Galería: Fiestes Populares, la resistencia al peor San Mateo de la historia

Las casetas de asociaciones en la plaza de la Catedral han tratado de ser por segundo año la alternativa al modelo de festejos privatizado del bipartito.

Recomendados

Andrés Illescas
Andrés Illescas
Es periodista.

Año 2022. Todo San Mateo había sido conquistado por un modelo hostelero y de conciertos de pago. Todo, no. Un grupo de asociaciones resisten con sus casetas, ahora y siempre al modelo del bipartito (PP y Cs). Lo han hecho desde la plaza de la catedral, con oferta de música local, en las llamadas “folixas silenciosas”, donde se reparten auriculares inalámbricos gratuitos a los clientes. En su programación también ha habido un micro abierto de poesía, charlas, noche de comedia y tours guiados.

Una experiencia completamente diferente a la oferta privada y básicamente de carácter hostelero que ha tenido el que comúnmente tildan los ovetenses como “el peor San Mateo de la historia”. Esta impresión la comparte Álvaro Villegas, miembro de la Plataforma Fiestes Populares, uno de los portavoces del oasis cultural generado en la plaza de la catedral.

Juan Álvarez, Manuel Maurín, Diego Díaz, Lupe Bobes y Carlos Lastra. Foto: David Aguilar Sánchez
María Fernández, Sixto Armán y Adán Abajo. Foto: David Aguilar Sánchez
Héctor González. Foto: David Aguilar Sánchez
Alba G. recitando desde el tiovivo. Foto: David Aguilar Sánchez
Público asistente a actividades. Foto: David Aguilar Sánchez
Público asistente a actividades. Foto: David Aguilar Sánchez

“Es el segundo año que estamos aquí. Decidimos participar de este modelo, a pesar de estar en contra de el. Resistimos desde dentro”, subraya. Con colaboración de una decena de asociaciones, Villegas y sus compañeros han conseguido sacar adelante una amplia programación que pretende mantener la esencia de la celebración: “Buscamos que el centro del festejo no sea solo el consumo de bebida y comida”, destacan.

Colocando la polémica pancarta en defensa de La Vega. Foto: David Aguilar Sánchez
La activista Melissa Cicchetti colocando una pancarta en defensa de La Vega. Foto: David Aguilar Sánchez
Público de una fiesta silenciosa. Foto: David Aguilar Sánchez
Una de las fiestas silenciosas. Foto: David Aguilar Sánchez
Público de una fiesta silenciosa. Foto: David Aguilar Sánchez

Sus iniciativas han tenido acogida entre un público muy amplio, que también ha mostrado su rechazo al actual modelo de festejos: “La frase recurrente es que este ha sido el peor San Mateo de la historia. No lo dicen solo aquellos a los que no les gusta el alcalde, sino proveedores, hosteleros y vecinos. Se vio en la manifestación. Hacía mucho que en Oviedo no se veía una concentración tan multitudinaria”, apostilla el portavoz de Fiestes Populares.

Frente a esto, las declaraciones del alcalde, Alfredo Canteli, asegurando que todo va bien. “No nos queda otra que seguir denunciando su gestión, pero viendo sus palabras, no va a haber una respuesta positiva”, concluyen. En Fiestes Populares volverán a plantar la bandera de la resistencia el próximo San Mateo, y confían en que en algún momento se recuperará el espíritu diverso, participativo y popular de las fiestas ovetenses.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí