La patronal hostelera admite que no podrá seguir bloqueando el convenio por más tiempo

OTEA se abre a negociar ante la falta de personal para la campaña de verano, y desde CCOO piden salarios y condiciones dignas.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

No ha hecho falta movilización para mover a una patronal enrocada en el No. Simplemente se ha impuesto la ley de la oferta y la demanda. Por una vez, en favor de la clase obrera. Y es que metidos ya en la segunda quincena de julio, faltan trabajadores para la campaña de verano. Una encuesta realizada por OTEA entre sus asociados para hotelería y restauración ha revelado que las empresas radicadas en Asturies necesitan contratar 2.570 trabajadores, una media de 2,16 por cada negocio. Más datos. El 70% de las empresas tienen necesidades de personal en las categorías de camarero, ayudante de cocina y cocinero.

Con este panorama, y a escasos días de la llegada masiva de turistas, la patronal entiende que le toca abrir la mano o puede quedarse sin personal para atender hoteles, bares y restaurantes. No queda otra. Tras más de una década bloqueando la mejora del convenio colectivo, el presidente de OTEA, José Luis Álvarez Almeida, el controvertido hostelero ovetense que según su propia confesión al diario El Comercio, teme más “el regreso del tripartito” que a Hacienda, afirmaba este martes que espera sentarse cuanto antes a negociar con los sindicatos un convenio “atractivo” que contemple la “especificidad de Asturias”. Es decir, con diferentes categorías para escanciadores y camareros.

José Luis Álvarez Almeida Presidente de OTEA. Foto: Otea.

Desde CCOO, Alfredo García, responsable de servicios, recuerda que los sindicatos nunca se han levantado dce la mesa de negociación, y que es al contrario la patronal la que durante más de una década no ha querido sentarse a hablar con ellos. Sin embargo, los tiempos han cambiado, y forzosamente tendrán que revisarse los salarios. A los sindicatos también les gustaría aprovechar el nuevo talante patronal para meter en la negociación otros dos asuntos espinosos: contratación y descansos.

“Los tiempos han cambiado y forzosamente tendrán que revisarse los salarios”

Durante la asamblea de socios de OTEA, celebrada este miércoles en Xixón, Álvarez Almeida, reconocía la falta de mano de obra especializada y anunciaba que pedirá al Gobierno autonómico un plan de formación profesional, algo que apunta a una nueva transferencia de fondos públicos a negocios privados que esperan un nuevo verano de llenazo turístico.

Para Alfredo García la solución a los problemas que denuncian los hosteleros es mucho sencilla: pagar más y ofrecer mejores contratos. Aunque hace unos meses Almeida afirmaba, también en El Comercio, que en hostelería ya nadie paga en sobres, y añadía, “pongo la mano en el fuego”, en CCOO dudan de tan rotunda aseveración. “Mucha gente se vio en la pandemia sin nada, porque estaba trabajando en negro, o con ERTEs de 400 euros, porque estaba asegurada por muchas menos horas de las que trabajaba” señala García, para el que los salarios y condiciones laborales han provocado la “deserción” de muchos trabajadores hacia la construcción, el comercio y otros sectores. En opinión del sindicalista, los trabajadores de la hostelería llevan una década perdiendo poder adquisitivo, por lo que “la primera cosa que se debe negociar es la actualización de los salarios al coste de la vida”.

Según el responsable de servicios de CCOO los hosteleros recibieron muchas ayudas en la pandemia, “y ahora quieren que les sigamos pagando una formación que quizá les tocaría asumir a ellos”. García también carga con que no se ofrezca alojamiento a quienes tienen que desplazarse por varios meses fuera de su domicilio habitual: “no es de recibo que la gente vaya a hacer la temporada al Oriente, a zonas turísticas muy caras, y tengan que pagarse de su bolsillo el alojamiento. Al final ganan para pagar el alquiler, y además quieren que vayan contentos”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí