El 25 de Mayo se consolida en el calendario asturiano

Todos los partidos se suman al acto institucional en el palacio del Conde de Toreno en recuerdo de la rebelión de la Junta General contra Napoleón.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha apelado al “corazón patriótico” y a la “vocación de unidad” del 25 de mayo de 1808, cuando la Junta General decidió proclamarse soberana y declarar oficialmente la guerra a Francia. El jefe el Ejecutivo asturiano se ha expresado en estos términos durante el acto institucional con el que este miércoles se ha recordado el alzamiento del pueblo asturiano frente a las tropas napoleónicas hace 214 años.

En un discurso pronunciado en castellano y asturiano, Barbón ha puesto en valor la búsqueda continua del entendimiento a través de la negociación y el consenso para que se manifieste “la mejor Asturias, como lo hizo sin miedo y con audacia” en 1808. El presidente ha subrayado la relevancia de esta fecha, cuando Asturies fue la “primera en declarar la guerra al invasor”, en un momento en que en España “los independentistas bucean de continuo para hallar algún pecio al que amarrar su relato nacional”.

Según ha explicado, el Gobierno del Principado reivindica el 25 de mayo de 1808 “como una fecha que merece el conocimiento y el reconocimiento de todos los asturianos”, de manera que se fije la efeméride “en la memoria colectiva”. “Aquí nadie quiere apropiarse ni patrimonializar nada. Sería una pretensión condenada al fracaso y un falseamiento de la historia”, ha advertido al respecto.

Barbón ha indicado que al recordar esta fecha se conmemora también el día de la bandera de Asturies, la misma que ondea en “cualquier acontecimiento multitudinario” y se ha convertido en un símbolo que junta “sin distinción” a todos los asturianos, por encima de “siglas e ideologías”. “Estoy convencido de que con el paso de los años tal día como hoy las banderas de Asturias acabarán llenando los balcones en una fiesta colectiva”, ha asegurado.

En su discurso, el presidente también ha recalcado que “la España contemporánea y, más adelante, democrática asienta su origen en la rebelión asturiana, en aquel grito que electrizó toda la península”. Por todo ello, ha señalado que el Gobierno del Principado defiende que la conmemoración “cale”, sin tratar de “competir” con el 8 de septiembre, sino con el objetivo de “recuperar la historia” y “hacer una llamada a nuestra autoestima”.

Un momento del acto institucional. Foto: Iván G. Fernández

En el acto institucional también ha intervenido el presidente de la Junta General, Marcelino Marcos, quien ha reivindicado que la bandera asturiana tiene una “verdad histórica y un reconocimiento popular más que suficiente”. El presidente del parlamento ha subrayado que la efeméride fomenta el conocimiento de los valores y la divulgación de la propia cultura democrática, propiciando un “sentimiento de autoconciencia diferencial”, que ha denominado “regionalismo asturiano”. En este punto, ha rechazado el “potencial peligro de esa especie de neocantonalismo” que están surgiendo como una consecuencia de “una estratificación socioeconómica nacionalista dentro de nuestra comunidad autónoma”. “Creo que las propuestas nunca deben ser segregadoras, sino integradoras, de lo contrario estaremos ante propuestas que van en contra del equilibrio territorial y la solidaridad necesaria para llevarlo a cabo”, ha enfatizado.

Por su parte, el segundo teniente de alcalde de Oviedo/Uviéu, Mario Arias, ha reivindicado el patriotismo como un mecanismo de “unión y no de división” y como un concepto “bueno y no negativo, como dicen algunos sectores”. Así, ha apelado a la “unidad” de la nación, “respetando” sus autonomías, pero “sin cuestionar su integración plena en un mismo proyecto de país”, al tiempo que ha puesto en valor el papel de la Corona al permitir “más de cuarenta años de paz y progreso”. Por último, ha afirmado que Asturies necesita instituciones “fuertes” que escuchen a sus gentes y no a los intereses “políticos puntuales y parciales que generan división”. “Ya hemos perdido demasiado tiempo”, ha finalizado.

Tras el acto, la presidenta del PP, Teresa Mallada, se ha dirigido a Barbón para asegurar que “respeto” a la Junta General es la celebración de este tipo de actos, pero también lo es “a los 45 diputados” que conforman la institución.

Mientras el portavoz parlamentario de Foro, Adrián Pumares, ha pedido al presidente que afronte con el espíritu de “valentía” de 1808 los retos de Asturies, el de Vox, Ignacio Blanco, le ha exigido que “combata” al “enemigo común” que es el Gobierno de España.

A lo largo del día han tenido lugar diversas actividades, entre ellas una recreación histórica de lo ocurrido hace más de 200 años en la Plaza Porlier que ha cerrado los actos conmemorativos.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí