Amazon y la Guardia Civil hostigan a los huelguistas de Delcom

Los agentes de la Benemérita amenazan con “ponerse duros” la próxima semana, y el jefe de seguridad de la multinacional ya ha apercibido a varios trabajadores que se solidarizaron con la huelga

Recomendados

Bernardo Álvarez
Bernardo Álvarez
Graduado en psicología y ahora periodista entre Asturias y Madrid. Ha publicado artículos en ABC, Atlántica XXII, FronteraD y El Ciervo.

Los trabajadores de Delcom, una subcontrata de reparto que trabaja para Amazon en la nave que tiene la multinacional en Siero, acaban de terminar su segunda semana de huelga indefinida. La plantilla de la compañía, compuesta por 50 trabajadores, está haciendo un seguimiento de los paros cercano al 80%, aunque de momento no ha habido avances en la negociación con Delcom. Los huelguistas, que hacen paros de tres días cada semana, exigen la readmisión de los tres sindicalistas de la CSI que fueron despedidos y la igualación salarial entre los trabajadores de la empresa. Esta misma semana tuvo lugar el acto de conciliación con Delcom, que se saldó sin acuerdo entre las partes.

“La actitud de la empresa no cambia”, cuenta Iván Fernández, uno de los empleados despedidos de Delcom por su militancia sindical, “y está muy cómoda escondiéndose detrás de Amazon”. Los huelguistas mantienen desde el primer día de paro un punto informativo frente al almacén de Amazon, donde corean consignas, cuelgan pancartas, cortan la calle e incluso celebraron una asamblea que reunió a varios colectivos de trabajadores en lucha.

Asamblea de trabajadores frente a la nave de Amazon FOTO: Luis Sevilla

Los huelguistas se quejan de la presión que están sufriendo durante sus concentraciones, tanto por parte de Amazon como de la Guardia Civil. Aseguran que el jefe de seguridad de la multinacional se ha trasladado desde Madrid para seguir de cerca la huelga. Según han podido saber, el encargado de seguridad de Amazon está autorizado para despedir a quien considere oportuno sin necesidad de dar explicaciones.

El primer día de huelga, recuerdan, cuando estaban celebrando una asamblea frente a la nave de Amazon, el jefe de seguridad se puso a grabar desde la calle a todos los asistentes. “La Guardia Civil tuvo que llamarle la atención porque está prohibido grabar estando fuera de las instalaciones”, asegura Fernández. Adrián Marín, trabajador de Delcom, cuenta que ayer, que no había huelga y le tocaba trabajar, “el jefe de seguridad me estuvo siguiendo y vigilando todo el día. Tiene ganas de echarnos”.

Por la asamblea solidaria celebrada esta semana frente al almacén de Amazon se pasaron tres trabajadores y delegados sindicales por CCOO de Vayven, otra subcontrata de reparto de Amazon que ha sido condenada recientemente por el despido improcedente de un trabajador. Durante esa asamblea, los empleados de Vayven fueron grabados por el jefe de seguridad de Amazon, quien le pidió a la subcontrata que los identificase para amedrentarlos o tomar represalias contra ellos. “Les amenazaron con no dejarles acceder a las instalaciones”, asegura Fernández.

Según Marín, “parece que este tipo les da indicaciones a los agentes de la Guardia Civil. Cuando vienen por la mañana hablan con él por la valla y unos se van para un lado y otros para otro”. También Fernández cree que “Amazon presiona a las fuerzas de seguridad, y presiona en Delegación de Gobierno para que nos limiten el espacio para manifestarnos. Si hasta nos lo reconocieron unos guardias civiles, que es un recorte de derechos bestial y que se está haciendo una interpretación muy restrictiva de los derechos de reunión y manifestación”.

La Benemérita, dice Marín, ya les ha advertido que esta próxima semana se van a “poner duros, y yo creo que van a empezar a poner sanciones por estar delante de la empresa”. No parece que los trabajadores vayan a amedrentarse, y este lunes han convocado dos caravanas que saldrán desde Oviedo y Gijón para confluir frente a la nave de Amazon en Meres.

Actualidad

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí