Pumarín abandonado en los presupuestos de Canteli

José Sariego, presidente de la asociación vecinal, critica la apuesta por la Ronda Norte mientras se posponen las inversiones sociales y en rehabilitación de vivienda.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Con más de 16.000 habitantes Pumarín es tras La Corredoria el segundo barrio más poblado de Oviedo/Uviéu, pero no por ello su peso demográfico se ha visto reflejado en los nuevos presupuestos del bipartito PP-Cs. Desde Fuente Pando, la histórica asociación vecinal del popular barrio carbayón, reclaman inversión para acometer obras prometidas hace años como la rehabilitación de viviendas antiguas y la supresión de barreras urbanísticas para mejorar el acceso a los bloques de Tocote y las torres de Pando. Obras todas ellas importantes en un barrio con mucha población envejecida. José Sariego, presidente de la asociación, lamenta que no se hayan usado fondos europeos para acometer obras que Pumarín pide desde hace años: “Nadie nos ha explicado cuáles son los criterios seguidos para la adjudicación de los fondos europeos por parte el actual equipo de gobierno”.

Sariego también considera, que además del retraso en las obras, la nueva política de recortes en becas escolares y de comedor perjudica a un barrio con una composición social mayoritariamente trabajadora y popular.

Una de las barreras urbanísticas que denuncian. Foto: Iván G. Fernández.

Situado en la falda oeste del Naranco, los planes para construir una autopista a través de la ladera del monte preocupan mucho en una zona que tiene en la Pista Finlandesa su única área de esparcimiento. Desde la asociación se critica la controvertida apuesta del gobierno de Alfredo Canteli por la Ronda Norte, que Sariego considera “una barrera más para nuestro barrio”. En opinión del presidente de Fuente Pando, Pumarín ya sufre bastantes problemas de tráfico, contaminación y ruido, como para añadir la Ronda y la futura remodelación de la glorieta de la Cruz Roja. “Se están saltando los informes de la empresa adjudicataria del Mapa de Ruidos de Oviedo y del Plan de Acción contra el Ruido, que no ha sido puesto en marcha, y que considera al barrio de Pumarín como uno de los más afectados por la contaminación acústica”, denuncia Sariego, muy crítico con la falta de participación ciudadana y el funcionamiento de los distritos.

Actualidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here