El ecologista Sixto Armán detenido por una protesta pacífica contra el cambio climático

El veterano activista se encuentra en libertad con cargos, acusado junto a otras 10 personas de dañar el Congreso el pasado mes de abril.

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Más de diez personas vinculadas a Rebelión Científica y otros movimientos ecologistas han sido detenidas en distintas ciudades de España y llamadas a declarar ante la Policía Nacional, por la acción de “desobediencia civil no violenta” llevada a cabo frente al Congreso de los Diputados el pasado 6 de abril. Ese día, integrantes de la comunidad científica y académica de toda España se reunieron en Madrid frente a la Cámara Baja para arrojar sangre falsa y biodegradable sobre el edificio, con el fin de llamar la atención y denunciar la inacción de las autoridades frente a la crisis climática y ecológica.

La actividad se enmarcó dentro de la semana de acciones en más de 25 países del movimiento Rebelión Científica / Scientist Rebellion, formado por científicos y activistas ecologistas, y que pretende llamar la atención sobre el calentamiento global. Las personas investigadas han sido imputadas con los cargos de “delito de daños” a un “edificio singular protegido” y “delito de daños a las instituciones del Estado” por “alterar de forma notoria la sesión que se estaba realizando en el Congreso de los Diputados”. Tras las detenciones, los miembros de la comunidad científica han sido puestos en libertad con cargos.

Sixto Armán, con la pancarta, en la acción frente al Congreso. Foto: Álvaro Minguito/El Salto.

En Asturias este martes fue detenido el veterano activista social Sixto Armán, de Ecoloxistes n´Aición, que pasó más de dos horas en la comisaría de Gijón a la espera de la llegada de un abogado. Tras prestar declaración fue liberado con cargos. Otros dos asturianos que participaron en esta acción están a la espera de ser citados en los próximos días.

Según Rebelión Científica, “la sangre sangre falsa y biodegradable, realizada a base de agua y remolacha, no ocasionó daños materiales y fue retirada por los servicios de limpieza en cuestión de minutos”. A pesar de ello, denuncian, la policía habla de daños en el edificio por valor de 3.306,69€. Las personas imputadas niegan la veracidad de las acusaciones y afirman que “la acción transcurrió de manera pacífica y no impidió el desarrollo de la actividad parlamentaria”. Además, en alusión a las acusaciones realizadas, añaden que, “la falta de acción política ante la crisis climática, de manera urgente y contundente, está alternado de forma notoria el clima y la vida de las genraciones presentes y futuras”.

“La policía habla de daños en el edificio por valor de 3.306,69€”

Rebelión Científica destaca a su vez “lo irregular del procedimiento de detención, ya que los participantes afectados sólo fueron contactados por teléfono para acudir a prestar declaración con menos de 24h de antelación, dos meses y medio después de dicha acción. Y, una vez en dependencias policiales, fueron informados del procedimiento de detención”.

Los activistas Agustín Velloso, Adán Abajo y Sixto Armán, a las puertas de la comisaría. Foto: David Aguilar Sánchez.

Para el colectivo ecologista esto responde a “una estrategia de endurecimiento de la represión contra los movimientos sociales con el fin de disuadir a las personas para que no ejerzan su derecho a la protesta pacífica”.

Pese a todo, los ecologistas no piensan abandonar sus acciones. En palabras de Armán, “participamos de algo que consideramos legítimo y necesario, y seguiremos con nuestra estrategia de desobediencia civil no violenta”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí