De Kabul a Kiev: “Siete Segundos”, teatro antibelicista en tiempos de guerra

La Madrugada Teatro presenta mañana en la Casa de Cultura de Mieres una adaptación de la obra del autor alemán Falk Richter

Recomendados

Redacción Nortes
Redacción Norteshttps://www.nortes.me
Te contamos lo ocurrido centradas en la periferia.

Cuando la guerra es una realidad se hace imprescindible reflexionar sobre ella para
generar una cultura de paz. Es por ello que La Madrugada Teatro lleva a las tablas
asturianas el espectáculo Siete Segundos
, un alegato antibelicista y antiimperialista del autor alemán Falk Richter.
Mientras Brad, un patriota, pelea por su país, su mujer y sus hijos comen donuts y no intuyen nada, pero nada, absolutamente nada de lo que ocurre fuera de su pequeño mundo, allá en países lejanos. Saben que papá va de caza, caza hombres malos, pero del resto poco saben.

El día 1 de octubre, en la Casa de Cultura Teodoro Cuesta de Mieres, Siete Segundos nos muestra a una ciudadanía aislada en su cotidianidad, que mira a la guerra como un espectáculo televisivo, donde normaliza el dolor ajeno y es incapaz de actuar.

El terror y el miedo sembrado en los conflictos de Iraq y Afganistán se presentan en un
escenario poco común y esperado para los europeos, nuestro propio continente.
Siete Segundos plantea una crítica a las guerras y a “los canallas que las hacen”, en una comedia satírica que pretende sacarnos los colores a todos y a todas los que
miramos hacia otro lado mientras sabemos perfectamente qué sucede en países lejanos
y no tan lejanos.
Una obra posmoderna sobre el capitalismo, el consumismo y las guerras que, pese a
parecernos ajenas, son tan nuestras como las consecuencias que nos llegan de ellas.

Bañada de humor ácido, nos trae a la memoria un paisaje árido, un desértico campo de
batalla de las potencias mundiales, que hoy es el centro de Europa.

Veinte años después del 11-S y en medio de una guerra en Ucrania, Siete Segundos toma
la risa, el exabrupto y la incorrección política para contarnos la historia de cualquier guerra entre países del primer mundo, exportada, como siempre, a la tierra de los más pobres
del planeta.
La Madrugada trae a Asturias una obra llamada a incomodar, también al propio elenco y a
la propia compañía, que durante los ensayos más recientes se ha parado a pensar cómo
la crudeza del montaje puede afectar al público
en este contexto de guerra en Europa, pero que cree firmemente que la cultura debe agitar y remover nuestras conciencias.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí