Un juzgado investiga la concesión de una licencia de obras en la casa del alcalde de Siero

En poco más de dos horas, la mujer de Ángel García consiguió la licencia para unas reformas en su domicilio que habían empezado cuatro días antes. El alcalde y la concejala de Urbanismo declararán el próximo 7 de diciembre

Recomendados

Bernardo Álvarez
Bernardo Álvarez
Graduado en psicología y ahora periodista entre Asturias y Madrid. Ha publicado artículos en ABC, Atlántica XXII, FronteraD y El Ciervo.

El alcalde socialista de Siero Ángel García, conocido como “Cepi”, deberá volver a pasar por el juzgado. Junto a él compadecerán Susana Madera, concejala de Urbanismo, y P. Z. R, Jefa de Sección de Disciplina Urbanística y Medio Ambiente. Los tres declararán el próximo 7 de diciembre en calidad de investigados por un presunto delito de prevaricación administrativa. Este nuevo frente judicial para el regidor sierense está relacionado con su anterior condena, firme desde el pasado mes de julio, por un delito leve de lesiones contra un vecino de su edificio.

Dicha sentencia recoge una multa de 270 euros y una indemnización de 219 euros por las lesiones. La jueza consideró como hechos probados que el alcalde se abalanzó sobre su vecino “cogiéndole por el cuello y apretándole contra la pared” y se dirigió a él con expresiones como “te voy a matar, te voy a arrancar la cabeza, hijo de puta”.

El motivo de la agresión a su vecino fue la denuncia que este interpuso contra el alcalde, el día 23 de abril de 2020, por las obras que el regidor estaba haciendo en su casa. La reforma en cuestión había empezado el día 19 y consistía en el lijado y pintura de la barandilla de la terraza de la vivienda del alcalde en Lugones. La tarde del día 22 de abril el vecino del regidor llamó a la Policía Local para quejarse por las molestias que ocasionaba una obra de la que no habían sido “avisados para nada”. Tres días más tarde, el 25 de abril, tuvo lugar la agresión por la que García fue condenado.

Los agentes recogieron las quejas del vecino en un parte al que ha tenido acceso Nortes. En este se lee que “debido a dichas obras no puede salir a la terraza por el polvo y suciedad que éstas generan, perjudicándole a su estado de salud ya que tiene una enfermedad crónica respiratoria”. Y que “suelen utilizar la terraza un poco el aire siendo imposible desde el pasado domingo por la suciedad que se está generando debido a las obras mencionadas”. El parte incluye unas fotografías que muestran la terraza del afectado cubierta por un “polvo metálico”.

Foto incluida en el parte de la Policía Local

Al día siguiente el vecino acudió al ayuntamiento a formalizar la denuncia, que fue registrada a las 12:54. Unos minutos antes, a las 10:04, otra persona acudió al mismo lugar con un propósito muy distinto. La persona en cuestión era Andrea Patricia Fernández Alves, esposa del alcalde y propietaria de la vivienda, quien solicitó una licencia para una obra que, según la denuncia del vecino, ya había comenzado cuatro días antes.

Poco más tarde, a las 10.27 horas, el arquitecto técnico emite el informe necesario para conceder la licencia. A las 10.50 horas, la concejala de Urbanismo Susana Madera firma la resolución de concesión de la licencia, que es certificada por el secretario municipal a las 12:01 y esa misma mañana la propietaria de la vivienda recibe la notificación y la firma.

Índice del expediente de la concesión de licencia de obras


La propia concejala de Urbanismo declaraba lo siguiente a La Nueva España el pasado 15 de marzo a propósito de las licencias de obras menores: “En ocasiones, el servicio de inspección urbanística detecta que los trabajos en marcha o los ya ejecutados difieren de aquello para lo que se había solicitado permiso. Ante estas circunstancias, el tiempo puede demorarse hasta que se subsanan las irregularidades existentes y ello alarga las medias de plazos. Con todo, por regla general y si no hay este tipo de inconvenientes, las licencias pueden estar en unas dos semanas o menos, cuando el plazo máximo establecido por ley es de un mes”.

El asunto queda zanjado el día 27, cuando la jefa de la Sección de Disciplina Urbanística y Medio Ambiente firma un informe jurídico que establece que no existe infracción urbanística y refrenda la concesión de la licencia fechada a 23 de octubre.

Informe jurídico firmado por la jefa de la Sección de Disciplina Urbanística y Medio Ambiente

La denuncia que llevará a testificar a los tres cargos públicos parte del Sindicato Independiente de Policía Local de Asturias (SIPLA). Según el sindicato, la tramitación de la licencia podría incumplir el artículo 71 de la Ley 39/2015 del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, que señala que “en el despacho de los expedientes se guardará el orden riguroso de incoación en asuntos de homogénea naturaleza, salvo que por el titular de la unidad administrativa se dé orden motivada en contrario, de la que quede constancia”.
El caso se encuentra ahora en fase de diligencias previas en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Siero. Una vez terminada esta fase, la magistrada decidirá si corresponde iniciar un juicio oral o el sobreseimiento.

El delito de prevaricación administrativa, recogido en el artículo 404 del Código Penal, atañe a la autoridad o funcionario público que, a sabiendas de su injusticia, dicte una resolución arbitraria en un asunto administrativo; esto es, con la finalidad de hacer efectiva su voluntad particular y con conocimiento de actuar contra el ordenamiento jurídico. La alcaldía de Siero no ha querido responder a las preguntas de Nortes.

Actualidad

4 Comentarios

  1. El cuerpo de la Policía Local de Siero (junto con el SIPLA) no tiene ningún tipo de vergüenza. La jefatura del cuerpo está usando todo tipo de artimaña sucia para intentar desprestigiar al MEJOR alcalde que hubo en Siero en los últimos años, para además tapar sus posibles negligencias (espero que un juez o jueza lo determine pronto). Y encima, en las reuniones privadas se dedican a grabar al alcalde (diciendo que el alcalde les coacciona, mientras ellos están publicando grabaciones, cuando es un hecho totalmente ilegal).
    Cepi, mucho ánimo. En Lugones la gente te quiere.

  2. Que tarden 15 dias como minimo, en darte una licencia de obras por pintar una barandilla es de risa. Parece ser que la denuncia viene motivada por otros motivos anteriores y la de la policía me imagino que tiene que ver con ser alcalde socialista. En fin hay que saber de quienes estás rodeado y cuando ocupas un cargo ser muy riguroso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here