IU Asturies se reivindica como partido de movilización y de gobierno en el día de su militancia

Ovidio Zapico critica el "simbolismo" de Barbón y su "asturianismo folklórico" en el arranque del curso político de la coalición de izquierdas.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

IU sacó pecho este sábado de su poder municipal y e implantación territorial en su acto de arranque del curso político. Celebrada en una de sus plazas fuertes, Grao, Ovidio Zapico, coordinador de la coalición, reivindicó a IU como partido de movilización pero también con voluntad de gobierno, tanto en el ambito municipal como en el autonómico. Para el líder de la formación, IU dejó su impronta en los gobiernos con el PSOE, y sin su presencia el Estado del Bienestar asturiano se ha resentido. “Teníamos un gran sistema sanitario, pero ahora tiene también síntomas de fatiga, y por eso empresas de las privada se están fijando en Asturias, porque notan la debilidad de lo pública”, afirmó Zapico frente a un Barbón al que acusó de estar “refugiado en el simbolismo” y en el “asturianismo simbólico”. Muy crítico con él, como viene siendo costumbre en este último tramo de la legislatura, en la que PSOE e IU ha tenido varios choques, el coordinador y diputado acusó al presidente de haber decepcionado a la sociedad asturiana con una “legislatura fallida”, en la que no ha habido avances sociales y tampoco en la reforma del Estatuto de Autonomía, una de las grandes promesas para su mandato.

El acto, pensado como un homenaje a la militancia, demostró la capacidad de convocatoria que IU sigue manteniendo en Asturies una vez superado el huracán Podemos, si bien entre un público algo más mayor que en el del otro partido de la izquierda alternativa. La relación con los morados ha mejorado estos tres últimos años y no hubo alusiones a Podemos en los discursos. Sin citar a ninguna fuerza concreta, Zapico señaló eso sí, la necesidad de impulsar un frente amplio, todavía por definir, pero para el que ya existe un nombre provisional: Convocatoria por Asturies. La idea, que todavía parece estar madurando, únicamente se apuntó en un discurso centrado sobre todo en denunciar los efectos económicos de la guerra de Ucrania para las clases medias y trabajadoras, señalar el seguidismo de la UE de la política exterior norteamerica, y críticar el continuismo y las inercias del gobierno de Barbón: “bajar del millón de habitantes es un síntoma de la decadencia social y económica”

Ovidio Zapico. Foto: David Aguilar Sánchez

En IU saben que su principal debilidad sigue estando en las grandes ciudades, con una significativa ausencia, Oviedo/Uviéu, donde el partido se quedó sin representación en 2019. Con todo, y a pesar de los problemas internos, Zapico mostró su satisfación por el estado del partido: “Recuperamos fuerza y somos una organización más viva que antes”. El carácter de segunda fuerza municipal en Asturies, con nueve alcaldías, por delante del PP, fue destacado como una de las demostraciones de arraigo, y de que en IU saben gobernar.

Acto de IU. Foto: David Aguilar Sánchez.

Solo la riojana Henar Moreno, de la dirección federal de IU, desentonó en un acto en el que el apellido Zapico fue la nota predominante, con la presencia en la tribuna de otros dos zapicos, José Manuel y Faustino. Este último, secretario general de Izquierda Asturiana, broméo sobre esta coincidencia: “no somos ni familia ni del mismo conceyu”. Tras la intervención del líder de los asturianistas, el secretario general de CCOO centró su discurso en defender los avances sociales del Gobierno de España, en su mayoría pactados con el sindicato, como la Reforma Laboral o los ERTE, al tiempo que pidió a Pedro Sánchez más valentía para avanzar en una reforma fiscal progresiva, el control del oligopolio eléctrico como causante de la inflación o la limitación del precio de los alimentos básicos: “si regulamos el precio de las mascarillas, ¿por qué no también el del litro de aceite?”. Para Zapico el gobierno PSOE-UP se juega su credibilidad con la gente de clase media y trabajadora, y explicó que la decepción y las desigualdades sociales pueden ser “el mayor disolvente para la democracia”.

José Manuel Zapico. Foto: David Aguilar Sánchez

Tras las intervenciones se dió paso al homenaje a los veteranos del PCE e IU y a la espicha de confraternización. También hubo palabras de María José Miranda, de IU Grao, en recuerdo de Teresa Tuñón, recientemente fallecida tras solicitar la eutanasia: “se fue de este mundo como vivió, luchando hasta el final”.

Actualidad

3 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí