“Yo me presenté con un proyecto educativo de mejoras, y no puedo llevarlo a cabo”

La directora del Colegio Cervantes, de Cerilleru, Xixón, dimite por la falta de recursos para su centro.

Recomendados

Marta Rogia
Marta Rogia
Periodista, abogada, guionista. Cinéfila y apasionada de la radio, a la que he prestado voz mucho tiempo. Continúo con mi búsqueda de la autenticidad mediante narraciones que nos conecten a través de la emoción.

Geles García Álvarez (Saliencia,Somiedo, 1958) posee una amplia trayectoria en el ámbito educativo, ha ejercicio de profesora durante treinta años y los últimos once ha dirigido el Colegio Público Cervantes de Gijón. Pero en este inicio académico denuncia la falta de recursos para su centro y ante la negativa del Principado a aportar soluciones, ha presentado su dimisión, secundada por la renuncia de la secretaria. A sus quejas se unen las de la Asociación de Familiares de Alumnos del Colegio Público Miguel de Cervantes de Gijón, las de la ONG Mar de Niebla y la concentración en apoyo de sus reivindicaciones del miércoles, 5 de octubre.

¿En qué estado se encuentra su solicitud de dimisión?

El viernes tuve reunión con la directora general de Personal, Eva Ledo, que depende de la Consejería de Educación. Me dijo que el fin de semana quería darle una vuelta y que ya me comentaba algo. El lunes me explica que la posición de la Administración del Principado de Asturias es la misma. Así que registro mi solicitud el lunes y me la admiten el martes. Ya soy oficialmente exdirectora.

¿Cuáles son los motivos de su renuncia al puesto?

Llevo 30 años en el Colegio. Empecé en el curso 92-93 y como directora llevo 11 años. Yo me presenté con un proyecto educativo que mejorase al alumnado, pero también al barrio con una perspectiva comunitaria y no puedo llevarlo a cabo. Es un modelo que no se parece en nada al de otros colegios. Este modelo implica que no se le pueden dedicar los mismos recursos que para otro tradicional, porque, además, nuestro alumnado procede en un porcentaje muy alto de personas más desfavorecidas; lo típico que se dice de que el código postal incide en el aprendizaje y la zona del Cerillero es, junto con El Llano, la de renta más baja de la ciudad. Eso requiere una dotación de recursos humanos para poder trabajar adecuadamente. Pero la Consejería no lo tiene en cuenta, aplica sus ratios, sus números y dice que con 200 alumnos, esto es lo que corresponde, no me pregunta qué tipo de alumnado tengo. Da lo mismo a este colegio que a otro que esté en Viesques, donde los padres son ingenieros o médicos. Sin embargo, en la ley de educación se habla de la equidad y de dar respuesta a cada uno según sus necesidades, pero esto no se aplica a los centros de enseñanza y cada centro debería tener los recursos para sus necesidades. Este año han aplicado esta medida a rajatabla y dicen que nos sobra profesorado y aunque tenemos un grupo más, no nos ha llegado el profesor correspondiente, sino que nos sobran horas. Se dio también la circunstancia de que la jefa de estudios estaba de baja y mandaron alguien a media jornada y que yo, como directora, asumiera esa parte que faltaba. Y sí, les encanta nuestro proyecto, nos llaman de todos los sitios. Fue el único colegio de España que estuvo en la Cumbre Europea de la Educación. También hemos tenido intervenciones en congresos o hemos recibido visitas pedagógicas para ver nuestras prácticas. Tenemos un premio de Igualdad, donde se pone en valor las profesiones femeninas o actuaciones reconocidas en el campo STEAM. Todo esto lo ven, nos aplauden, pero este año, según dicen, hay pocos recursos y hay que recortar.

“Fue el único colegio de España que estuvo en la Cumbre Europea de la Educación”

¿A qué áreas afectan esos recortes?

Son recortes de personal, pero tampoco han convocado programas de innovación que nos proporcionaran recursos económicos. Durante todo el curso 2021-22 no convocaron ninguno, cuando otros años convocaban hasta cuatro o cinco programas. Esa dotación económica ya está perdida. Y los recortes de personal suponen una plaza y media menos de profesores. Sin embargo, la ley de educación dice que los colegios tienen que trabajar por proyectos, que se aprendan su propia norma; además exige que deban coordinarse entre el profesorado, enseñar competencias del siglo XXI y aplicar metodologías innovadoras. Todo eso es papel, que todo lo aguanta, pero hay que hacerlo y las dotaciones no llegan y resulta inviable. Esas horas que ellos dicen que nos sobran hay que dedicarlas a la elaboración de materiales propios y a coordinarnos. Por ejemplo, con el alumnado que tiene necesidades especiales, ya no sale el niño, entra el profesor al aula para darle el apoyo específico y para ello antes tiene que haberse coordinado conmigo. Pero para esas cosas no prevén tiempo. Ellos creen que son muy equitativos dando a todos por igual, pero no se puede tratar por igual a los colegios; es como los impuestos, se deben pagar por niveles de renta. Y no entiendo cómo no son capaces de ver que hay colegios que estamos más avanzados, que nos deberían apoyar, ayudar y que sirvamos de guía para otros. En Euskadi tienen ese modelo implantado en algunos colegios.

Geles García Álvarez, directora del CP Cervantes FOTO: Luis Sevilla

Explíqueme en qué es innovador el colegio

Somos el único colegio que existe en Asturias-en España hay veinte- que pertenece a lo que se llama la red de escuelas changemarker, escuelas para cambiar el mundo, de la Fundación Ashoka, que ha sido reconocida como una de las cinco mejores del mundo en emprendimiento social. El creador de la red fue Premio Príncipe de Asturias de Cooperación en 2011. Es con esa filosofía de formar al alumnado para que impacte en el entorno, con la idea de mejorar el mundo, aunque suene así tan rimbombante. Nosotros desde esa perspectiva es como planteamos el proyecto educativo, para incidir en la comunidad e implementar metodologías activas e innovadoras acordes con el tiempo en el que estamos. El colegio no usa libros de texto, trabajamos por proyectos, entonces todos los materiales son de elaboración propia, hechos por el profesorado. El alumnado de tercero a sexto está totalmente digitalizado, todos tienen un chromebook que llevan y traen a su casa. Esa es nuestra metodología. Aparte, tenemos un montón de reconocimientos: dos premios europeos, el BeActive que nos lo dieron en Marsella en 2017 y es por la promoción de la actividad física y la salud, algo que en la nueva ley de educación y en los objetivos de la Consejería están muy marcados por el desarrollo de la Agenda 2030. El otro fue en Bruselas en 2016 sobre educación vial y movilidad sostenible, relacionado con la bicicleta. Nosotros ya por aquel entonces nos desplazábamos así, yo creo que éramos el único colegio que lo hacía y a día de hoy, como estamos ubicados en la Calzada, a 4 km del centro, cuando tenemos que bajar hasta allí al teatro o a FETEN, lo hacemos en bicicleta. No contratamos transporte porque esos son nuestros valores. Tenemos una escuela de comunicación, con un convenio con el diario El Comercio, hay taller de comunicación y escuela de periodismo. Entendemos que para desarrollar el área lingüística y hacerlo de una manera real y competencial, esa es la mejor forma. Ellos hacen presentaciones, ruedas de prensa, hablan en público, trabajan el lenguaje verbal y no verbal. También tenemos talleres de debates de diversos temas. Igualmente, desarrollamos tertulias dialógicas y grupos interactivos, en estos últimos entran las familias a trabajar conjuntamente con el adoctrinado.

“Me duele particularmente que esta política educativa proceda de un partido socialista”

Así que aparte de trabajar por proyectos, que ya es innovador, también existe una metodología muy específica

Aplicamos el aprendizaje cooperativo, que supone que las mesas están agrupadas de cuatro en cuatro, de forma que puedan trabajar en equipo. También tenemos las actuaciones educativas de éxito que son las tertulias dialógicas literarias que inciden en los valores de la cultura universal. Igualmente, los grupos interactivos, donde se trabaja por estaciones, ejemplo, en matemáticas, en una mesa están haciendo cálculo, en otra están resolviendo problemas y luego rotan y aquí lo innovador es que metes a la comunidad y en cada mesa tienen que haber un adulto, que procede de las familias. La explicación la hace el profesor y el familiar voluntario dinamiza y también así entiende de lo que hacemos en el colegio; queremos que ellos sean parte de nuestro sistema educativo, son procesos participativos que crean comunidad. También colaboramos mucho con las entidades sociales de la zona, especialmente con Mar de Niebla y también con las culturales y deportivas del barrio. Otra innovación es que nuestros proyectos son de aprendizaje y servicios, que generan una transformación en la comunidad. Por ejemplo, hubo un año que creamos un proyecto llamado ‘No Plastic’ y culminó recorriendo todos los negocios del barrio para concienciarlos de cambiar el uso de bolsas de plástico por bolsas de papel.

Geles García Álvarez, directora del CP Cervantes FOTO: Luis Sevilla

¿Es un nuevo modelo de educación para un nuevo siglo?

Sí, eso es. Esta perspectiva está recogida en la normativa actual. La pena es que la nueva ley de educación nace muerta por falta de recursos. Es una ley muy buena en el papel y adaptada a las necesidades de la sociedad actual, pero nace muerta porque no viene acompañada de los recursos ni de la formación al profesorado. Nosotros para estar aquí donde estamos, tenemos que formarnos, visitar centros de otras Comunidades Autónomas, incluso en Asturias, pero eso fue todo formación personal nuestra.

Volvamos al inicio, ¿qué impacto tiene su dimisión en el funcionamiento del colegio?

Pues no ha servido de nada. Han nombrado a otro director, pero va a seguir con los mismos recursos. La Administración tiene la potestad de obligarte a asumir ese cargo y la Inspección puede nombrar a cualquier miembro del claustro y tiene que cogerlo. Mi dimisión no ha solucionado nada, lo único que esa persona le imprima otro estilo de funcionamiento o de utilización de los recursos. Yo tenía un proyecto educativo y con los recursos que me daban, no podía desarrollarlo. Entonces, bueno, tal vez exista otra persona con otro proyecto educativo que sí pueda hacerlo. Yo paso a ser una extra más, con mi especialidad de Educación Física y daré también Lengua y Matemáticas. Yo creo que como con esos recursos es imposible hacer lo mismo, eso repercute en la calidad de la enseñanza. Además, no estoy muy a gusto con la falta de sensibilidad en la forma de notificármelo, a través de un frío email y ni una llamada. Y me duele particularmente que esta política educativa proceda de un partido socialista. Yo a mi alumnado les fui explicando un poco todo, porque hubo una sentada reivindicativa y les dije que el aprendizaje de hoy era que no se callaran ante las injusticias, hay que ser críticos, no podemos callar ante las injusticias si queremos cambiar el mundo.

Actualidad

2 COMENTARIOS

  1. Pues yo fui a la jornada de puertas abiertas y salí de allí corriendo a matricular al guaje en otro cole. Aprenderán s hablar en público y en la radio, pero los contenidos básicos son minimos y tanto trabajan en equipo que son incapaces de resolver problemas trabajando individualmente, así que cuando se trasladan a otro centro o pasan al instituto la ostia es tremenda. Tanto premio europeo y no es oro todo lo que reluce

  2. Menos mal que se presentó con un proyecto de mejoras porque desde que cogió el cole ha ido cuesta abajo y sin frenos. El nivel de los alumnos es paupérrimo y el colegio no tiene otra cosa mejor que hacer que pedir dinero a las familias después de haber decidido eliminar el banco de libros que tenían.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí