gira les llevará a Madrid y otras ciudades españolas.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here