“Cuando se necesitan políticas de rescate social, Avilés pretende subir el recibo del agua un 10,6%”

La portavoz de Cambia Avilés explica que la presión ha llevado al PSOE a retirar provisionalmente la aprobación de la nueva tasa municipal

Recomendados

Marta Rogia
Marta Rogia
Periodista, abogada, guionista. Cinéfila y apasionada de la radio, a la que he prestado voz mucho tiempo. Continúo con mi búsqueda de la autenticidad mediante narraciones que nos conecten a través de la emoción.

Sara Retuerto (Avilés, 1987) es la portavoz del grupo municipal Cambia Avilés, con quien ha iniciado, desde el día 15 de octubre, una campaña informativa para que la ciudadanía y los comercios conozcan que se les puede subir el recibo del agua y los motivos. El día 21 figuraba en el orden del día municipal la aprobación de una subida del coste del agua, pero se retiró del debate ese punto ya que el Gobierno no contaba con los apoyos suficientes para aprobarlo y así abre una negociación con otros grupos para tratar de sacar esta propuesta más adelante.

Llevan unos días repartiendo folletos con lo que denominan ‘el atraco del agua en Avilés’. Explíqueme en qué consiste esa actuación municipal que critican

Iniciamos esta campaña con folletos para la ciudadanía y repartiendo carteles entre los comercios para que se enteren de lo que se quería aprobar el día 21 de octubre en el pleno municipal. En un contexto de crisis, cuando se necesitan medidas de rescate social, de limitación de los beneficios como se está tratando de hacer en el ámbito estatal con las eléctricas o la banca, aquí el Partido Socialista hace lo contrario y busca un aumento del 10,6% en el recibo del agua para los avilesinos y avilesinas. Manda más en el Ayuntamiento Asturagua -empresa concesionaria de la gestión del agua- que el PSOE; lo que plantea la empresa va a misa, no se discute y lo que nosotros reivindicamos es que la decisión última es de la corporación municipal. En lugar de que los beneficios sean para la mayoría social, que no se tenga que pagar más de recibo, se llenan los bolsillos de una multinacional a la que ya se le dieron el año pasado dos millones de euros del remanente.

Esos dos millones que se le pagan a Asturagua proceden de un canon por un préstamo que la empresa hizo al Ayuntamiento en un momento en que el euríbor estaba alto y que luego bajó, con lo que los ingresos eran menores; la tasa interna de retorno (TIR) implica que todo beneficio por debajo del 4,48% se interpreta como un desequilibrio económico para la adjudicataria que debe ser compensado. ¿Cómo está la situación ahora?

Sí, por eso en esta campaña hemos querido seguir un orden cronológico para explicarlo. Todo deriva de la privatización del agua a una multinacional que tiene atado de pies y manos al PSOE, porque lo que dice la empresa es lo que vale. Y las consecuencias de esa privatización, son en primer lugar esos dos millones de euros, pero, ojo, el contrato está ahí y se le prevén 25 años de concesión. Y con consecuencias como el aumento del recibo tanto a los particulares como a los comercios o pymes a partir de enero de 2023.

Hace casi un año, en una entrevista concedida a NORTES por Llarina González, concejala de Cambia Avilés, ya explicaba que quedaban otros 14 millones pendientes de abono en los 25 años de tiempo total de contrato. Pero me está indicando que la decisión final con respecto a esto es de la corporación municipal ¿Qué solución podría darse?

Cuando el PSOE dice que hay que cumplir el contrato, nos debemos plantear que se trata de cláusulas abusivas. Nosotros las recurrimos en el juzgado y estamos pendientes de sentencia. Y ahí está el quid de la cuestión, lo que se establece en ese acuerdo es que la empresa siempre gana, da igual lo que pase, porque ahora los tipos de interés están subiendo y así todo se va a subir el recibo. Eso de que el contrato hay que cumplirlo no nos vale, porque negociaron unas cláusulas que podríamos equipararlas con lo que pasó con las hipotecas, tipo cláusula suelo, gastos de constitución de la hipoteca. Bueno, sí, es un contrato que la persona que quería adquirir una vivienda firmó, pero más tarde se demostró que esas cláusulas eran abusivas. Y aquí, de manera similar. Estamos viendo que vamos a tener que pagar años por la irresponsabilidad que cometieron los concejales de aquel mandato por hacer ese contrato. Si está pactado por contrato pero los concejales votan en contra, no sale. Cuestión aparte es que la empresa decida ir a los tribunales y lo reclame porque está firmado, pero los concejales tienen la capacidad de tirarlo abajo. En Gijón votaron en contra de la subida al canon del agua.

Sara Retuerto, de Cambia Avilés FOTO: Tania González

Bueno, pero la gestión del agua en Gijón no tiene ver con la avilesina

Ya, que allí existe una empresa municipal de aguas, pero el principio es que la derecha vota en general una bajada de impuestos y aquí es al contrario, por eso hacemos una llamada a la coherencia del PP y de Ciudadanos.

Si los concejales quieren incumplir el contrato existe el riesgo de meter al Ayuntamiento en juicios

Sí, ¿y qué? Estamos hablando de un bien básico como es el agua. En temas de personal, el Ayuntamiento recurre y va a juicio. Además, si el año pasado se le dieron dos millones de euros, el Gobierno debería tener un margen de negociación para apretar a la empresa y decirle que la gente lo está pasando mal y no subirle ese 10,6% del IPC.

Ustedes han presentado un recurso contencioso-administrativo para romper ese contrato, ¿qué saben al respecto?

Nosotros por responsabilidad política lo llevamos a juicio y presentamos el recurso hace unos ocho o diez meses. Estamos a la espera de la sentencia. Calculamos que llegará sobre noviembre o diciembre y aunque es un tema con complicación, nuestro recurso está muy bien planteado. Sería muy buena una resolución favorable por el impacto en la ciudadanía, aunque no hemos de olvidar que si ellos pierden también pueden recurrir. De momento, hoy, fruto de nuestra campaña y la presión de nuestro grupo político han retirado la propuesta de subida del canon.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí