Primarias reñidas en el PSOE ovetense con la Ronda Norte como telón de fondo

Ricardo Fernández y Carlos Llaneza coinciden en la crítica al protocolo de La Vega, pero discrepan en la necesidad de una autopista en la ladera del Naranco.

Recomendados

Diego Díaz Alonso
Diego Díaz Alonso
Historiador y activista social. Escribió en La Nueva España, Les Noticies, Diagonal y Atlántica XXII. Colabora en El Salto y dirige Nortes.

El domingo tendrá lugar la segunda vuelta de las primarias del PSOE ovetense. Aunque sigan tratándose de unaas elecciones de guante blanco, sobre todo en comparación con otros procesos electorales internos bien cercanos, bastante más crispados, en los últimos días ha saltado alguna chispa entre ambas candidaturas a costa de la integración de Natalia Santa Bárbara en el equipo de Carlos Llaneza. Aunque a priori Santa Bárbara y Llaneza no tenían demasiados puntos en común, los votos de esta podrían dar un vuelco en unas primarias que el domingo pasado parecían ganadas por Ricardo Fernández. El concejal socialista ha criticado en sus redes un pacto que considera no toca ahora, ya que la lista electoral no se confecciona en estas primarias, sino en un proceso posterior. Más allá de estas cuestiones procedimentales, resulta difícil saber si habrá un trasvase automático a Llaneza de los votos que la altleta y concejala recibió el pasado domingo. También si aumenterá o disminuirá la participación con respecto a la semana pasada: rondó la mitad del censo.

Con respecto a los grandes temas de ciudad, ambos candidatos comparten el rechazo al protocolo de La Vega, que tanto Fernández como Llaneza consideran desmembra la fábrica y afecta a su patrimonio. Se trata de un tema que produce roces con el Gobierno asturiano, que pactó el plan, que prevé 1.000 viviendas, con Defensa y Ayuntamiento ninguneando a los socialistas carbayones.

Ricardo Fernández. Foto: Iván G. Fernández

Ambos aspirantes discrepan sin embargo en un tema fundamental, la Ronda Norte. Llaneza, presidente de la asociación Manos por el Naranco, es un firme opositor a la autopista, y está haciendo del urbanismo sostenible una de las banderas de su campaña. Frente a quienes en el PSOE sostienen la necesidad de la autopista, como el ex alcalde Wenceslao López, el presidente Adrián Barbón y su consejero Alejandro Calvo, Llaneza coincide por el contrario con las asociaciones vecinales y ecologistas que apoyan las alternativas a los problemas de tráfico que no toquen el monte, como la vía rápida de La Pixarra, la ampliación del puente de Nicolás Soria y un nuevo enlace entre Ciudad Naranco y la autopista AS2. Es también la posición de Somos Oviedo/Uviéu, IU y Foro. Fernández en cambio defiende las alegaciones presentadas por el grupo municipal al proyecto, alegaciones que suavizan pero no cuestionan la necesidad de la infraestructura, con una gran contestación social en Oviedo/Uviéu. El ex concejal de seguridad ha lanzado en campaña otra propuesta: consultar a la ciudadanía en un referéndum.

Carlos Llaneza con el Naranco al fondo. Foto: David Aguilar Sánchez.

Se da la circunstancia, por cierto, que tanto uno como otro candidato son vecinos de zonas de Oviedo/Uviéu cercanas al trazado de la Ronda Norte. Llaneza, de Vallobín, Fernández de San Claudio/San Cloyo. Comparten ambos también tradición republicana familiar, un estilo político tranquilo y sosegado, y su implicación en el asociacionismo. Fernández es miembro de diferentes entidades cívicas, masón, e historiador de la masonería, asunto del que es especialista universitario. También es conocido por sus posiciones laicistas. Llaneza, procedente en cambio del cristianismo progresista, es muy conocido más allá de los círculos socialistas por sus colaboraciones en La Nueva España a propósito de temas locales. Es además autor de varios libros sobre la historia de Oviedo/Uviéu y ha hecho de la defensa del Naranco y de la divulgación de su patrimonio natural y cultural una de sus pasiones vitales. Desde Manos por el Naranco promovió durante el tripartito la recuperación de la tradicional Jira al monte, y ha colaborado también con el RIDEA en temas relacionados con este espacio natural que reivindica siempre que puede.

Tanto uno como otro están apoyados por ex alcaldes socialistas, Wenceslao López en el caso de Fernández, Antonio Masip en el de Llaneza. La relación política de López y Masip nunca ha sido buena, y su tradicional enfrentamiento parece repetirse una vez más en la AMSO. En las últimas elecciones el PSOE pasó en la capital asturiana de 5 a 8 concejales, pero el bloque progresista no sumó lo suficiente como para repetir gobierno.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí