Unicaja dobla beneficios mientras cierra oficinas y recorta en patrocinios y obra social

En los últimos meses, la antigua Caja de Ahorros de Asturias ha cerrado más de una veintena de sucursales en la comunidad y ha dejado sin financiación al Oviedo Club Baloncesto

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Unicaja Banco, la quinta entidad española por volumen de activos tras la fusión con Liberbank, registró en el primer semestre un beneficio neto de 165 millones de euros, lo que supone un incremento del 62 % respecto al mismo periodo de 2021.

El resultado del grupo se apoyó en la recuperación del margen de intereses en el último trimestre, así como en el aumento de los ingresos netos por comisiones, y en la reducción de los gastos de administración y de las necesidades de saneamiento de crédito, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El margen de intereses alcanzó los 501,6 millones de euros, “comenzando a recuperar la senda de crecimiento una vez superada la base del euríbor en terreno negativo”, con un crecimiento en el segundo trimestre del 13,8 % respecto al primero, aunque se situó un 7,6 % por debajo de la cifra registrada un año antes.

Este incremento en el margen de beneficios tiene lugar en el mismo año en el que la antigua Liberbank, a su vez antigua Cajastur, ha anunciado el cierre de 400 oficinas en toda España, 24 de ellas en Asturias, sobre todo en zonas rurales.

Al mismo tiempo, la entidad bancaria decidió el pasado mes de mayo acabar con el patrocinio al Oviedo Club Baloncesto (OCB), dejando al conjunto sin los 125.000 euros que suponían un 15% de su presupuesto.

Asimismo, los trabajadores de Unicaja llevan tiempo denunciando que las oficinas están desbordadas y que los errores de la dirección están siendo pagados por plantilla y clientela. Hablan de colas interminables en unas oficinas congestionadas, clientes malhumorados, ataques de ansiedad por parte de trabajadores que se sienten desbordados ante un programa informático que les da permanentes problemas…Los sindicatos denuncian que la plantilla se está viendo obligada a hacer horas extras para hacer frente a los problemas derivados de una integración informática que califican de “improvisada” y “chapucera”, y en la que ha faltado tiempo y formación por parte de la empresa. 

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí