Panduru recicla el pan que no te comes

El obrador fundado por Ana Marcos y Elena Álvarez, y que reutiliza pan duro para hacer postres, busca aportaciones para dar un nuevo salto adelante.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

En España se tiran 49,5 millones de kilos de pan al año. Un desperdicio alimentario que inspiró a Ana Marcos Álvarez y Elena Fernández Suárez a producir de manera profesional algo que siempre se había hecho en todos los hogares: reciclar el pan duro haciendo postres. Torrijas, picatostes, borrachinos…. El recetario tradicional está repleto de dulces que aprovechan el pan duro. De esta idea surge en 2020 Panduru una empresa asturiana de la economía social y solidaria que recicla pan, evitando que acabe en la basura, y lo transforma en galletas, bizcochos o tartas.

Además de como obrador, Panduru da talleres creativos, dirigidos a familias, centros educativos, asociaciones y empresas, con el objetivo de explicar a la gente qué pueden hacer para tirar menos comida, tanto organizando mejor su despensa como aprendiendo a reciclar los alimentos con recetas sugerentes y divertidas. “Producir comida para que acaben en la basura, mientras millones de personas pasan hambre es, además de insostenible, profundamente injusto” explican Ana y Elena, que recuerdan que producir harina también genera emisiones de gas de efecto invernadero, consume agua y territorio. Por eso, esta pedagoga y esta psicóloga metidas a reposteras con conciencia consideran imprescindible que la sociedad se tome en serio que combatir el cambio climático también pasa por reducir el desperdicio de alimentos. No está el planeta como para andar tirando a la basura lo que ha costado tanta energía y materia producir y transportar.

Ana Marcos y Elena áLvarez

Tras un poco menos de dos años en activo Panduru busca aportaciones económicas para seguir creciendo y hacer llegar a más lugares un producto que a día de hoy se comercializa en unos cuantos puntos de la geografía asturiana. Por eso ahora la S.L pone en marcha una campaña en Goteo para recoger donaciones que le permitan ampliar capital sin endeudarse. El objetivo es financiar la compra de un nuevo horno y un frigorífico industrial entre otros elementos necesarios para ampliar la producción. La campaña permite aportaciones desde 25 a 500 euros, con recompensas que van desde lo simbólico a cestas de productos o talleres de repostería. Estará abierta hasta mediados de noviembre.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí