Ansiedad socialista

La victoria de José Ramón ha tenido un efecto/bolera que echa a rodar todos los chirimbolos del sanchismo.

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y dirige el Centro de Interpretación del Cine en Asturias. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y el diario digital migijon. Colabora en la Cadena Ser. Su último libro, junto a Rubén Paniceres, se titula "Ceniza a las cenizas. David Bowie y la revolución visual de la cultura pop" (Ed. Rema y vive).

Anda el socialismo gijonés ansioso de dar buenas noticias, pero hasta el momento, todo son promesas y plazos en la ejecución de unas obras para las que no se sabe muy bien si habrá fondos y tiempo. La palabra mágica son los meses. Lo dijo la Ministra de Transporte la semana pasada. Meses son los que habrá que esperar para ver iniciado el vial de Jove que da acceso al transporte ferroviario y por carretera a El Musel. Meses serán los que se sucedan hasta ver firmado un convenio para el Plan de Vías. Meses, meses y más meses. ¿Pero cuantos meses? ¿Seis, doce, dieciocho?

Infografía del futuro Hospital de Cabueñes.

Otra infraestructura pendiente: Cabueñes. A vueltas con el hospital y los fallos en el presupuesto de su remodelación, sería muy desalentador pensar que la clínica privada de Quirón fuera a estar en marcha mucho antes. Ya me imagino a todos los interinos de la sanidad pública echando el currículum en la Quirón, esperando cobrar más y mejor, cuando en nuestros hospitales hacen falta más sanitarios que nunca.

“Ya me imagino a todos los interinos de la sanidad pública echando el currículum en la Quirón”


Como hace tres años, seguimos sin tener muy claro si Ana González continuará como Alcaldesa el próximo mandato. La ansiedad es patente. Y no es mala fe, ni mucho menos, la que nos hace maliciar que su proyecto genera dudas, inseguridades, debilidades. Quiere decirse que en cuanto a la militancia socialista le han dejado hacer, el pueblo con carnet se ha tomado la justicia por su mano y ha mudado de hombre como se muda de camisa en la secretaria del PSOE gijonés. Hacía meses que algunos intuíamos este cambio. La sensibilidad del periodista está mas cerca de lo que se respira en la calle que de los aparatos políticos.

Iván Ardura. Foto: C. Noval.


Iván Ardura, en su afán muy legítimo por darle seriedad a su cargo, no era sino el último capricho de Maria Luisa Carcedo que, lo mismo nombró a Iván, podía haber nombrado a un caballo como Calígula. Ardura, ya digo, tuvo el ademán largo de convocar una asamblea, en la confianza de que estaba todo el mundo contento. Esta caída del apparátchik prueba que no conocía a sus bases, que solo tenían con ellas una amistad cuatrienal y de paso. Pues bien, el SOMA ya le ha dado boleto y así se lo ha hecho saber Alperi: no nos representas.
En un momento difícil, de pesimismo y desánimo para las izquierdas, el nuevo secretario general busca reordenar la cohesión social de los barrios, que las inversiones en industria florezcan y que su partido ventile la casa para enchufarlo nuevamente a los problemas de la ciudadanía. Huele a cambio en La Argandona, hay savia nueva y, sobre todo, regresa la esperanza a sus bases.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí