La eutanasia se ha aplicado en Asturias a cinco de los once primeros solicitantes

Cuatro se llevaron a cabo en los domicilios de los solicitantes y una en el Hospital Universitario Central de Asturias

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Once personas han solicitado la aplicación de la Ley de la Eutanasia en Asturias, de las que cinco han recibido esta prestación, según recoge el informe anual aprobado este martes por la Comisión de Garantía y Evaluación del Principado, correspondiente al primer año de vigencia de la ley.

El presidente de la Comisión de Garantía y Evaluación del Principado de Asturias, José Fernández, ha ofrecido estos datos con motivo de la presentación del informe relativo a la aplicación de la Ley de la Eutanasia, que ha trasladado al consejero de Salud, Pablo Fernández Muñiz.

La eutanasia la solicitan personas para las que la paliación sedativa no es suficiente y que padecen una enfermedad grave, irreversible, que lleva a la muerte, además imposibilitante y que ocasiona sufrimiento.

El informe que ha cerrado la Comisión de Garantía y Evaluación del Principado de Asturias sobre el periodo entre junio de 2021 y el 31 de mayo de este año recoge un total de doce solicitudes correspondientes a once personas, ya que una de ellas repitió la petición tras la denegación inicial.

De ellas, se llevó a cabo en cinco casos: cuatro en los domicilios de los solicitantes y una se ha llevado a cabo en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), ya que el paciente expresó la voluntad de donar sus órganos.

El más joven de los solicitantes contaba con 41 años y el mayor con 77, y la edad media se situó en los 60 años

De las doce solicitudes dos han sido denegadas por “no cumplir con lo que se define como concepto eutanásico”, ha indicado Fernández, quien ha precisado que en el resto de los casos en los que no se llegó a realizar la prestación se debió al fallecimiento previo del demandante.

El más joven de los solicitantes contaba con 41 años y el mayor con 77, y la edad media se situó en los 60 años, ya que casi la totalidad de los casos encaja en la horquilla de entre 55 y 65 años.

Atendiendo a los tiempos y plazos que prevé la ley de Eutanasia, en Asturias transcurre un plazo de unos 45 días desde que se produce la primera solicitud hasta que la Comisión de Garantía emite la resolución favorable, y a partir de ahí “todavía hay un plazo que se amplía porque es la persona quien decide dónde y cuándo quiere que se realice la prestación”.

Fernández ha remarcado que la aplicación de la eutanasia ha tenido lugar en todos los casos en los servicios públicos sanitarios, con la colaboración de los profesionales de las distintas categorías profesionales, entre las que ha citado medicina, enfermería y farmacia, y de los diferentes niveles asistenciales.

“Si bien el peso recayó en la Atención Primaria, hay una parte de procedimiento que es la evaluación de la figura del médico-consultor que debe de tener una especialidad relacionada con la patología principal de la persona”, ha añadido.

Asimismo, en el caso del HUCA, el presidente de la Comisión de Garantía y Evaluación ha destacado la “coordinación obligada” entre los servicios de Atención Primaria y la hospitalaria, que ha enmarcado en una actuación “multiprofesional” en cuento a diversas categorías y niveles asistenciales.

“Conforme vayamos avanzando irá mejorando la información sobre la prestación, el alcance sobre los cuidados paliativos y la importancia de hacer el testamento vital“, ha opinado Fernández, quien no ve extraño que entre el 40 y el 50 por ciento de las personas que solicitan la prestación de la eutanasia  “fallezcan antes de recibirla”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí