La Ronda Norte se vería y escucharía desde Santa María del Naranco

El Principado anuncia inversiones en el prerrománico al tiempo que apoya la construcción de una autopista en su entorno.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

La consejera de Cultura, Berta Piñán visitó este lunes el nuevo camino entre el Centro de Interpretación del Prerrománico y San Miguel de Lillo. Una obra que ha supuesto una inversión de 175.000 euros. La consejera, que estuvo acompaña de su director general de patrimonio, Pablo León, y del concejal ovetense de Turismo, Hostelería y Congresos, Alfredo García Quintana, anunció que la consejería realizará otra inversión, de 100.000 euros, para un nuevo camino peatonal entre ambos monumentos. La visita tenía lugar al mismo tiempo que se anunciaba la luz verde del Ministerio de Transportes al estudio informativo de la Ronda Norte. Tanto Principado como Ayuntamiento apuestan por la infraestructura, que rechazan Podemos, IU, Foro y Equo, así como vecinos y ecologistas.

Mapa de la contaminación acústica que maneja el Ministerio de Transportes

De construirse la autopista por la ladera del Naranco su impacto sobre los monumentos sería muy alto, tanto en el plano paisajístico, como sonoro. Así lo demuestran los propios mapas de contaminación acústica que contiene el informe del Ministerio. La autopista, que pasaría a 500 metros de Santa María del Naranco, sería visible desde los monumentos, y también audible.

Podemos Asturies ya presentó a finales del año pasado una denuncia ante la UNESCO por los posibles perjuicios que la Ronda podría tener para dos monumentos catalogados de Patrimonio de la Humanidad. En 2008 la condición de Patrimonio de la Humanidad de Santuyano estuvo en peligro por el proyecto de las “trillizas” de Calatrava para la parcela de El Vasco. Los informes negativos del comité asesor fueron claves a la hora de frenar el proyecto. El pasado año el organismo sacó al puerto de Liverpool de su lista por los desarrollos urbanísticos que han desfigurando su imagen. Anteriormente, en 2007 y 2009, UNESCO también retiró de la lista al paisaje cultural del Valle del Elba, en Dresde (Alemania) y al Santuario del Oryx, en Omán, por sus fallos en la conservación patrimonial.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí