Huelga de interinos de la enseñanza, sanidad y administración pública

La jornada ha sido convocada en toda España por los sindicatos que no apoyan el acuerdo entre Gobierno, CCOO, UGT y CSIF.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Algo más de dos centenares de personas se manifestaron esta mañana en Oviedo/Uviéu en defensa de la estabilidad del empleo público y contra el llamado “Icetazo”, el acuerdo alcanzado por el ex ministro de la Función Pública, Miquel Iceta, con los sindicatos mayoritarios para reducir la temporalidad en los servicios y la administración públicas, que a día de hoy alcanza a más de 800.000 trabajadores y trabajadoras. La marcha se enmarcaba en la jornada de huelga convocada en todo el país por varios sindicatos y organizaciones de interinos críticos con un acuerdo que consideran insuficiente para rebajar los niveles de interinidad existentes en España. Las organizaciones denuncian además que podría abrir la puerta al despido de miles de trabajadores “que ya participaron en procedimientos selectivos cumpliendo con los principios de mérito, capacidad, igualdad, publicidad y libre concurrencia”.

Por su parte, CCOO, UGT y CSIF, organización firmantes del acuerdo, y que defienden este como un primer paso para avanzar en la reducción de la internidad, no han apoyado una convocatoria que en Asturies respaldaban SUATEA, el Sindicato Nacional de Trabajadores Temporales de la Administración y la Plataforma de Trabajadores Temporales de las administraciones Públicas. Las tres organizaciones denuncian el abuso de la temporalidad por parte del Estado central y autonómico, así como el “sistemático incumplimiento de la normativa nomunitaria en materia de la contratación temporal que vienen realizando las distintas administraciones públicas”.

Tino Brugos, portavoz de SUATEA, desmiente las cifras oficiales que haban de un seguimiento mínimo, 68 trabajadores en el sector de la educación, y reconoce que si bien la convocatoria no ha contado con un respaldo masivo, “ha servido para dar a conocer la problemática y sensibilizar en los centros de trabajo”. En opinión de Brugos, “todavía queda mucho por hacer” en la lucha por la estabilidad en el empleo público.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here