“Nun frayó nada, nun rompió nada, les negociaciones siguen”

“Lo qu’hai son 27 votos pa la oficialidá de les llingües propies d’Asturies. Lo que nun hai son votos suficientes pa mover la fiscalidá" señala Rafa Palacios, nuevu voceru de Podemos Asturies.

Recomendados

Nicolás Bardio
Nicolás Bardio
Es politólogo, escritor y creador de juegos de rol.

Rafa Palacios (Ciañu, Llangréu, 1963) ta acabante de ser nomáu portavoz de Podemos Asturies. Diputáu d’esta formación dende 2019, foi tamién nel pasáu portavoz nacional del Bloque por Asturies, direutor de l’Axencia Asturiana de Cooperación, amás d’un activista de los movimientos sociales de llarga trayeutoria. Recíbenos nel despachu del grupu parllamentariu de Podemos na Xunta Xeneral, onde falamos de les guerres internes de Podemos, la rellación con Izquierda Xunida, les perspeutives de futuru y, cómo non, les negociaciones sobre la reforma del Estatutu d’Autonomía.

¿Qué pasa en Podemos a nivel internu?

Tamos abriendo una fase nueva na hestoria del partíu, hebo unes eleiciones y tamos nun procesu de fortalecer y reconstruir les árees y poner en marcha’l nuevu ciclu que s’abre con una nueva coordinadora, una nueva direición y una nueva portavocía parllamentaria. Creo que tamos nesi momentu nel que tovía nun s’asumen los resultaos por una parte de la organización, pero paezme que ye una cuestión de tiempu, de siguir tendiendo manes y d’entender qu’en 2023 tenemos que tar presentes y construyendo un frente ampliu qu’incluya a más organizaciones, a la representación sindical… Nun s’entiende que cuando tamos falando d’ampliar el procesu mos teamos matando. Ye un momentu que pasará y de transición d’una direición qu’acabó y otra qu’empezó. Dicíalo Gramsci: lo vieyo nun acaba de morrer y lo nuevo nun acaba de nacer. Va llegar un momentu nel qu’habrá qu’asumir el resultáu de les eleiciones.

¿Y la convivencia ye bona nel grupu parllamentariu cola xente de la corriente perdedora?

Si se mira p’atrás, más allá de les visiones táctiques o estratéxiques, yo creo que’l grupu siempre furruló bien como grupu. Como grupu funcionamos. Como grupu siempre votó xuníu, conxuntu y siempre se respetaron les decisiones de los órganos del partíu en presupuestos o en cualquier otra cuestión. Cuando cambió’l portavoz de Lorena a Dani asumióse tamién per parte de tol mundu independientemente de la opinión que tuviéremos y equí d’igual manera queremos siguir trabayando. Yo creo qu’ayeri nel plenu d’industria viose cuála yera la voluntá. Intervieno la compañera Nuria y intervieno’l compañeru Dani. Más allá de les diferencies somos compañeros de partíu y compañeros de proyeutu. Creyo nel disensu, siempre que seya cola voluntá de fortalecer el partíu y construir. El compañeru Ripa ye diputáu y siguirá siendo diputáu al final de llexislatura si él lo quier asina, naide nun ta plantegando nenguna otra cosa.

Fales xustamente de tender pontes y facer un frente ampliu: ¿Hai posibilidá de plasmar eso nun gobiernu de coalición n’Asturies?

Primero date cuenta que tenemos que consiguir una candidatura de toles fuercies d’izquierda, tresformadores, progresistes, que plantegue una alternativa a lo qu’hai. Eso ye’l primer puntu, y tovía nun tamos tan cerca, porque equí n’Asturies Podemos y IX fuimos en candidatures distintes y hebo otres alternatives polítiques. Quiero pensar primero nel 2023 y depués analizaremos. Lo que tenemos como oxetivu fundamental ye que nun pue haber mayoríes absolutes n’Asturies. Ye lo que venimos repitiendo dende siempre. Les mayoríes absolutes n’Asturies siempre foron males p’Asturies, males pa esti país, y sacrificámonos muncho dende munchos espacios pa evitar que nun se reeditaren, a pesar de recibir munches crítiques. Los gobiernos monocolores y los de mayoría absoluta del PSOE n’Asturies son malos. La frase que siempre repetimos: el PSOE garra’l violín cola izquierda pero tócalu cola derecha y siempre tien esa tendencia a pactar. Que les fuerces tresformadores, progresistes d’izquierdes (mira que lo faigo bien amplio pa que tol mundu se sienta incluyíu) tenemos que ser quien a ser relevantes y protagonistes. Fai falta un frente ampliu lo más ampliu y inclusivu posible.

¿L’oxetivu ye tar en 2023 nesi gobiernu?

Non. Lo que tenemos que facer en 2023 ye dir xuntos a les eleiciones, tener la mayor fuercia posible y cola mayor fuercia posible condicionar les polítiques n’Asturies. Veremos si dientro o fuera d’un Gobiernu. Pero protagonistes, relevantes y tener la capacidá de decidir. El qu’entra nel ámbitu eleutoral ye pa consiguir la mayor capacidá d’incidencia y gobernar, oxalá poder tener l’absoluta, pero hai que ser fuertes y decidir qué podemos facer.

“El PSOE garra’l violín cola izquierda pero tócalu cola derecha”

¿Cuáles sedríen les prioridaes de Podemos en 2023 de cara a una investidura o coalición de gobiernu?

Nesti procesu onde pensamos qu’hai qu’incluyir munches organizaciones, munchos movimientos y munchos ámbitos eso ta por construyir. Nun quiero adelantalo. Lo que sí ta claro per parte de Podemos Asturies ye qu’Asturies necesita un proyeutu de país. Y esi proyeutu de país tenemos que lu construir. Queremos un país con futuru, pa vivir y trabayar, con estos posicionamientos que son fundamentales pa nós: la defensa del mediu ambiente, el trabayu y el futuru, una política industrial clara, una posición feminista clara, una posición asturianista clara. Dende esi ámbitu queremos construir les alternatives. Pero sobre too lo qu’echamos de menos ye que nun heba un proyeutu de país. Eso ta tovía por escribir y definir. Intentámoslo munches veces pero ta tovía por descubrir. Equí hai munchos espacios que tienen que participar nesta construcción

Falabes xustamente d’IX y de cómo ye ún de los actores fundamentales d’esa coalición. Tu tuvisti yá esperiencia nel pasáu cuando tabes nel Bloque por Asturies a la hora de negociar con IX. ¿Cómo los ves agora? ¿Igual o paecío qu’enantes? ¿Ye fácil trabayar con ellos?

Hai un cambiu y una evolución y renovación de munchos ámbitos y, desgraciadamente, la repetición de munchos otros. Col pasu de los años hai munches cuestiones que se repliquen negativamente pero hai tamién un cambiu de mentalidá. Hai una realidá clarísima, que ye l’apaición de Podemos nel escenariu políticu, que lo cambió y lo revolucionó too. Nun somos yá los mesmos actores, pero creo que nesti momentu de la hestoria, de cara a 2023 sobre too, nun creo que nengún de los partíos tenga claro que por él mesmu heba futuru. Yo creo que la respuesta ta nos espacios políticos amplios asitiaos nesi espectru que te comento y que tenemos que construyir. Venimos trabayando con IX na Xunta, compartiendo munches postures en conxuntu, pero tenemos que reforzar más el trabayu territorial. Yo creyo que tenemos muncho qu’aprender n’IX. Y tamién IX tien muncho qu’aprender de Podemos. Esa construcción d’esi Unidas Podemos que mos permitió tar nel gobiernu del Estáu ye dalgo qu’hai que trabayar equí y qu’hai que valorar equí. Pasa munches veces que too ye cuestión de romper desconfiances, de sentase y escuchase… y dámonos cuenta de que compartimos munches coses, más de les que pensábemos.

¿Cómo tán les negociaciones del Estatutu?

Nesti momentu tamos nuna situación difícil. Yo nun toi dispuestu a almitir que tea roto y qu’acabaren. Tamos nuna situación complicada y difícil, pero per una parte tamién interesante porque van poniéndose les coses enriba la mesa y vamos sabiendo de qué tamos falando. Ta too abierto, nun acabó nada, nengún de los cuatro partíos diximos esto yá acabó. Cuando se tresllada eso nos medios nun ye correuto. Siguimos falando d’una manera o d’otra. Ye’l momentu de buscar alternatives de consensu onde los cuatro grupos mos sintamos cómodos. Cuando venimos a falar del Estatutu y tamos metiendo otros temes que nun van formar parte del testu de la reforma del Estatutu ye complicao. Va ser mui complicao y difícil pero vamos ver si somos a encontrar espacios o puntos que des-encallen too esto. Esti ye un momentu históricu. Ye un momentu de responsabilidá histórica. Depués de décaes de llucha nun se pue acabar too y dicir terminó el 31. La llucha lleva décades, va siguir y hai que caltener la esperanza nel consensu. Dende’l nuestru espaciu los 3/5 foi un sapu gordu que tragamos, un sapu gordísimu que nun tien esplicación nin xustificación, pero entendemos que pa dalgunos partíos yera necesario y aceptémoslo. Del documentu que se mos pasó con montones de propuestes, les d’infraestructures valorámosles positivamente, les demográfiques tamién, inclusive dalgunes fiscales tamién se valoraron. Hai una xenerosidá pela nuesa parte pa llegar a un alcuerdu. Dende Podemos Asturies nun punximos nenguna llinia colorada. Venimos aceptando y construyendo, aceptando y construyendo. Inclusive’l tema de les feches y los plazos diximos que ye complicao porque puede xenerar espectatives y frustraciones. Entiendo les feches como fitos, como marques, porque tampoco esto pue eternizase.

Rafa Palacios na entrada del Parlamentu asturianu. Semeya: Iván G. Fernández

¿Entós negociar l’impuestu de socesiones, el que más defendió baxar Foro, ye o nun ye pa Podemos una llinia colorada?

Sí. Sí que lo ye. Pero yelo pa ellos. Nós plantegamos qu’esto nun forma parte del testu estatutariu, de la reforma y de lo qu’hai que falar.

Tampoco la demografía que citabes primero.

Non. Pero por eso te digo. Aceptamos los 3/5 d’apoyu parllamentariu, que foi’l primer puntu que se punxo enriba la mesa, con tensiones y con debates. Nun foi fácil aceptalo. El partíu tuvo munchu tiempu dándo-y vueltes a eso, intentando buscar alternatives y al final aceptóse pa dar un pasu más. Pero ye qu’a cada una va saliendo otra. Si a cada cosa se va poniendo otra condición y otra condición, condiciones innegociables… ¿Qué va pasar depués? Llega un momentu en que dicimos Paremos equí. Esto paeznos qu’ataca a la esencia y al ADN de les organizaciones, non solo les nuestres sinón les d’otres con fuercia que tamién apoyen, como CCOO. Comisiones Obreres ta dando un apoyu ampliu y fuerte a la oficialidá y a les llingües propies d’Asturies y tamién a la defensa de la educación pública y la sanidá pública, onde tamos plantegando que los impuestos nun se toquen y si se toquen que seya pa xubir. Ye dalgo difícilmente entendible nun espaciu. Nun faigamos un tótem d’una cosa: hai munches otres posibilidaes y hai qu’estudiar si eso ye suficente o non. Nun convirtamos esto que ponen nun tótem, porque al final nun acabamos debatiendo de lo fundamental. Hai que superar esti pilancu buscando otres soluciones. Lo que sí quiero que quede claro nesta entrevista ye que nun frayó nada, nun rompió nada, les negociaciones siguen y siguimos falando como veníemos faciendo. Munchos meses falóse discretamente, porque equí había 26 votos a favor de la oficialidá. Munchos meses, más d’un añu y picu, había 26 votos y plantegóse non va tantu tiempu, non va más d’un añu, cuando Foro plantegóse votar a favor. El 27 ye de va pocu tiempu, polo tanto nun llevamos tantu tiempu nesto porque nun había 27 votos. Lo que nun queremos facer ye poner en marcha procesos que van a perder. Queremos sumar 27 y vamos facer esfuerzos por sumalos. Los tres partíos que llevábemos la oficialidá nel programa de les llingües propies, que tenemos mayoría de votos y de diputaos siguimos manteniéndonos nel mesmu sitiu. L’escañu 27 paez que ta en Foro y yo tengo claro qu’asina va ser. Pero nun ye manera de resolvelo diciendo o esto o nada. Nun val que nengún de los cuatro quede fuera.

“Lo qu’hai agora son 27 votos pa la oficialidá de les llingües propies d’Asturies. Lo que nun hai son votos suficientes pa mover la fiscalidá”

Si reformar l’Estatutu implica 3/5 n’Asturies, mayoría absoluta nel Congresu, absoluta nel Senáu (o vuelta a otra absoluta nel Congresu si nun la hai) y un impuestu ye dalgo que modifica una votación mayoría simple… ¿Nun merez la pena aceptar esi plantegamientu que tien Foro visto qu’en 2023 hai unes eleiciones y podría haber una mayoría que volviere a ponelu?

Podría ser. O podría haber una mayoría que xubiere más tovía’l mínimu. ¿Dende esi puntu de vista qué necesidá hai de modificalu? Nesti momentu nel parllamentu asturianu nun hai una mayoría pa movelo. Yo devuélvo-y la pregunta a Foro: Esperemos a 2023 y si hai mayoría pa movelo, muévalo independientemente de la reforma estatutaria. Lo qu’hai agora son 27 votos pa la oficialidá de les llingües propies d’Asturies. Lo que nun hai son votos suficientes pa mover la fiscalidá, pero nin nun sentíu nin n’otru. Porque la propuesta d’IX y de Podemos de modificación de la fiscalidá n’Asturies nun la apoyó la FSA. Equí pue pasar que s’apruebe en tiempu y forma y nun s’apruebe en Madrid porque nun llegue. Lo primero y fundamental ye aprobalo equí, y aprobar equí lo que ye oxetu de debate: la reforma estatutaria. Ye que mañana podemos venir equí y plantegar coses que naide quier. Ocúrrenseme 80.000  coses que podríemos plantegar  y bloquiaríen too. Imaxínate por casu que plantegamos el tema de les circunscripciones y la llei eleutoral: IU, FORO y Podemos tán a favor, pero’l PSOE non. Si vamos buscando aquello que vaiga bloquiando facemos un pan con unes hosties. Equí trátase de ver cómo vamos desbloquiando dende la xenerosidá. Conoces Podemos Asturies y les persones que tamos en Podemos Asturies. Creo yo que nenguna ye sospechosa de nun defender la oficialidá, y vamos defendelo a muerte. Pero tamién dientro del nuesu espaciu hai cuestiones y valores que son fundamentales. Dicíalo l’otru día: los derechos fundamentales nun se-yos puede poner preciu y esto suena a veces un poco complicao cuando se diz o esto o nada.  Ye importante ver el documentu de Foro y  ver qué se aceuta. Oxalá que del documentu que pasamos nosotros s’aceptare un 75 ó 80% como pasó col de Foro. La idea ye superar esti momentu y buscar un alcuerdu onde toos tean cómodos.

Si sal alantre la cosa, dependería de l’axilidá del procesu en Madrid. Nel gobiernu  de Madrid taríeis 3 de los 4 partíos de la reforma. ¿Sedría dalgo áxil?

Sí. Si s’aprueba n’Asturies nos tiempos o con tiempu, por supuesto en Madrid nun va haber problema. Hai una mayoría pa sacalu alantre. Tanto PSOE como UP como otros partíos que tán pol llabor.

Xustamente falando sobre eso: El Congresu sofitó una Proposición Non De Llei de Podemos sobre la especialidá docente d’Asturianu. Esto foi va más de mediu añu. ¿Por qué el gobiernu d’España tovía nun sacó un decretu?

Sí, hai qu’implementar eso. La nuesa coordinadora que ye tamién diputada nel congresu ta siempre insistiendo con esi tema.  Yo creo que va ponese en marcha.

¿Vamos velo esta llexislatura?

Yo espero que sí. Evidentemente. Porque claro, eso ye una cuestión que mos tán reclamando y que mos tán diciendo dende’l movimientu pola llingua. Que paez que nun hai nada pero ye qu’hai una Constitución, un Estatutu y unes lleis. El problema ye qu’hubo pocos avances y non tolo que quixéremos cuando había llei. Hai cuestiones nel ámbitu de la normalización que nun dependen tanto de la oficialidá como d’aplicar lo que yá tenemos: El desarrollu de la Llei d’usu ta ehí.

¿Cómo valores la normalización llingüística de Berta Piñán?

Siempre se puede facer más. Reconozlo ella y reconozlo’l propiu direutor de política. Yo veo en Berta y Antón dos compañeros na llucha pola oficialidá. Sé lo que ye tar nun gobiernu col PSOE y lo difícil que ye mover determinaes coses. Fixéronse coses, puen facese munches más, sobre too nel ámbitu de la TPA y de la toponimia. Pero hai un fechu que ye innegable, que ye la normalización del usu tanto nos espacios de la Xunta Xeneral como nos espacios públicos per parte d’un miembru del gobiernu d’Asturies. Yo valoro positiva la evolución de la FSA, que pasó de la negación de la llingua a la pelea por la oficialidá de les llingües d’Asturies. Eso hai que valoralo mui positivamente. Y eso nun ye fruto de la bona o mala suerte, sinón d’un movimientu llingüísticu fuerte que presiona, que ye fuerte y que fai lo que tien que facer. Naide que teamos nos ámbitos de la representación tien que molestanos que se mos presione y esixa democráticamente como fai la xunta, non como fai Vox amenazando y señalando. Y tienen que pidir la oficialidá p’ayeri depués de décaes. Y yo eso súfrolo porque tamién me siento parte d’eso.

¿Si nun hai reforma gana Vox?

Sí, sí. Claro. Si nun hai reforma del estatutu nin oficialidá de les llingües propies d’Asturies ye un trunfu de la intolerancia, del fascismu y de la presión radical que se ta faciendo a tolos niveles. Tamos viendo coses equí que si se dieren n’otros sitios saldríen nos telediarios. Carteles, amenaces… pero les que sufrimos tamién, les que sufrimos persones como tu y como yo por defender la oficialidá de la llingua, les que sufrimos nes redes insultándonos, amenazándonos nel Twitter… evidentemente la intolerancia y el fascismu ta trabayando a muerte con esto. Siguen insistiendo y ye llamentable lleer qu’hai partíos políticos que s’allegren de que fracasen negociaciones o alcuerdos. Toi contentu porque güei nuna tertulia política que teníemos hai quien recapituló y dixo “a ver, hai muncha xente n’Asturies, cientos de miles de persones, que tán pendientes d’esto y tampoco vamos allegranos de que fracase”. Allégrame que s’intente entender que nun ye mui afortunáu. Pero lo que ta pasando n’Asturies ye una anomalía democrática, somos la única parte del estáu que nun tien reconocida la llingua propia. Ye una aberración y hai que lluchar porque se pueda dar.

¿Cómo se ve que’l PP, un partíu que diz ser constitucionalista, que xestionó décaes d’una oficialidá en Galicia y Valencia?

Pa min ye difícilmente entendible. Hai ellí persones que falen en público nes llingües propies d’Asturies, deféndenles y entienden esa realidá. Y creo qu’ellí hai una situación de prexuiciu que ye obligación nuesa entendela y desarmala. Pretender o tresmitir qu’esto ye un tema de fundamentalismu ideolóxicu la defensa de la oficialidá ye un error grave. Anque agora paez que los que la defenden son fuercies d’izquierdes, paezme un error plantegar que la oficialidá de la izquierda. Esto ye una cuestión del pueblu asturianu, de los asturianos y les asturianes. Ye un error grave plantegalo na exa izquierda-derecha, porque esto ye dalgo tresversal. Yo siéntolo munchísimo la postura de Ciudadanos y PP, sobre manera depués de poner los 3/5, porque podríemos facer dalgo potente p’Asturies como ta pasando en Galicia. Si hai a quien-y dea mieu mirar pa otra parte, miremos pa Galicia. Yo veo a los dirixentes del PP gallegu falando en gallegu y lo que nun entiendo ye que se pueda plantegar que les nueses llingües seyan de segunda.

Fálase munches veces del modelu. Hai quien tien mieu de qu’esto seya Cataluña, pero hai otros modelos d’oficialidá como’l gallegu. Nel casu de Podemos, ¿el modelu sedría’l gallegu?

Yo soi mui respetuosu con estes cuestiones filolóxiques y toi a la escucha permanente. Creo qu’hai que facer un modelu asturianu, que mire a la realidá d’Asturies, que mire los otros modelos que más s’asemeyen a la nuesa realidá histórica, demográfica… A lo meyor el modelu catalán n’Asturies nun furrula pero igual el modelu gallegu ye bonu. Lo que tenemos que facer los partíos ye escuchar nesa mesa que lo decida a la hora de facer la llei de desendolcu. Pero yo dígolo con tol respetu: l’únicu sitiu onde veo problemes cola llingua ye nesta Xunta Xeneral. Toi de dir por Asturies y veo que la xente usa les llingües indistintamente. Esto ye un bien cultural que mos fai especiales y diferentes, que mos fortalez y mos dignifica y qu’hai que tener en cuenta qu’a naide se lu va discriminar. Equí tamos plantegando la oficialidá de les llingües propies d’Asturies, pero naide ta plantegando quitar el castellán. Munchos asturianos y asturianes viven tamién en castellán. Nun creyo qu’heba nengún tipu de problemes. Hai que buscar un modelu, el más afayadizu, y equí al llau en Galicia tenemos un modelu nel que mirar. Ehí nun veo nengún problema.

Y yá p’acabar: ¿Qué espectatives eleutorales tenéis n’Asturies?

Les meyores. Tamos viéndolo en Castiella y Lleón y vemos qu’hai una espeutativa eleutoral de duplicar el númberu de votos ellí y creo qu’eso que vemos nel Estáu pue treslladase equí gracies al frente ampliu y a fortalecer al traviés de la figura de Yolanda. Creo que si somos a fortalecer los territorios, el resultáu pue ser mui bonu y podemos ser protagonistes pal futuru. Esta Asturies vacíase, concéntrase nel centru y pierde munches que mos dieron esa forma de ser propies: tenemos problemes graves na industria, nel campu, cola mocedá y cola cultura.

Actualidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí