Podemos propone el modelo vasco para salvar el empleo y la actividad de Danone en Salas

Euskadi posee el 7% del accionariado de la lechera Kaiku, con una participación mayoritaria de capital suizo.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

El consejero de Industria, Empleo y Promoción Económica, Enrique Fernández, ha subrayado este miércoles que “el único escenario válido y aceptable” en relación al anuncio de cierre de la planta de Danone en Salas es “la continuidad de la actividad y el empleo, ya sea con la empresa actual o con otra, y si no es con la producción actual, con otros productos”.

Así ha respondido el consejero al diputado de Podemos Daniel Ripa, quien ha preguntado en la Junta General sobre las gestiones que va a hacer el Gobierno del Principado para evitar el cierre de la planta y su impacto sobre el sector ganadero.

Ripa ha advertido de la posibilidad de que alguna de las empresas que pueda estar interesada en hacerse con la planta tenga detrás un fondo buitre con intenciones especuladoras, algo que ha subrayado que hay que evitar después de lo ocurrido con otras compañías en la comunidad. Además, el diputado de la formación morada ha apostado por la entrada del Principado en el accionariado de la planta, tal y como ha hecho el Gobierno del País Vasco en la lechera Kaiku. Desde 2019 Euskadi posee el 7% del accionariado de Kaiku Corporación Alimentaria, S.L, una empresa de origen cooperativista y vasco, pero que desde 2012 está controlada por el grupo suizo Emmi. El Gobierno vasco decidió entrar en el accionariado por el carácter “estratégico” de esta compañía para la economía vasca. A este respecto, Ripa ha propuesto que el Principado habilite una partida anual equivalente al 1 por ciento del presupuesto, unos 50 millones, para comprar acciones en empresas estratégicas con el objetivo de “arraigarlas” al territorio.

Ripa también ha cuestionado “el camelo” de la empresa con su promesa de seguir recogiendo la leche de ganaderos locales “para llevarla a Madrid, Barcelona o Francia”.

El consejero, que ha pedido no sacar “conclusiones precipitadas”, ha subrayado que “la confidencialidad, el rigor y el trabajo continuo, pero discreto, es fundamental” para encontrar soluciones a este tipo de situaciones. Fernández ha recordado que la empresa prevé mantener el empleo y la actividad hasta final de año, un tiempo que ha considerado que puede permitir la búsqueda de un inversor alternativo. Esta búsqueda, ha incidido, coincide con la puesta en marcha del Plan estratégico de recuperación y transformación (PERTE) del sector agroalimentario, que va a movilizar 1.800 millones de euros, que podría beneficiar a cualquier proyecto que quiera instalarse en Salas.

Sobre el impacto sobre la ganadería local, el consejero ha recordado que la propia empresa ha dicho que garantizará la recogida de leche y que desde el propio sector agroalimentario se asegura que otras empresas con más demanda podrían asumir los contratos de entrega de leche.

La intención de Danone es aplicar un ERE de extinción para sus 69 trabajadores y cerrar las instalaciones antes de finalizar el año para trasladar la producción a Francia, si bien está dispuesta a estudiar el traspaso de la factoría a otro inversor. La empresa justifica su decisión por causas productivas al alegar una infrautilización de las instalaciones, unos altos de costes de producción y una caída de las ventas de los productos que se fabrican en Salas, como Danonino y los flanes de queso y de vainilla

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí