El futuro incierto de Tabacalera

Los técnicos municipales ven "harto difícil sino imposible" licitar las obras de un proyecto que también genera dudas en el seno de la coalición PSOE-IU.

Recomendados

Juan González
Juan González
Periodista. Ha trabajado en la Agencia Noticias Argentina y en varios medios argentinos. En España, El Comercio y La Voz de Asturias y EFE. Desde 1990 reside en Asturias.

El elevado coste del proyecto, estimado en, al menos, 20 millones de euros; un mantenimiento que se presume muy caro; la incertidumbre sobre la coyuntura económica global de los próximos años; el rumbo incierto en la política cultural y la falta de consenso político amenazan el sueño del gobierno local de convertir el edificio de Tabacalera en el gran centro de cultura de Gijón. 

Dos décadas después del cierre de la fábrica por la multinacional Altadis en 2002, los fantasmas parecen habitar un edificio que, asentado en un yacimiento romano, simboliza la historia desde primer monasterio de la ciudad fundado en 1670 y transformado en tabacalera en 1842. 

Edificio de Tabacalera. Foto de David Aguilar Sánchez

El cierre sorprendió al Gobierno regional y a las autoridades municipales que se encontraron con unas instalaciones de alto valor arqueológico y en menor medida arquitectónico, para las cuales no tenía previsto destino alguno. En un primer momento el Gobierno regional evaluó la posibilidad de que fuera sede de los juzgados, luego su reconversión en centro educativo para finalmente optar por un museo.

En febrero de ese mismo año, el Ayuntamiento anunció que “el centro cultural de Tabacalera verá la luz en 2023” y “pasará a convertirse en el foco principal de la actividad cultural de la ciudad” pero en 2022 la alcaldesa Ana González, en una visita a las obras acompañada por el presidente Adrián Barbón, reconoció que “todo se alarga”. 

El gobierno municipal pretende licitar las obras durante el último trimestre de este año con el propósito de que puedan comenzar antes de que acabe el presente mandato de la Corporación, algo que lo técnicos municipales que trabajan sobre el proyecto ven “harto difícil sino imposible”. 

Cimavilla con Tabacalera al fondo. Foto: David Aguilar Sánchez

El optimismo gubernamental choca contra la realidad de la gestión de una iniciativa de la que no se sabe a ciencia cierta cuál será la inversión necesaria, se calculan unos 20 millones de euros pero en base a lo que costaron algunos equipamientos similares en otras comunidades autónomas. 

Funcionarios del área de cultura no creen que esas previsiones económicas sean suficientes y algunos han estimado que probablemente supere esa cifra en algunos millones más por lo “complejo del proyecto” que no solo tiene que superar problemas constructivos por las características del suelo, sino también otros de tipo arqueológico y de los usos especiales que se pretenden. 

Sin un proyecto de construcción definido con su presupuesto, “es imposible” saber a día de hoy el coste total de las obras, aseguran los cuadros intermedios del Ayuntamiento. 

Foto: David Aguilar Sánchez

El Centro de Cultura de Tabacalera no se financia desde la Fundación Municipal de Cultura, sino desde el presupuesto municipal en el capítulo de Gestión de Edificios y Patrimonio Municipal, que en 2022 consignó 422.700 euros para la redacción del proyecto. 

En enero de 2018 el Ayuntamiento tenía obligaciones reconocidas, que se traducen en pagos, por 4.166.065,08 euros, de los cuales 3.208.955,55 corresponden a la obra parcial de consolidación del edificio, 615.459,13 euros a proyecto y dirección y dos partidas de trabajos arqueológicos, una de 170.000 y otra de 172.550 euros. 

El año siguiente, 2019 fue de prórroga presupuestaria, y en el 2020 se consignó una partida de 550.000 euros para obra nueva, con lo que al menos entre 2018 y 2021, se habrían invertido más de cuatro millones y medio de euros. 

Admitido por el gobierno local que el peso mayor de las obras recaerá en la próxima Corporación, dependerá de la correlación de fuerzas entre los grupos políticos que apuesten por el proyecto y los que no. En algunos sectores del PSOE se empieza a cuestionar por el elevado coste de la inversión en un momento en el que hay otras prioridades como fortalecer los servicios sociales y por no incardinarse en la política cultural que caracterizó al arecismo. 

La línea de hacer de Gijón una ciudad cultural abierta, cuyos más claros exponentes son la Semana Negra y la Feria de Teatro para Niños y Niñas, ambos de acceso gratuito, y el Festival Internacional de Cine con precios accesibles, fue abandonada en el anterior mandato de Foro y se ha desdibujado en el de Ana González

“En medio de la incertidumbre económica, tabacalera puede antojarse un capricho caro”

En Izquierda Unida, actual socia de gobierno, el macroproyecto de Tabacalera genera recelos, cuando al mismo tiempo se “dejan caer” otras inversiones necesarias para mantener y adecuar, por ejemplo, el Museo Casa Natal de Jovellanos e incluso el mismo Teatro Jovellanos.  Además, se tienen dudas sobre el papel que tendrá el centro en el marco del resto de instalaciones culturales municipales y regionales, especialmente con el Centro de Arte Laboral

Tabacalera. Foto: David Aguilar Sánchez

Podemos no tiene una posición muy clara, aunque si tienen que escoger entre invertir varios millones en Tabacalera o en políticas sociales, se posicionarán claramente por “apoyar a la gente que más necesita”. 

PP, Foro, Ciudadanos y Vox no darán ningún apoyo, con lo que el consenso político queda reducido al del PSOE, si logra unir filas en torno al proyecto y habrá que ver las políticas de alianzas que se conformen tras las próximas elecciones municipales. 

En medio de un clima de incertidumbre por la coyuntura económica de los próximos años, con una inflación creciente, con precios de energía al alza que difícilmente bajen, con la crisis que dejó el parón de la Covid, la guerra en Ucrania como una espada de Damocles sobre el abastecimiento de gas, petróleo y cereales, el Centro Cultural de Tabacalera, puede antojarse como un capricho caro. 

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí