Entamar debuta con sus Premios 25 de Mayu “Xuaca Bobela y Marica Andallón”

La nueva asociación concedió los dos primeros galardones a la Xunta Pola Defensa de la Llingua Asturiana y a Paloma Uría.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Los primeros premios ‘Xuaca Bobela y Marica Andallón’ se estrenaron ayer con motivo del 25 de mayo en Oviedo. La Asociación Cultural Entamar, de reciente constitución, organizó un acto que comenzó con la presentación de los premios en la Corrada del Obispo y finalizó con una folixa en el Sol y Sombra.

La Asociación Cultural Entamar eligió el 25 de mayo para presentarse en sociedad. En un primer momento, en la plaza de la Corrada del Obispo, tuvo lugar la explicación del proyecto a cargo de Sara Combarros y Sonia Carbajal, quienes definieron a la asociación como una “factoría asturiana de utopías posibles”. A ellas les siguió la historiadora Arantixa Margolles, invitada al acto para que explicase los motivos históricos del 25 de mayo. La historiadora señaló la importancia de la Junta General del Principado que “aunque distaba muncho de ser una institución democrática”, representaría los anhelos de una población que rechazaba la invasión francesa, y que “arrincó coles sos propies manos” los bandos del mariscal Murat que amenazaban con ejecuciones a cualquiera que se resistiera al Ejército napoleónico.

Foto: Alisa Guerrero

Margolles glosó también las figuras de Xuaca Bobela y Marica Andayón. Una noble y otra de clase popular. Una más cercana a las posiciones absolutistas y otra a las liberales, y que representan bien tanto la participación de las mujeres en los sucesos de 1808, como los dos extremos políticos que confluyeron en la guerra contra Napoleón. Sobre Andayón, personaje más desconocido, Margollés destacó algunas de las notas que escribió sobre ella el historiador Fermín Canella, como que vestía de manera masculina “gastando montera del país”, o su papel mediador, evitando el fusilamiento de afrancesados en el Campo san Francisco.

Tras la presentación simbólica frente a la Corrada del Obispo, el acto continuó en el local del Sol y Sombra. Allí tomaron la palabra las personas que integraron los dos jurados de los premios, así como las personas que recibieron el galardón. Arantxa Margolles intervino nuevamente, esta vez en referencia a la historia de Xuaca Bobela y Marica Andallón, mujeres muy relevantes en los acontecimientos del 25 de mayo. “Estamos hablando de dos personas que son mujeres y que vivieron en el siglo XIX”, contextualizó la historiadora. Bobela, más asociada con una clase social más acomodada, y Andallón, de procedencia más humilde y de pueblo, a pesar de su importante diferencia de clase, “lucharon por un objetivo común de libertad”. Dos mujeres, Xuaca Bobela y Marica Andallón, que “probablemente jamás hubieran imaginado que se les recordaría de esta manera en 2022”, finalizó la historiadora.

Xune Elipe. Foto: Alisa Guerrero

Los premios se dividieron en dos jurados: uno, la modalidad de feminismo, igualdad y LGTBI, compuesto por la activista y experta en género, Jara Cosculluela, la doctora en Biología, presidenta del comité de empresa de la Universidad de Oviedo y miembro del colectivo Llar Trans, Ángeles Fal, y la historiadora, cantautora, articulista y escritora LGBTI, Alicia Ramos; y el otro, la modalidad de defensa sociopolítica de Asturies, que está compuesta por el historiador y director de Nortes, Diego Díaz, la escritora e historiadora Pilar Sánchez Vicente, y el músico, vocalista de Dixebra y reciente ganador del Premio de Ensayo Fuertes Acevedo, Xune Elipe. Los jurados dieron entrega de dos pizarras grabadas con una ilustración de Xuaca y Marica, en base a la creación del artista corverano ‘Cuinchi’ José Luis Álvarez.

Xosé Candel. Foto: Alisa Guerrero

Xune Elipe intervino en nombre del jurado del que forma parte. El músico, criticó que el 25 de mayo se haya asumido por el Principado “de manera rebaxada”, y pidió “non folklorizar” una fecha que remite a la soberanía y el nacimiento de Asturies como “suxetu políticu contemporáneo”. Así, dio entrega del premio en la modalidad de defensa sociopolítica de Asturies a Xosé Candel, como representante de la Xunta pola Defensa de la Llingua Asturiana, quien defendió el rescate del asturiano y el gallego-asturiano “como forma de vida ante la falta de igualdad”.

Jara Cosculluela, como miembro del jurado de feminismo, igualdad y LGTBI, introdujo a la premiada, la docente y feminista histórica Paloma Uría, en su labor por la igualdad dentro del movimiento feminista asturiano, tanto dentro como fuera de las instituciones. “Ni siquiera Paloma es consciente de lo importante que ha sido para las mujeres, no solo del pasado, sino del presente y del futuro”.

Paloma Uría. Foto: Alisa Guerrero

Paloma Uría señaló que “el feminismo es inseparable de todos los demás movimientos en defensa de la justicia social”. En su intervención, la premiada apoyó un movimiento feminista que trabaje junto a todas las mujeres y hombres que aspiran a una sociedad más igualitaria y democrática.

El acto finalizó de la mano de Covadonga Tomé, miembro de Entamar. Una sesión de DJ y un pinchoteo concluyeron un acto del 25 de mayo que, en palabras de las personas integrantes, “es la primera de muchas otras actividades que pronto anunciaremos”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí