Marisa Valle Roso: de la tradición a la contemporaneidad

La langrena actuará este viernes a las 20.00 en el Nuevo Teatro de La Felguera

Recomendados

Víctor Guillot
Víctor Guillot
Víctor Guillot es periodista y dirige el Centro de Interpretación del Cine en Asturias. Ha trabajado en La Nueva España, Asturias 24, El Pueblo de Albacete y el diario digital migijon. Colabora en la Cadena Ser. Su último libro, junto a Rubén Paniceres, se titula "Ceniza a las cenizas. David Bowie y la revolución visual de la cultura pop" (Ed. Rema y vive).

A caballo entre el folklore y el sintel, entre la tonada y el pop, entre Violeta Parra y Chavela Vargas, Marisa Valle Roso presenta este viernes en el teatro de La Felguera su disco, Lo fugaz, el tercer Lp de su carrera publicado en enero de este año.

La langreana toca en casa. Desde que sacara a la luz De lo fondero l´alma en 2012 hasta hoy, su evolución ha transitado desde la canción tradicional asturiana hasta el pop. Se diría que sus canciones se han despojado de los sonidos propios del folk de la tierra pero se han ceñido a las estructuras de tonada, como un sistema que admite melodías electrificadas, sonidos pop más vanguardistas, con más recursos para la imaginación, que otorgan en conjunto una nueva dimensión a la canción asturiana, conectando con la revisión del repertorio y los sonidos tradicionales que una parte del indie ha decidido explorar a partir del folclore de diferentes territorios de España.

El indie ha encontrado en el folk regional la manigua musical con la que llevar el sonido indie de cantautor a nuevos espacios. Marisa Valle Roso y Rodrigo Cuevas en Asturias, Xoel López y Pablo Lesuit en Galicia, o Vetusta Morla con su último disco Cable a tierra, han encontrado en la tonada, la cumbia o la jota respectivamente, nuevas formas de expresión del pop capaces de conectar con el público, celebrando un mestizaje donde el sonido identitario y el pop alternativo encuentran su terreno. El fenómeno no es nuevo. El rock español, después de asimilar el folk USA firmado por Hank Williams o Dylan, depositó su atención en el folclore latino. Nacho Vegas ya había hecho suya alguna canción de Violeta Parra en Violética y Jorge Drexler no le iría a la zaga, iniciando esa exploración hace ya dos décadas. Andrés Calamaro ya había dejado señales en El salmón de cómo también se había dejado seducir por los ritmos latinos y, especialmente, por el tango. Santiago Auserón había explorado antes que ningún otro las posibilidades del son cubano desde que publicara La canción de Juan Perro. Sólo había que romper el muro del prejuicio para que las discográficas accedieran a ello.

Lo fugaz ha sido producido por Charlie Bautista. Quienes los vieron juntos en el concierto 25 aniversario del Sonorama Ribera interpretando Valiente de Vetusta Morla pudieron comprobar la complicidad de ambos. Bautista toma el testigo en la producción de su último disco, ofreciendo una riqueza sonora que lleva la voz de Valle Roso hacia nuevos registros donde confluyen la contemporaneidad y la tradición.

La langrena actuará este viernes a las 20.00 en el Nuevo Teatro de La Felguera dentro del programa Dinamiz-ART del el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, enfocado a generar una oferta cultural amplia en los municipios ubicados en zonas de transición justa.

Actualidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí