¿Cuántas viviendas se podrían construir con los 226 millones de la Ronda Norte?

El PTD critica que la ministra de Agenda Urbana, Raquel Sánchez, priorice la controvertida autovía sobre la vivienda asequible.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

La lucha contra la Ronda Norte sigue sumando apoyos sociales y políticos. Enrique Gallart, coordinador en Asturies del Partido del Trabajo Democrático (PTD), organización de izquierdas que apoya electoralmente a Unidas Podemos, ha señalado hoy a través de una nota de prensa, que con los 226 millones que se quiere gastar el Estado en la Ronda Norte se podría mejorar “ostensiblemente la vida de miles de ciudadanos”, si esos fondos de destinan a un programa de Vivienda Pública Universal.

“Esto debería servirnos para tomar conciencia del derroche de recursos que significa la Ronda Norte para conseguir sólo una reducción del 8% de los tiempos de desplazamiento” ha señalado Gallart.

Según los cálculos del PTD, teniendo en cuenta los precios para Oviedo/Uviéu de portales inmobiliarios, con esos fondos se podrían construir 2.825 pisos de alquiler “muy asequible”. “Si esa inversión se realiza en una o dos legislaturas cambiaríamos para siempre la situación del mercado de la vivienda en alquiler en la capital, y esta pasaría a ser un referente nacional en esta materia. Al estilo de Viena, en Austria” ha explicado Gallart.

“Pasado un plazo de amortización, el Estado, o la empresa municipal de vivienda (que es la que tendría que gestionar esto), empezaría a ganar dinero, y dispondría de fondos para aumentar la escala del programa”, indica el coordinador local del partido rojo. que añade que “En unos años muchísimo el coste general de la vivienda en el municipio, para todo el mundo”

Vivienda Pública Universal

La VPU es un concepto de vivienda pública de alquiler que se inspira en las políticas de vivienda de la capital austriaca. Según este enfoque la política pública de vivienda no estaría destinada únicamente a cubrir las necesidades de los más desfavorecidos sino a competir desde lo público con la iniciativa privada de cara a reducir los precios del mercado.

“Esto se haría a partir de tres claves: Proyectos a gran escala, no con cuentagotas, precios ajustados al coste real de producción para ofrecer alquiler asequible, y distribución por sorteo, no por baremación social, de cara a que amplias capas de la población tengan acceso a estos programas” indican desde el PTD.

“¿Por qué una enfermera del HUCA, un empleado de oficina o una pequeña emprendedora no puede disfrutar de una buena vivienda pública de calidad para su familia que le cueste 200€ al mes?” ha concluido Gallart.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí