Las “micronovelas” de Javier Pillastre

El escritor, dj y versatil pluriempleado, debuta con "El relámpago y después el trueno", un libro de cuentos que alterna la comedia con el drama.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

Un aspirante a estrella del porno, un Dj atrapado en una boda “ibicenca” cutre a orillas del Mar Cantábrico, un hombre infiel obligado a convivir con su cuñado, un asesino ex convicto, un hijo que no recuerda la cara de su padre muerto… Estos son algunos de los puntos de partida de “El relámpago y después el trueno”, el libro de relatos con el que a sus cincuenta y bastantes, no daremos más detalles, debuta Javier Pillastre en la literatura. Lo hace después de medio siglo leyendo, y algunas décadas menos haciéndonos bailar con sesiones músicales alegres y desprejuiciadas en diferentes locales de la noche asturiana. Y es que como explica el propia Pillastre, “ser dj es como ser cura rural, va de dar a la gente lo que quiere, pero sobre todo, lo que no sabía que necesitaba”.

Aunque técnicamente estemos ante un libro de relatos, Pillastre sostiene que lo suyo más que cuentos son micronovelas, porque siempre es incapaz de acotar las historias como exige la técnica canónica del cuento, y rápidamente los argumentos y las ideas se le desmadran a situaciones y estructuras más complejas, así que necesita poner límites y “pastorear a los personajes como si fueran ovejas”.

Lector y relector voraz, siempre lo hace inmediatamente después de terminar una novela que le ha volado el cerebro, llevaba años barrutando la posibilidad de contar sus propias historias. Natural de Feleches, Siero, pero afincado desde hace años en Xixón, con vistas al mar, antes de ser viejoven promesa de las letras asturianas fue empresario, fontanero y monitor de natación, entre otras muchas ocupaciones. Un buen saco de vivencias que ahora se cuelan por las rendijas de sus ficciones, a veces sin demasiado disimulo, como en el relato “Copacabana”, en el que un Dj en apuros se ve en la difícil tesitura de tratar de mantener un equilibrio entre su dignidad musical y los gustos de los invitados a una boda que le reclaman a gritos lo último de Enrique Iglesias.

Javier Pillastre y Leticia Sánchez en La Llocura. Foto: Iván G. Huerta

Este domingo el escritor presentó en La Llocura de Mieres su primera obra, editada por Pez de Plata, en un vermut literario al que siguió una sesión musical ameinzada por el propio Pillastre en su faceta de Dj. La memoria, la identidad o el conflicto entre el individuo y las normas, son algunos de los temas de un autor que alterna la comedia y el drama, y que en palabras de la escritora Leticia Sánchez, escribe de un modo en el que “es difícil salir indemne de la lectura de sus cuentos”. Sánchez que fue su profesora en un taller de escritura al que Pillastre se apuntó porque, según sus propias palabras “no tenía nada mejor que hacer los lunes”, afirmó en la presentación de “El relámpago y después el trueno”, que se trata de un descubrimiento literario, que ha venido para “estar y permanecer”.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí