El Centro Niemeyer expone la mirada humanista del fotógrafo Gabriel Cualladó

Con más de 140 obras, la exposición recorre la trayectoria artística del fotógrafo, con especial hincapié en sus fotografías asturianas y en las décadas de los años 50, 60 y 70

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

La exposición que el Centro Niemeyer dedica a Gabriel Cualladó, titulada, precisamente, “Cualladó”, supone un homenaje a uno de los grandes maestros de la fotografía de la segunda mitad del siglo XX. La Sala de Fotografía acogerá esta nueva muestra, que se inaugurará oficialmente el viernes 27 de mayo a las 18:00 y se podrá visitar hasta el 4 de septiembre del presente año.

La muestra cuenta con préstamos de importantes colecciones, como las del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, el Institut Valencià d’Art Moderno IVAM, la colección Mur o la Fundación FotoColectania, así como de la colección de la familia Cualladó. Igualmente, “Cualladó” recibe el apoyo de la empresa Fidelitas Asesores SAP.

FOTO: Gabriel Cualladó

Comisariada por Antonio Tabernero, “Cualladó” propone un recorrido por la obra de Gabriel Cualladó, un fotógrafo que siempre se consideró a sí mismo como amateur y cuya producción es una de las más singulares de la fotografía española, no solamente por su dimensión poética y por su extraordinaria libertad de expresión, sino también por la natural sencillez con la que abordó su interpretación del mundo.

De formación autodidacta, la obra de Cualladó destaca por configurar un estilo de mirada realista, componiendo un universo poético propio y transmitiendo su intenso latido vital. En este sentido, esta fotografía sencilla y directa, conforma un discurso estético lleno de delicadeza, modelando una aportación esencial a la historia de la fotografía en España.

Su época de mayor actividad transcurrió en las décadas que van de los años 50 a los 70, una época que se refleja en la exposición a partir de sus series fotográficas realizadas principalmente en Madrid, París y Asturias. En estas imágenes, Cualladó no busca temas ni personas relevantes, sino que, ofreciendo su mirada más humanista, retrata escenas sencillas, desprovistas de artificios, para captar los instantes de su vida cotidiana. Así, por estas fotografías transitan familiares, amigos y personajes anónimos que conforman un mosaico cercano e intimista que nos lleva del Rastro madrileño a las calles parisinas, al modo de la nouvelle vague.

FOTO: Gabriel Cualladó

Asturias es uno de los escenarios fotográficos predilectos de Cualladó y es aquí donde realiza una gran cantidad de obras a lo largo de toda su vida. Obras en las que, bajo una sencilla apariencia, es tal su fuerza que guardan algunas de las cualidades mágicas que tuvo el arte en sus etapas iniciales, cuando eran poco más que un amuleto, una vitalidad generada por un peculiar instinto creativo. Precisamente esta serie de fotografías asturianas de Cualladó quedarán recopiladas en un catálogo editado por el Centro Niemeyer que próximamente estará a disposición del público.

La carrera de Cualladó continuó siendo fecunda hasta poco antes de su fallecimiento, en 2003, como demuestra el proyecto fotográfico “Puntos de vista para el Museo Nacional Thyssen–Bornemisza”, del que esta exposición incluye una amplia selección. En esta serie, el fotógrafo cambia radicalmente su modo de mirar, puesto que el tema principal es el público del museo. Así, el fotógrafo mira a gente que, a su vez, mira, y que incluso es mirada por el pintor de las obras, en un juego caleidoscópico revelador.

Los últimos años de la actividad fotográfica de Cualladó también están reflejados en la muestra a través de una pequeña serie de polaroid. Investigó tímidamente el color, sirviéndose de esta cámara que ofrecía tonos muy especiales y sabía completar con su mirada en un ambiente bucólico.

fotografía de Gabriel Cualladó

La exposición forma parte de PhotoEspaña 2022, un festival internacional de fotografía que se celebra cada año en Madrid. Este festival comenzó en 1998 y ha ido creciendo a otras ciudades y consolidándose hasta convertirse en una cita de referencia para el mundo de la fotografía y las artes visuales.

“Cualladó” se inaugura oficialmente el viernes 27 de mayo a las 18:00. La inauguración contará con acceso libre y gratuito y a partir de esa fecha la exposición se podrá visitar por 4 € (3 € para la entrada reducida) en los siguientes horarios: de 11:00 a 14:00 y de 16:00 a 19:00 en temporada baja y de 11:00 a 14:00 y 16:00 a 20:00 en temporada alta.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí