Ruta de concienciación frente a la nueva ‘fiebre del oro’

Una marcha de grupos ecologistas hasta el yacimiento de Salave pone en cuestión el proyecto de extracción promovido por la multinacional hispano-canadiense EMC

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

“La única alternativa admisible para el oro de Salave es la no realización del proyecto minero”. Esta es la consideración que Ecoloxistes n’Aición han pronunciado ante el proyecto de explotación de la mina de oro de Salave. A pesar de que sus promotores aseguran la “sostenibilidad” del plan, los colectivos ecologistas han advertido que el proyecto es semejante a otros anteriores en los que se declaró “impacto ambiental desfavorable”. Por ello, el pasado domingo ha tenido lugar una ruta informativa sobre los peligros que aguarda este proyecto, cuyo destino fue el lugar mismo donde se pretende construir la mina.

Exploraciones Mineras del Cantábrico (EMC) es la compañía multinacional hispano-canadiense que pretende llevar a cabo el proyecto de extracción de oro de la mina de Salave, y para ello han asegurado que “no habrá depredación medioambiental”, sino que es “completamente compatible” con las actividades locales de ganadería, turismo, etc. Sin embargo, los grupos ecologistas han presentado alegaciones al Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado por dicha compañía para la autorización del Proyecto de Explotación Subterránea del yacimiento de Salave. Los ecologistas consideran que las mediciones están sesgadas por los intereses de la empresa, y por ello, Ecoloxistes n’Aición ha solicitado a la Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático que dicten la “inadmisión” de la solicitud del EIA.

Por todo ello, los grupos ecologistas exigen “la no realización del proyecto minero” como única alternativa que proteja al medio hídrico, y con ello, a la flora y la fauna de esos lugares. Además, de realizarse dicho proyecto, se verían afectados tanto el paisaje como el patrimonio arqueológico y cultural, además de que pondría en riesgo actividades sostenibles como la pesca artesanal o la ganadería extensiva.

El pasado domingo 24, las asociaciones Cultivarte y La Casa Azul organizaron una jornada informativa en Tapia de Casariego sobre estas cuestiones. La acción consistió en una ruta guiada por la zona afectada, con el fin de visibilizar la extensión de los terrenos en cuestión. Casi un centenar de personas siguieron con atención los datos y las consideraciones de los geólogos Evaristo Álvarez y Beatriz González. A la cita acudieron, además, asociaciones vecinales, grupos ecologistas y representantes de partidos políticos. Oro No, la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies o Verdes Equo Asturias fueron algunas de ellas, que mostraron su apoyo a la defensa del medio ambiente en oposición crítica al proyecto extractivo del oro.

La ruta comenzó la mañana dominical en Mántaras, y prosiguió avanzando hasta llegar a la zona de Salave, donde EMC pretende llevar a cabo la extracción de oro. Posteriormente, Joám Evans Pim, Doctor en Ciencias Sociales de la Universidad de Santiago de Compostela, además de miembro de Ecologistas en Acción y experto del grupo asesor técnico de la Comisión Europea sobre gestión de riesgos de las industrias extractivas, impartió una charla en el Auditorio de la Casa de Cultura de Tapia de Casariego sobre las problemáticas que el mundo de la minería en general, y Salave en particular, están experimentando en la actualidad. Una actualidad en la que abordar la crisis ecosocial se ha vuelto más urgente que nunca.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here