Estiman pérdidas de casi un millón de euros en los conciertos de La Ería durante San Mateo

Los cálculos de Foro Oviedo apuntan a que los conciertos con mayor afluencia "fueron los tres en los que el Ayuntamiento cedió la taquilla"

Recomendados

Andrés Illescas
Andrés Illescas
Es periodista.

Los conciertos de San Mateo, celebrados en el recinto de La Ería generaron 900.000 euros de pérdidas. Así lo apuntan las estimaciones presentadas esta mañana por el presidente de Foro Oviedo, Carlos Suárez, que se mostró muy crítico con el modelo “para unos pocos” de las recién concluidas fiestas locales. Los datos aportados por la formación indican que la mayor afluencia de público y, por tanto, cuando más se recaudó, fue en las tres actuaciones en las que el gobierno local (PP y Cs) cedió la taquilla por completo a los artistas, a los que, además, pagó un caché.

Suárez se mostró muy crítico con las decisiones del bipartito local, a la luz de las críticas vecinales y de las malas cifras económicas: “Es un gasto que se podría entender si los conciertos hubieran sido gratuitos, de acceso libre y planteados para todos los públicos, pero no con un modelo de pago, con entradas tan caras, que se supone debería haber perseguido un equilibrio financiero”, espetó.

Según las cifras de asistencia, en números redondos, ofrecidas por los diferentes medios de comunicación y desde el propio Ayuntamiento, a la Ería han acudido más de 40.000 personas. “El 60% del total de la afluencia se ha producido en tres de los diez conciertos que, casualmente, han sido en los que la taquilla se la llevaba el promotor y el Ayuntamiento no veía un duro”, evidenció Suárez.

Estimaciones económicas de los conciertos de San Mateo 2022, realizada por Foro Oviedo.

En los siete restantes, según los cálculos de Foro, los ingresos para el Ayuntamiento ascendieron a 420.000 euros. “Muy lejos de lo necesario para cubrir los 1,3 millones de inversión entre cachés de los artistas, montaje de la carpa y seguridad”. Según explicó Suárez, este cálculo se ha realizado con las cifras publicadas “al alza y suponiendo que todo el mundo hubiera pagado entrada cuando por todos es conocido que existen invitaciones”.

Frente a la realidad de este modelo para las arcas municipales, la de los promotores de los tres conciertos en los que la taquilla se sumaba al caché. “Por las entradas los ingresos rozan los 800.000 euros”, alertó el presidente de Foro.

El balance que hace Suárez en lo económico es francamente negativo, por lo que llama a conciertos con entrada libre de casa a los próximos San Mateos. “Está fórmula privada y para unos pocos ha tenido un coste muy elevado sin que los carbayones pudieran disfrutar siquiera de las actucaciones. Cuando estableces un modelo de pago significa que quieres revertir el coste cero, pero con asistencias de 800 o 2000 personas carece de sentido seguir insistiendo en este modelo”, reflexionó.

Recordó a su vez que “este gobierno se presentó a las elecciones diciendo que eran gestores y lo cierto es que con este balance si trabajaran en la empresa privada habrían sido despedidos esta semana de forma fulminante. Queda nuevamente demostrado que están incapacitados para gobernar”.

“Este gobierno se presentó diciendo que eran gestores y en la empresa privada habrían sido despedidos”

A futuro, Suárez llama a recuperar “un modelo festivo similar al anterior, en el que haya espacio para todos, basado en la convivencia y no en el enfrentamiento político. En el que haya conciertos y actividades gratuitas en escenarios céntricos para todos los públicos y más concentrados para evitar grandes desplazamientos frente a un modelo festivo de PP y Cs diseñado para unos pocos y desde el revanchismo político”.

El desglose

Las cifras aportadas por Foro son las que siguen. Por un lado, el recinto (carpas, jaimas, casetas, módulos, WC y seguridad, tuvo un coste de 444.977 euros. El primer concierto (Sofia Ellar, Lérica y Nil Moliner) tuvo un coste en cachés de 90.985 euros, contó con 2.000 asistentes y la taquilla ascendió a 38.000 euros, que ingresó el Ayuntamiento.

La segunda actuación, a cargo de varios músicos de los años 90, tuvo un precio en cachés de 54.450 euros, una asistencia de 9.000 personas y la taquilla ascendió hasta los 315.000 euros, que fueron a parar al promotor. Parecido sucede en el caso del concierto de Leiva, con un caché de 42.350 euros, 6.000 asistentes y 216.000 euros en entradas vendidas que tampoco fueron para las arcas municipales.

El cuarto concierto (Nancys Rubias, La Casa Azul y Fangoria) supuso el pago de 102.850 euros en cachés para un show al que solo acudieron 2.000 personas, dejando únicamente 40.000 euros en entradas, en este caso, sí para el Ayuntamiento. Aún menos público tuvo el recital de Macaco y Rulo la Contrabanda, que solo contó con 800 espectadores, generando 13.600 euros en ingresos de entradas, frente a los 78.650 euros desembolsados en los cachés.

Los Secretos y Hombres G cobraron por su actuación 96.800 euros, pero consiguieron congregar a 7.000 personas, dejando en las arcas municipales 133.000 euros. Le siguió, el día sucesivo, el concierto con artistas de caché más alto. La M.O.D.A y Love of Lesbian obtuvieron 151.250 euros y llevaron a 3.000 personas a La Ería, generando una taquilla para el Ayuntamiento de 81.000 euros.

Estopa, por su parte, cobró 42.350 euros por un concierto que vieron 9.000 personas, obteniéndose 306.000 euros en entradas que no fueron para el Ayuntamiento, sino que se quedaron en el promotor. Loquillo e Ilegales negociaron un caché de 88.330 euros, congregaron a 4.000 seguidores y dejaron en caja por entradas 72.000 euros.

Por último, Álvaro de Luna, Ptazeta y Lola Índigo cobraron 120.950 euros por actuar, tuvieron 2.000 espectadores y recaudaron en entradas 44.000 euros.

Esto deja un balance total de únicamente 421.600 euros en ingresos para las arcas municipales, frente a un gasto de 1.313.942 euros por los cachés de los artistas y las instalaciones.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí