Chusón

Hablar de él es hablar de sacrificio, de esfuerzo, de entrega, de coherencia, de honestidad, de ejemplaridad y, sobre todo, de amor a un municipio, Langreo.

Recomendados

La semana pasada Jesús Sánchez, portavoz del grupo municipal de Unidas por Llangréu presentaba su dimisión irrevocable. El que fuera alcalde de Langreo durante la anterior legislatura deja la política, después de haber sido acusado de un delito de injurias a un trabajador municipal, en concreto quien fuera presidente de la junta de personal, que se resolvió con una sentencia que, aún siendo absolutoria, fue el detonante para que “Chusón” decidiera irse agotado de luchar contra un sistema perverso.
Afirmaba en su despedida que “cuando tuve la oportunidad de ser alcalde no pude acabar con las redes de clientelismo y amiguismo que había dentro del ayuntamiento. Lo que entendí siempre como un fracaso”. Una afirmación errónea, a mi entender, después de haber tenido la oportunidad de trabajar a su lado durante los últimos tres años.

Hablar de Chusón es hablar de sacrificio, de esfuerzo, de entrega, de coherencia, de honestidad, de ejemplaridad y, sobre todo, de amor a un municipio, Langreo, al que se ha entregado en cuerpo y alma. No se puede hablar de fracaso en un hombre que, en estos tiempos de involución democrática, ha dignificado la política, ya no con palabras sino con el ejemplo. Para nuestra organización, Izquierda Unida, y para el grupo municipal de Unidas por Llangreu, la renuncia de Jesús es un duro golpe, pero en la política, como en la vida, hay que levantarse y seguir trabajando. Y eso haremos, con la cabeza alta y las ideas claras, tal y como él nos ha enseñado. Además, tenemos la fortuna de poder seguir contando con su experiencia y su consejo, ya que los grandes nunca se retiran sino que siguen apoyando y dando empuje desde otro lugar de la trinchera.

Gracias por tanto, gracias por todo.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí